Comentario al Evangelio del

Luis Manuel Suarez, cmf

Queridos amigos:

Si no recuerdo mal, hay una película titulada “El secreto de la pirámide”. Y una marca de pizzas nos decía hace un tiempo que el “secreto” estaba en la masa. También, si no me equivoco, hay una cadena de tiendas de ropa llamada “El secreto de las mujeres” (en inglés). Es como si, más allá de lo que se ve, hubiera algo más o menos oculto que explicara el valor de las cosas y de las personas que, al conocerlo, éstas se nos hacen comprensibles.

Pues bien, me parece que Mateo, en su evangelio de hoy, nos revela uno de los “secretos” de Jesús: la compasión. “Al ver a las gentes, se compadecía de ellas”. Seguro que tiene más, porque la figura de Jesús es inmensa. Pero cada vez tengo más claro que la compasión es uno de sus secretos.

Ello explica, entre otras cosas, que aquella mujer excluida entrase en la casa de Simón el fariseo a besar y ungir los pies de Jesús. Porque sabía que no iba a ser rechazada. Intuición femenina o lo que fuera, pero captó lo que el fariseo ni olía: la compasión de Jesús.

Una compasión que no mira desde arriba diciendo “pobrecitos”, sino que es capaz de padecer-con, sentir-con, para, desde ahí, actuar. Una compasión que tiene que ver con dejar acercarse, prestar atención, sentarse a la misma mesa, llamar por el nombre, percibir la necesidad, arrimar el hombro, estar ahí... Una compasión tan humana... tan divina.

Si, en una nueva versión de una especie de “El Señor de los Anillos”, la puerta del nuevo mundo que anhelamos estuviera guardada por siete candados, uno de ellos (o dos, o cuatro...) los abriría la llave de la compasión. Porque, como en tiempos de Jesús, sobran juicios duros, “buenas razones”, egoísmos... (¡también entre los que nos decimos creyentes!) y falta compasión. Sólo quien se sabe “barro” y se aprecia como tal (Génesis 2,7) puede respetar, querer y ayudar a moldear, sin violencias, el “barro” de los demás.

El “secreto” de Jesús puede ser también el secreto de sus amigos/as. Te invito a mirarle a fondo, a descubrir la compasión rezumando en sus palabras y gestos... y a practicar, haciendo tú lo mismo. Para que apunte ese otro mundo que es posible. Mucho ánimo.

Vuestro hermano en la fe:
Luis Manuel Suárez, cmf

Comentarios

Deja tu mensaje:

R.VELIN
R.VELIN

el 7/7/14
Jesus valora lo humano y tiene compasión y lo sana le deja libre de lo que no le deja avanzar en la Fe ,hoy en la actualidad hay idolos mudos modernos como la moda,sexo,drogas,musicos,fubbol,que nos aleja de Dios,se da mayor presencia lo pasajero que lo Espiritual,muchos creen que lo malo es bueno y lo bueno malo.Que mamita Virgen nos ayude a valorar la Fe,esperanza y el Amor saludos para todos de esta página de reflexión diaria
Me gusta 1
jose gpe ramire
jose gpe ramire

el 8/7/14
Muchas gracias x compartir la palabra y x darnos ese tiempo tan mara vil oso y poder reflexionar gracias muchas y saludos desde puebla pué mex.....
Me gusta 1
José g.
José g.

el 8/7/14
Un comentario de R.Velin, es cierto que el culto al cuerpo, es el becerro de oro de este siglo, amén del dinero.Pero la afición a un deporte llamase fútbol, me parece un poco excesivo, que se le igualé al becerro de oro. Son aficiones que no tienen nada que ver con el amor y respeto a nuestro Dios. Hasta el PAPA le gusta el fútbol.
Me gusta 1
Joselito H.
Joselito H.

el 8/7/14
La accion principal del Evangelio que Jesus predica y su accionar con los mas necesitados y los que poseian demonios, era la compassion que sentia por ellos, al verlos sufrir y siempre invocaba a su padre para hacer el milagro.
Me gusta 1
miguel Beltran
miguel Beltran

el 8/7/14
Jesus es nuestro modelo de humildad y compasion por los demas,quien de hoy tiene gran compasion hasta ni en la familia hay compasion por que no llamamos a la coversion a los mios,para q no se pierdan pocos hacemos esto dejamos a los demas q hagan lo quieran aunque despues paguemos caro,lo vemos en nuestra sociedad ahi esta el ejemplo.
Me gusta 1
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.