Comentario al Evangelio del

C.R.

Todos los cristianos, por el hecho de estar bautizados, gozan y participan de la consagración sacerdotal de Cristo, tal como nos dice el Ritual del Bautismo. Sin embargo Jesús fue un laico, no formó parte de la casta sacerdotal, con la que, por otra parte, chocó abiertamente, tanto, que ella misma le condenó a muerte. Es verdad que acudió en diversas ocasiones al Templo de Jerusalem, pero también lanzó contra él severas críticas y realizó aquel gesto profético derribando todas las mesas y quejándose de que habían convertido la casa de su Padre en un mercado. En su bello diálogo con la samaritana anuncia que llegará la hora en que los que den culto auténtico al Padre, lo harán en espíritu y verdad. Precisamente, cuando llegó su hora en la cruz, el velo del templo (símbolo de su sacralidad y de la Alianza con el culto que conllevaba) se rasgó en dos, es decir, perdió su sentido.Algo nuevo había sido estrenado, un nuevo modo de relacionarse con Dios y darle culto.

¿Por qué hablamos de Jesús como Sumo y Eterno Sacerdote Jesús fue un laico, no formó parte de la casta sacerdotal, con la que, por otra parte, chocó abiertamente, tanto, que ella misma le condenó a muerte? La Carta a los Hebreos, tratando de responder a los que añoraban las viejas ceremonias judías, y el culto sacerdotal del templo en el que todos los judíos habían sido educados, nos presenta a Jesús como un Nuevo Sacerdote. Pero su sacerdocio es radicalmente diferente al del Antiguo Testamento. Por su muerte y resurrección el velo del viejo templo que separaba lo sagrado y lo profano se ha rasgado, ha perdido su sentido, para dar comienzo a un nuevo modo de relacionarnos con Dios.

Resaltemos algunos aspectos de este nuevo sacerdocio en el que todos participamos (aunque lo hagamos de distintas maneras, según nuestra vocación y estado de vida).

- Jesús hizo de su existencia una continua ofrenda, un permanente acto de culto al Padre. De manera que al estar pendiente de hacer en todo momento la voluntad del Padre, la vida cotidiana se convierte en espacio sagrado donde encontrar al Padre y hacerle presente. Así pues, cuando acogemos al hermano, le escuchamos, le ayudamos, le amamos... cuando luchamos por la justicia, cuando hacemos bien nuestro trabajo, cuando creamos fraternidad, cuando liberamos a alguien de sus demonios... estamos dando culto a Dios, estamos siendo sacerdotes.

- Jesús, desde su Bautismo, fue un "consagrado por el Espíritu", de modo que cada una de sus palabras, opciones, gestos y actitudes se convierten en transparencia y revelación del Padre. También los bautizados somos templos del Espíritu, somos sagrados, pertenecemos a Dios que nos ha elegido y nos envía. Y esto significa que continuamente podemos y debemos hacer presente a Dios en medio de todas nuestras cosas, consagrando el mundo, haciendo posible que se abra paso el bien, sobre todo allí donde hay más marginación, sufrimiento e injusticia.

- En la última noche con sus discípulos, Jesús hizo un Gesto que resumía toda su vida y daba sentido a su muerte: Una vida entregada, amante, servidora, agradecida, reconciliadora, fraternal, sacrificada, continuamente pendiente de lo que el Padre le pedía... y encomendó a sus discípulos que le tomaran el relevo, que vivieran y entregaran su vida como él, que hicieran "aquello mismo" en memoria suya, en su nombre. De modo que estamos llamados a convertir nuestra vida en una continua celebración eucarística... que haga posible que, cuando nos reunamos en su nombre, el partir el pan sea expresión de que continuamente nos partimos, compartimos, repartimos y entregamos a los hermanos. Cada uno de su situación existencial, desde su propia vocación y opción de vida, desde su propio sacerdocio/ministerio comunitario.

