Comentario al Evangelio del

C.R.

La primera lectura será, posiblemente, una de las escenas más conocidas del profeta Elías: ¿dónde está Dios? ¿cualquier cosa le vale para hacerse presente entre nosotros? Parece ser que no… En la época de Elías, reinando Ajab, se intentó acabar con la presencia de Dios en medio del pueblo eliminando a todos los que animaban esta fe; parece que sólo quedó Elías, nombre que no por casualidad significa “Mi Dios es Yavé”. En él podemos reconocernos todos. Si tienes un rato y lo dedicas a leer seguida, la historia de Elías en el Reyes, verás que está llena de altibajos: se cree Dios y se viene abajo, es fiel y se toma la justicia por su mano, triunfa y fracasa, da la cara y huye… En fin, como todos. Y siempre, Dios está.

En el pasaje de hoy, a este gran profeta sólo le queda asombrarse del paso de Dios como brisa tenue después de haber caminado por el desierto, derrumbado y abatido por él y por el desprecio con que el pueblo trata a Dios. Y entonces, Dios no solo le consuela sino que le pide algo que solemos hacer bien poco: desanda el camino recorrido, vuelve por donde has llegado hasta aquí. ¿Verdad que lo hacemos poco?

Esta actitud pide de nosotros mucha abnegación, mucho negarnos a nosotros mismos. O en palabras de Mateo en el evangelio de hoy: mucho de ser valientes para dejar fuera aquello que no nos está llevando a Dios. Es decir, ¿a quién no le va a costar arrancarse el ojo derecho o la mano?, ¿a quién no le cuesta prescindir de voces que nos guían y nos enseñan a mirar o formas de hacer las cosas o…? Solemos intentar caminos intermedios, evaluamos, probamos otras direcciones… pero que pocas veces volvemos por donde hemos venido, desandamos lo andado y reconocemos que quizá, Dios nos pida otra cosa. Como en un cruce de caminos. Una vez que has tomado el camino equivocado y te das cuenta, o renuncias a ti y vuelves atrás para llegar a esa misma encrucijada o estarás dando vueltas, haciendo kilómetros y kilómetros, cansándote tú y cansando a los demás. Pero sin llegar al cruce de caminos donde volver a escuchar a Dios y a elegir lo que él elija.

Comentarios

Deja tu mensaje:

R.VELIN
R.VELIN

el 13/6/14
Dios es amor y esta en todas partes y el te ve entonces no se puede esconder de su gracia y misericordia por tanto nos queda en confiar con mucha Fe,esperanza y Amor.
En el evangelio para mi me hace un llamado sobre el matrimonio en donde debe haber fidelidad dando fisica y espirutual pues lo que Dios ha unido no le separe el hombre
Que mamita María nos ayude a comprender el matrimonio cristiano que en estos tiempos hay más uniones libres
Me gusta 0
Irenarco Cala
Irenarco Cala

el 13/6/14
Nuestra mente debe de ser llena de la Palabra de DIOS, y así nuestro corazón será dirigido por Él, para tener un Vida apartada para su servicio: " el mundo pasa y sus placeres pero la bendición del Dios de Elías- YAVÉH, permanece para siempre. Debemos. De volver a Dios y en sus brazos encontraremos el descanso anhelado-: Identificar nos como hijos de Dios y entonces nuestra raíces crecerán y darán fruto en abundancia...El matrimonio es fidelidad y el eje de una Sociedad Santa: "Dios- Familia- Trabajo" ; el ejemplo está en Nazareth: San José, la Santísima Virgen María y el Unigénito Hijo de Dios, que creciójunto a ellos en: estatura y gracia delante de Dis y de lis hombres. Pidamos perdón por el adulterio en los matrimonios .
Me gusta 0
Joselito H.
Joselito H.

el 13/6/14
Ayudame, Senor a serte fiel a mi proposito de mantenerme alejado de las cosas del mundo, como el adulterio , malos pensamientos y la Mirada a las cosas que nos hacen alejarnos de Ti, Senor, ayudame a permanecer en castidad para siempre.
Me gusta 0
Pedro Anibal
Pedro Anibal

el 13/6/14
Queridos hermanos, Dios es quien marca nuestros caminos y cuando nos equivocamos primero nos advierte a retomar el camino correcto, ese camino que nos devuelve a la luz y mechas veces desobedecemos a nuestro guía y es cuando el Señor cansado de reprimirnos y sin tener respuesta positiva de nosotros nos dice "No quieres con amor entonces te doy con dolor", eso nos pasa muchas veces en ahí las pruebas que nos envía para rectificarnos y centrarnos en el camino que Él quiere que sigamos, ánimo pues hermanos que Dios a pesar de las dificultades que pasemos está a nuestro lado alentándonos en esta carrera de resistencia y como buen padre nos aliente a proseguir y siempre pensando que somos su propiedad y nos quiere limpios de corazón es por eso que Cristo nos advierte en el evangelio de » ver comentario
Me gusta 0
Lorena
Lorena

el 13/6/14
Señor te pedimos tu ayuda en todo momento de nuestra vida para llevar un matrimonio en santidad según tu voluntad, ayuda nos a ser fieles a tu palabra y a no dejarnos llevar por las corrientes del mundo que solo nos conducen al camino de la perdición , también ayudanos a comprender que en los acontecimientos mas sencillos esta tu Santa Presencia. Amén
Me gusta 0
Lorena
Lorena

el 13/6/14
Señor te pedimos tu ayuda en todo momento de nuestra vida para llevar un matrimonio en santidad según tu voluntad, ayudanos a ser fieles a tu palabra y a no dejarnos llevar por las corrientes del mundo que solo nos conducen al camino de la perdición , también ayudanos a comprender que en los acontecimientos mas sencillos esta tu Santa Presencia. Amén
Me gusta 0
Chema g.
Chema g.

el 13/6/14
Elías, encontró al Señor, en la brisa del aire, no en huracanes,terremotos,fuego, etc. Dios está con nosotros continuamente,no lo encontraremos en saraos,jolgorios,verbenas, si no en la sencillez de las cosas, lo encontraremos en el SILENCIO y la meditación. En el evangelio está todo dicho, el matrimonio forma una sola carne, que Dios a unido, pues que no lo separe el hombre, por la falta de Fe y de AMOR.
Me gusta 0
jaime ramirez
jaime ramirez

el 13/6/14
Buen dia queridos hermanos; La presencia del señor siempre permanece en nuestras vidas aun sin que lo notemos, Recordemos este bello Poema representado en un cuadro con el titulo, Huellas sobre la Arena, que nos recuerda que en los momentos de dificultades pensamos que estamos abandonados por el señor; pero el siempre nos dice: " Mi querido hijo. Yo siempre te he amado y jamás te abandoné en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente en los momentos de tu vida donde te llevé en mis brazos-." Que manifestación tan grande del Padre celestial para con nosotros. Hoy también se nos invita a través de la palabra a desandar nuestro camino, es decir mirar un poco hacia atrás y ver de cuanta inmundicia nos ha librado el señor; y nos lla » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.