Comentario al Evangelio del

Pablo Largo, cmf

Queridos amigos:

También hoy podemos hablar del tiempo y de la impaciencia. Hay veces en que esta nos lleva a reclamar resultados inmediatos (o casi) y deslumbrantes. Y cuando los procesos requieren tiempo nos puede invadir el cansancio y renunciamos. Visitando hace años en Murano, cerca de Venecia, un taller donde se soplaba el vidrio, pudimos ver el proceso de fabricación artesanal de una vasija. El guía dijo que se necesitaban doce años para alcanzar la maestría necesaria para dominar el oficio. Es de suponer que habrá grados en el adiestramiento en esta técnica, pero hace falta tiempo, mucho tiempo, mucho ensayo y error, hasta convertirse en un soplador cualificado.

Estamos de acuerdo con la sentencia que dice: «Atajar al principio el mal procura, / que si llega a echar raíz tarde se cura». La dilación en corregir defectos propios, que se vuelven hábitos inveterados, no es en absoluto aconsejable. Ya decía, a otro propósito, Lope de Vega: «Siempre mañana y nunca mañanamos». De ahí que en este terreno sean buenas las prisas, la presteza, pero también la paciencia, pues esas malas hierbas son tenaces y no se extirpan en menos que canta un gallo.

Los revolucionarios están reñidos con el tiempo, pero no porque dejen para el día siguiente los cambios que se pueden llevar a cabo hoy; es más bien porque quieren alcanzar hoy los logros que solo se pueden conseguir mañana y porque se les hacen insufribles los ritmos y modos del artesano del vidrio en su aprendizaje y en su práctica. Ávidos de instaurar la sociedad nueva, el orden nuevo, la ciudad nueva y de alumbrar el hombre nuevo, recurren a la violencia y el terror para eliminar cuanto perciben como rémora para el cumplimiento de su delirio. El resultado es la desolación general, que se lleva por delante trigo y cizaña. Dios tiene otros tiempos y otros métodos.

Una coletilla: la Iglesia no puede ser aquí y ahora una Iglesia de los puros, de los impecables (que corren el riesgo de volverse implacables). Es una Iglesia de pecadores en que cada uno está llamado a llevar la carga del otro.

Vuestro amigo
Pablo Largo

Comentarios
R.VELIN R.VELIN
el 28/7/14
Jesus explica la parábola de la cizaña el mundo es el campo,la semilla los ciudanos.los segadores los angeles,concluye diciendo así sucedera en el final de los tiempos seremos separados unos a la derecha y otros a la isquierda unos iran al cielo otros al infierno,además la iglesia no es de puros es tambien de pecadores por lo tanto Dios nos llama a la conversión diaria a unos antes a otros más tarde solo hay que esperar el tiempo del Señor El es el dueño y sabe todo y nos da lo que merecemos por tanto somos llamados a la santidad al final seremos juzgados por los hechos de vida de caridad .Que mamita virgen nos enseñe a descernir lo que viene del mal y de Dios
Me gusta 0
pekebbe pekebbe
el 29/7/14
Esforsemosno por acer el bien..
Me gusta 0
miguel miguel
el 29/7/14
Metí las patas en mi trabajo parece, hoy pueden que me echen, lo hice porque me lleve por mis pasiones me convertí en cizaña solo le pido a Dios que pueda pagar el precio
Me gusta 0
miguel miguel
el 29/7/14
Metí las patas en mi trabajo parece, hoy pueden que me echen, lo hice porque me lleve por mis pasiones me convertí en cizaña solo le pido a Dios que pueda pagar el precio
Me gusta 0
Carmen Carmen
el 29/7/14
Siempre debemos estar atentos a las versiones del Evangelio y seguir la línea de discernir lo malo y quedarnos con buenas acciones y practicarlas con los demás
Me gusta 0
Berlys Berlys
el 29/7/14
Hay veces que queremos los resultados inmediatos, y si no los tenemos nos desesperamos, en esas desesperaciones esta la cizaña que siempre va a estar para que no seamos la buena semilla, esa semilla que da frutos, que da vida, el trigo que Dios quiere de nosotros, siempre debemos estar confiados que Dios nos da la fortaleza y la paciencia.
Me gusta 0
jaime ramirez jaime ramirez
el 29/7/14
Mis mas queridos y amados hermanos en Cristo Jesús, esta lecturas nos invitan a reflexionar sobre nuestro comportamiento, como esta nuestra vida frente a esta palabra, con quien nos podemos comparar, con el trigo o la cizaña, es tiempo oportuno y la misericordia de Dios es infinita y nos da la oportunidad para cambiar nuestra conducta y si así lo queremos bajo la luz de la palabra podremos tener la gracia de resucitar en el ultimo dia para alabar y bendecir a nuestro Dios dia y noche. Que el padre celestial por medio de su hijo Jesucristo nos conceda esa gracia, a ti y a mi. Amen.
Me gusta 0
F.DELCID F.DELCID
el 29/7/14
Creer en la resurrección al final de la vida, es nuestra esencia como cristianos, saber que Cristo es la resurrección y la vida ese es el fundamento de nuestra. Por lo tanto debemos salir al encuentro de Jesús como lo hizo Marta, creer en él, la cercanía de que ella tenía con Jesús, le daba esa confianza de pedirle lo que su corazón anhelaba, por lo tanto nosotros debemos mantenernos cerca de Jesús para que él calme las angustias de nuestro corazón y nos de la paz que Jesús transmite, esa armonía de hermanos, de saber que nos escucha y que esta ahí para tendernos sus abrazos y amarnos.
Me gusta 0
CESAR CANO CESAR CANO
el 29/7/14
tenemos sembrada la semilla buena en nuestros corazones, ya conocemos la diferencia del bien y del mal, no dejemos que la sisaña cresca entre nosotros mismos no seamos sisañosos, evitemos hablar mal del prójimo.
Me gusta 0
jhon_vzla jhon_vzla
el 30/7/14
si hermanos, tengamos paciencia, y esa paciencia llena de amor junto a jesus!! en estos tiempos que tanto necesitamos de su amor... lo esperamos y tenemos que estar en el camino del bien para poder disfrutar de su gloria!! amen
Me gusta 0
maria mercedes maria mercedes
el 30/7/14
CUANDO VENGA EL DIA DEL JUICIO LAS GAVILLAS DE CIZAÑA SERAN ARROJADAS AL FUEGO Y EL TRIGO RECOGIDO EN SUS GRANEROS
Me gusta 0
maria mercedes maria mercedes
el 30/7/14
como buena tierra haz que esa semilla de amor llegue hasta nuestro corazon .Y QUE HAGAMOS LO QUE TU NOS DICES SEÑOR.
Me gusta 0
maria mercedes maria mercedes
el 30/7/14
como buena tierra haz que esa semilla de amor llegue hasta nuestro corazon .Y QUE HAGAMOS LO QUE TU NOS DICES SEÑOR.
Me gusta 0
maria mercedes maria mercedes
el 30/7/14
CUANDO VENGA EL DIA DEL JUICIO LAS GAVILLAS DE CIZAÑA SERAN ARROJADAS AL FUEGO Y EL TRIGO RECOGIDO EN SUS GRANEROS
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.