Comentarios

Deja tu mensaje:

R.VELIN

R.VELIN


el 11/6/14
Jueves eucaristico el pan y el vino por la acción del Espiritu Santo se convierten en cuerpo y sangre de Jesus que con Fe es el alimento espiritual para nuestra vida cristiana con ello somos más fuertes para poder seguir adelante y anunciar la buena nueva con hechos de vida en medio de nuestra comunidad reflejando la gracia de Dios a los que estan a nuestro alrededor.Gracias Jesus por morir por mi para que hoy pueda ser testigo de tu amor,gracias tambien por quedarte en ese pan espiritual que alimentas mi alma día a día o semanalmente(Comulgar)
Me gusta 0
Juan Camilo Bur

Juan Camilo Bur


el 12/6/14
Qué pena con ustedes, pero las lecturas y la liturgia no corresponden a la liturgia de hoy.
La fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote se celebra el jueves anterior a la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, que este año cae el Viernes 27 de Junio.
Me gusta 0
Irenarco Cala

Irenarco Cala


el 12/6/14
El Señor Jesucristo vive, y Él sólo Él, es el cáliz de eterna salvación, entregó todo en la Santa Cruz por el Amor que Dios nos destinó: " Amor Eterno, Amor de Dios incomparable, y que si no fuera por Su Hijo, sería inalcansable".... el Pan Nuestro de cada día, dánoslo hoy y gracias por perdonar nuestros pecados. El Señor Jesús es el Pan Vivo venido del cielo, ¡ y Vive !. Feliz día desde Colombia, para toda la Comunidad de Ciudad Redonda y Claretiana.
Me gusta 0
Joselito H.

Joselito H.


el 12/6/14
Como nos lo recuerda la primera lectura de este dia, en que celebramos a Jesus sumo y eterno sacerdote, hacemos referencia de la venida de Jesus al mundo, de todas las humillaciones por la que paso, las injusticias cometidas por los que lo persiguieron injustamente, acusandolo de alterar la ley, porque vino a poner el orden y la verda, hasta el extreme de ser ejecutado en una cruz como un delincuente, todo esto y mucho mas me hace reflexionar acerca del amor que Jesus siente por nosotros, ya que se hizo responsible de nuestros pecados, cargando con ellos hasta morir en una cruz.
Y todavia, despues de haber cumplido con esta abnegada mission, se reune con sus Discipulos, para ofrecernos su sangre y su cuerpo en el pan y en el vino en el santo sacrificio de la Eucaristia. Gracias, Senor, po » ver comentario
Me gusta 0
antonia ruiz

antonia ruiz


el 12/6/14
Este día me quedo con la palabra VOLUNTAD, ya que en el mismo Padre Nuestro la mencionamos diciéndole que aceptamos lo que el diga, quiera y mande, por que el solo quiere lo mejor para nosotros y digo lo mejor no por lo que nos rodea en el mundo sino por la vida eterna. Que nuestra Santa Madre Santísima nos ayude a aceptar la voluntad de Dios.
Me gusta 0
Pedro Anibal

Pedro Anibal


el 12/6/14
Queridos hermanos, la cena pascual en que Cristo participa en comunión a sus discípulos es un acto único donde se transforma el pan y vino en cuerpo y sangre de Jesús y que Él quiere que a lo largo de la vida se tome este acto sagrado para recordarnos la nueva alianza sellada con su muerte, no es un acto recordatorio sino un acto sublime donde vivimos dentro de nuestro Señor que es un Dios vivo y que se manifiesta en lo espiritual por que Dios es esencia y divinidad, tanto así que vive a nuestro al rededor, es verdad no lo vemos con ojos materiales pero sentimos su presencia con los ojos del corazón por que es el Espíritu Santo quien nos advierte de su presencia cada vez que le invocamos y llega en nuestra ayuda.
Me gusta 0
isabel garcía

isabel garcía


el 12/6/14
Oremos a Dios por los sacerdotes.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.