Comentario al Evangelio del

Fernando González

Queridos amigos:

La Palabra de hoy nos invita a revisar nuestra autenticidad. A través del profeta Jeremías Dios nos hace ver que no tiene mucho sentido nuestro culto si no viene acompañado de una vida comprometida por la justicia y realmente centrada en Dios. Esto, que a todos nos parece tan evidente, no es tan sencillo en el día a día.

En medio de una sociedad cada vez más secularizada, van surgiendo pequeños Baales, que nos van atrapando casi sin darnos cuenta y a los que seguimos con una fe ciega. Podemos citar varios de ellos:

  • el consumo: no tenemos más que ver lo concurridas que están las grandes superficies comerciales que llenan nuestras ciudades. Consumimos moda, consumimos ocio (si no salimos de vacaciones parece que no descansamos),...
  • el cuidado de nuestra imagen: cuidamos nuestra dieta no tanto por salud sino por estética, sudamos la gota gorda en los gimnasios para mantener un cuerpo escultural, arriesgamos nuestra vida en operaciones que nos proporcionen un cuerpo a nuestro propio gusto, ...
  • el tener: trabajamos incansablemente para tener un hogar confortable en el que vivir a diario y otro para las vacaciones, hemos convertido el coche en un artículo de primera necesidad, nuestros hogares están llenos de los últimos avances tecnológicos,...

Aunque somos conscientes del poder que estos diosecillos tienen sobre nosotros, nos resulta difícil saber dónde está el límite, hasta dónde hay que decir que sí y a partir de dónde hay que decir que no.

Al igual que en el Evangelio, a veces nos sentimos tentados a arrancar la cizaña, a quitar de un plumazo todo lo que puede ser motivo de tentación. Sin embargo, la respuesta de Jesús no es ésa: Dejad que crezcan juntos ambos hasta el tiempo de la siega. De alguna manera, nos invita a ser maduros, a ejercitar el discernimiento, a saber hacer un uso correcto de las cosas, aprovechando las bondades que nos ofrecen, pero no cayendo en sus garras.

El vivir desde esta clave creo que puede ser una forma de dar testimonio en los ambientes en los que nos movemos.

Comentarios
AlejandroMacías AlejandroMacías
el 26/7/14
El evangelio de hoy es claro, quien obra mal es arrancado como cizaña hasta al final de los tiempos, debemos ser el trigo del señor. Gracias por compartirlo.
Me gusta 0
R.VELIN R.VELIN
el 26/7/14
Dios siembra la semilla buena de amor y esperanza mientras el diablo siembra la cizaña de muerte y consumo a muchos hace creer que el tener cosas pasajeras nos puede llenar el vacio existente en nuestros corazones en donde solo Jesus es quien es la plena felicidad y fuente de agua viva Que mamita Maria nos enseñe la sabiduria para decernir lo que biene del maligno y de DIOS
Me gusta 0
Jose del Carmem Jose del Carmem
el 26/7/14
Saludps amigos/as, me gustaria compartir esta traducion de Jeremias 7,7.entonces yo me quedaré con vosotros en este lugar, en la tierra que di a vuestros padres desde siempre hasta siempre". El texto sugiere la diferencia en cuanto al comportamiento y su concecuencia. Un QUEDARCE CON SU PUEBLO.. si El Maestro luego diria "Jn14,23 si alguien me ama guardara mis palabras y mi Padre lo amara y vendremos a El para hacer nuestra morada" esa es la esperanza de que uno sea recogido por el segador por como una planta que da frutos. Contrario a ello esta quien no Lo ama y por tanto se le hace imposible amar a otros, compartir con otros, dejar de.persegir a.otros, dejar de pretender mas y mas poder y bienes entonces a estos ya la morada en la que habita el Padre y el.Hijo y el Espiritu Santo entonc » ver comentario
Me gusta 0
antonia ruiz antonia ruiz
el 26/7/14
Gran relacion tiene este evangelio con el del dia de ayer: tenemos odios para oir, ojos vara ver pero no escuhamos ni vemos muchas veces lo que Dios quiere de nosotros, asi en wste eangelio se siembra la palabra de Dios de no la llevamos a cabo en nuestras vidas. Te pido Dios Mio que nos ayudes a escuchar, ver y sembrar de tu palabra ) llevarla en nuestras vidas.
Me gusta 0
Pedro Anibal Pedro Anibal
el 26/7/14
Queridos hermanos, Jesús es muy claro en determinar que los buenos y malos viven, gozan, en plena libertad sin ser obligados hacer lo que ellos no quieren hacer, pero ya llegara el día de la poda y es donde habrá llanto y rechinar de dientes, es por eso que hoy es cuando debemos tomar la decisión de seguir a Cristo por que es el único camino que nos llevará a la salvación de nuestra alma y a la vida eterna.
Me gusta 0
Mario Jiménez Mario Jiménez
el 27/7/14
saludos a todos los hermanos que visitan esta pagina"" si cuestiona la palabra de Dios, como puedo decir señor mio si sigo cometiendo el mismo pecado una y mil veces!! haciendo mal y pensando mal de mi projimo,, y no olvidando la gran oportunidad que dios le da a los que hacen el mal para convertirse hasta la cosecha!!!
Me gusta 0
AlejandroMacías AlejandroMacías
el 28/7/14
Gracias por compartirlo, me queda un nuevo mensaje: tengo toda la vida para corregirme, si no lo hago entonces seria parte de la cizaña, me da tiempo de remediar lo malo, grande dios.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.