Comentario al Evangelio del

C.R.

Queridos amigos:

Llegamos al final de los Hechos. El texto no habla del martirio de Pablo. Lo presenta en Roma, en una especie de arresto domiciliario. Allí va a transcurrir un par de años recibiendo a todos los que acudían, predicándoles el Reino de Dios y enseñando la vida del Señor Jesucristo con toda libertad, sin que nadie lo molestase. El tenor positivo de estas frases hace pensar que Lucas es casi un ferviente partidario de vivir con un soldado a la puerta de casa. En fin, por encima de estas circunstancias, importa subrayar cómo vive Pablo esta situación por dentro. Se lo dice claramente a la comunidad judía de Roma: Por la esperanza de Israel llevo estas cadenas. Todo lo soporta porque –como él mismo ha escrito a los cristianos de la Urbe– nada nos separará del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús.

Llegamos también al final del evangelio de Juan. Se hace una referencia a la enigmática figura del discípulo amado, sobre el que se han hecho tantas conjeturas que no merece la pena perdernos en ellas. En el texto de hoy se vincula esta figura al discípulo que se recostó en el pecho de Jesús en la última cena y –lo que ahora importa más– al que testimonia la verdad de lo contenido en el evangelio. Lo escrito no es más que un símbolo porque si se escribieran una por una (todas las cosas que hizo Jesús) no cabrían ni en todo el mundo. No hay pruebas de que el redactor de esta afirmación fuera andaluz.

Mañana celebraremos la solemnidad de Pentecostés con la que termina el tiempo pascual. Os invitamos a echar un vistazo a los cincuenta días transcurridos:

  • ¿Cómo ha sido la Pascua de este año 2014? ¿Hemos experimentado alguna victoria “en tanta guerra”?
  • ¿En qué caminos se nos ha hecho más visible la presencia del Resucitado?
  • ¿Hemos metido nuestros dedos en algunas heridas para comprobar que efectivamente era Él?
  • ¿Con qué animo nos disponemos a celebrar la irrupción del Espíritu y a seguir caminando en la vida ordinaria?
Comentarios

Deja tu mensaje:

gustavo spallet
gustavo spallet

el 7/6/14
Cada uno tiene un camino distinto en el corazon de Dios, Dios nos quiere muchisimo y tiene un destino , un camino para cada uno. por eso no veamos al otro egoistamente si no generosamente, imaginemos siempre el mejor camino para el otro, casi seguro que la pegamos con la misma intencion de Dios mismo ( parece orgulloso , pero no lo es) veamos desinteresadamente al otro , imaginemos su bienestar espiritual
Me gusta 0
moralitos
moralitos

el 7/6/14
¿y a ti qué? le dice el Señor a Pedro. Esta pregunta con cara de regaño nos va a TODOS los que seguimos a Jesús. Y a mi que me importa si Jesús quiere tener cantando al hermano(a) que no sabe cantar o leyendo alguna lectura en misa a alguien que no sabe leer muy bien, o predicando a alguien que le cuesta expresarse, o oficiando misa algún sacerdote aburrido, algun niño llorando en una misa, o simplemente a alguien haciendo algo que nos moleste. Jesús simplemente nos dice ¿y a ústedes qué? Siganme nada mas pero cayaditos, pero de los cayaditos que hablan para proclamar el evangelio y anunciar el Reibo de Dios y no para criticar a nuestros hermanos humildes y sencillos. Aprendamos a amarnos y respetarnos como el Señor quiere.
Bendiciones
Me gusta 0
Irenarco Cala
Irenarco Cala

el 7/6/14
En San Pablo, se inaugura lo que hoy en día habla la llamada justicia humana: "casa por cárcel", pero el Ungido de Dios, vigilado por un soldado, no se detiene sino que la Palabra de Dios llega a cuántos menesterosos y necesitados acuden a Él. El amor hacia el prójimo está aquí: que vivamos con Cristo Jesús para romper las cadenas del egoísmo y la envidia y venciendo esto estaremos preparados para compartir en convivencia. el Pan que comemos juntos. "Convivium". Bien podríamos decir: " Quien a Cristo no mira, atrás se queda". Mi responsabilidad Evangelizar, siendo un testimonio viviente ; ¿ hasta cuándo ?, hasta que Él regrese. Sí, ven Señor Jesús, te necesitamos ahora y por los siglos. Amén.
Me gusta 0
Marisa
Marisa

el 7/6/14
Rectifico la ultima frase del comentario sobre el Evangelio: no es un símbolo es mejor decir es una muestra.
"Muchas otras cosas hizo Jesús. Si se escribieran una por una pienso que los libros no cabrían ni en todo el mundo."
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.