Comentario al Evangelio del

C.R.

Queridos amigos y amigas:

¡El cristianismo entra en Europa! Y todo porque Pablo, en una noche de insomnio, tuvo una visión. Parece que un macedonio le rogaba: Ven a Macedonia y ayúdanos. Pablo no se lo piensa dos veces y se pone en camino con Timoteo (a quien, por cierto, circuncidó sin tener necesidad de ello), seguros de que Dios nos llamaba a predicarles el Evangelio.

Este episodio me lleva a pensar en lo que puede significar hoy la evangelización de Europa o, más ampliamente, el anuncio del Evangelio “en” Europa. Antes de ponernos en camino, es preciso escuchar las peticiones de ayuda. ¿Quién pide ayuda hoy en Europa? ¿Quién está diciendo, con palabras o con gestos, “Ven”? No es fácil hacer este discernimiento en un continente que en más de una ocasión se ha reconocido post-cristiano, sin que esto signifique renegar de un pasado multisecular marcado por el cristianismo. Me parece que dicen “Ven”:

Las personas que están siendo excluidas de las llamadas “sociedades del bienestar” y, muy en particular, los ancianos que viven y mueren solos porque ya no interesan a nadie.

Los inmigrantes que sueñan con encontrar un continente acogedor, que demuestre con hechos su tradición cristiana, y que a menudo encuentran explotación y marginación.

Los alejados de la Iglesia que no cesan de hacerse preguntas sobre el sentido de la vida y que estarían dispuestos a “volver” a la comunidad si ésta fuera comprensiva con sus búsquedas y a menudo con sus difíciles situaciones personales.

Los jóvenes que tienen un sexto sentido para descubrir lo que es valioso y que desearían una propuesta de vida enérgica y actual.

Es curioso que nos toque hoy un fragmento del evangelio de Juan que habla de las relaciones del creyente con el mundo. Para entender bien este tema es preciso situarlo dentro del testamento de Jesús. Nosotros podemos subrayar algunos aspectos:

El “mundo” para Juan es, en este texto, el ambiente que rechaza a Jesús, no el conjunto de los seres creados o la sociedad sin más.

El discípulo de Jesús, que vive, como todos, en la sociedad, no participa, sin embargo, de este “mundo” que se rige por criterios contrarios a Jesús y su evangelio. En este sentido, el discípulo es un “separado”.

Si Jesús fue perseguido por este “mundo”, sus discípulos correrán la misma suerte: No es el siervo más que su amo. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán.

Hay una “persecución contra la Iglesia” que es fruto de nuestra incoherencia, de nuestro pecado, o de nuestra incapacidad para conectar con el mundo de hoy. Pero hay otro tipo de persecución que se deriva del choque del evangelio con muchos de los criterios que hoy son vigentes. Esta segunda es un claro signo de autenticidad. Existirá siempre. Tenemos que estar preparados para afrontarla.

Comentarios
R.VELIN R.VELIN
el 23/5/14
Jesus indica que no seremos bien vistos nos tomaran como raros y aburridos de este mundo quien sabe hasta nuestros propios familiares por el hecho de tener temor de Dios de evitar el pecado de hacer el bién a los demás,eso que importa que se saca ganar el mundo y perder lo mas importe el alma, jesus nos anima a seguir adelante a pesar de las criticas y mojas de este mundo lo mejor nos espera despues de pasar las tribulaciones de la actualidad.Que el Espíritu santo y la intercesión de Mamita María nos guie a vercer al mal con el bien
Me gusta 0
Soraya Soraya
el 24/5/14
Hay muchísima necesidad de evangelizar a nuestro alrededor. En nuestra sociedad, la evangelización no se concibe como en la época de San Pablo. Durante la jornada nos encontramos personas que nos están pidiendo una solución a su vida, una vida en la que no encuentran sentido al sentirse en cierto modo engañadas por necesidades creadas: posesión de bienes materiales, triunfo a nivel profesional, valoración del yo por encima de todo...
En los ojos de esas personas, la súplica está presenta. Necesitan tener una referencia que les haga conscientes de no pertenecer a este mundo. Necesitan tener la esperanza de encontrar el camino para deshacerse del lastre que está impidiéndoles la búsqueda de Dios.
Feliz día. Que Dios os bendiga.
Me gusta 0
Crema g. Crema g.
el 24/5/14
No es más el siervo que su amo, ni el discípulo más que su maestro,que gran verdad, nos dio el Señor. Si a El lo persiguieron lo maltrataron y aún más lo mataron. Como vamos a ser nosotros más que El, de ser bien vistos, respetados etc, es in concurrente . Alegrémonos de lo contrario y demos gracias al Señor de que así sea, así demostraremos que lo aceptamos respetamos y sobre todo queremos.
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 24/5/14
Hoy voy a decir como la Virgen María: " He aquí el Siervo del Señor, hágase en mí según Tu Palabra". Y por esto mi amado Señor Jesús es que debo de correr en pos de Tí ; por favor bendito Dios, toma mi mente y circunsida mi corazón. Amén.
Me gusta 0
Joselito H. Joselito H.
el 24/5/14
Yo se , que el que esta dispuesto a seguir a Jesus, a veces, es odiado por el mundo como nos lo dice el Evangelio de este dia; pues, para seguir a Jesus hay que estar en desacuerdo con muchos principios que el mundo nos presenta y esto no agrada a Dios, por eso tenemos que estar preparado, y dejar las cosas, que no nos dejar avanzar, libremete al Senor,.
Me gusta 0
Pedro Anibal Pedro Anibal
el 24/5/14
Queridos hermanos, la tarea es difícil, pero no imposible, a muchos quizá nos a sucedido que predicar el evangelio causa resistencia, burla, aburrimiento, y una serie de hechos contrarios, pero son cosas que no nos deben amilanar, sino fortalecer por que fueron advertidas por Jesús y según el texto nos dice, acaso es mas el siervo que su amo, si a mi me persiguieron lo mismo lo harán con ustedes, nos dice Cristo, pero dé-monos ánimo que lo que cuesta sacrificio merece dignidad y vivir con dirección al cielo que es nuestra meta, pues carguemos con estas cosas que de la mano del Maestro todo se hace fácil y nuestro yugo liviano.
Me gusta 0
Olman Amador Olman Amador
el 24/5/14
"Los hermanos de listra y de iconio davan un buen informe de Timoteo"
que bueno que en nuestras comunidades hoy en día hablaran así de nosotros, que la gente se quede admirada de nuestra buena conducta, de nuestra fe sincera, el amor a nuestros hermanos y mas aun la fidelidad a DIOS.. !hermanos seamos ejemplo para los demás, no demos porque nos critiquen.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.