Comentario al Evangelio del

C.R.

Queridos amigos:

Hoy martes, y mañana miércoles, se trata de espabilar el oído para no perderse ninguna palabra. El profeta Isaías comienza con una exhortación a escuchar: "Escuchadme, islas; atended, pueblos lejanos". La escena que Juan describe está llena de confidencias que sólo pueden percibirse con un oído fino: la pregunta del discípulo amado, la respuesta de Jesús, la admonición a Judas, el diálogo entre Jesús y Pedro.

El martes santo es un día ideal para el silencio y la escucha, para caer en la cuenta de un par de verdades que sostienen nuestra vida.

Primera: existimos porque el Señor nos ha llamado en las entrañas maternas, porque ha pronunciado nuestro nombre. ¿Te sientes un don nadie, producto del azar, poco querido por tus padres o por las personas que te rodean? ¡El Señor sigue pronunciando tu nombre! ¿Te parece que tu vida es una sucesión de acontecimientos sin sentido? ¡El Señor sigue pronunciando tu nombre! ¿Crees que no merece la pena confiar en el futuro? ¡El Señor sigue pronunciando tu nombre!

Segunda: el Señor quiere hacer de nosotros una luz para que su salvación llegue a todos. ¿Te parece que tu vida no sirve para nada? ¡Tú eres luz! ¿Tienes la impresión de que nunca cuentan contigo para lo que merece la pena? ¡Tú eres luz! ¿Atraviesas un período de oscuridad, de desaliento, de prueba? ¡Tú eres luz!

No quisiera olvidar ese ejercicio de diálogo a cuatro bandas que se da entre Jesús, el discípulo amado, Simón Pedro y Judas, en una cena trascendental en la que Jesús se encuentra "profundamente conmovido".

El discípulo amado y Pedro formulan preguntas: "Señor, ¿quién es?", "Señor, ¿adónde vas?", "Señor, ¿por qué no puedo acompañarte ahora?". Quién, adónde, por qué. En sus preguntas reconocemos las nuestras. Por boca del discípulo amado y de Pedro formulamos nuestras zozobras, nuestras incertidumbres.

Judas interviene de modo no verbal. Primero toma el pan untado por Jesús y luego se va. Participa del alimento del Maestro, pero no comparte su vida, no resiste la fuerza de su mirada. Por eso "sale inmediatamente". No sabe/no puede responder al amor que recibe.

Jesús observa, escucha y responde a cada uno: al discípulo amado, a Judas y a Simón Pedro. La intimidad, la traición instantánea y la traición diferida se dan cita en una cena que resume toda una vida y que anticipa su final. Lo que sucede en esta cena es una historia de entrega y de traición. Como la vida misma.

Comentarios
R.VELIN R.VELIN
el 15/4/14
Cuantas veces con nuestros actos traicionamos,mentimos,negamos a Jesus nuestro salvador,ese pueblo clorificaba la entrda triunfal del señor,el viernes santo estará diciendo que suelten a barrabas y pidiendo la muerte Señor gracias por llamarme con mi nombre enseñame a escucharte en estos días santos para poder amar y hacer amar tu nombre mediante testimonio de vida asi sea Amen
Me gusta 0
Joselito H. Joselito H.
el 15/4/14
Tu Senor, que cuidaste de lo apostoles y lo ensenaste a compartir co los demas. LLega el momento en que Jesus deja sus Discipulos, para enfrentar la muerte en una cruz, entregado por uno de sus discipulos que lo habia traicionado, ese era Judas, quien por trenta monedas lo vendio.
Me gusta 0
lauraronquillo lauraronquillo
el 15/4/14
Señor desde el seno materno me llamaste. Me llamaste para ser luz. Tú le diste valor a mi vida. Gracias Señor. Ayúdame a valorarte como te mereces.
Me gusta 0
Sylvia Sylvia
el 16/4/14
Que esta semana santa deje profunda huella en mi. Alabado seas Jesús que con tu vida nos distes vida a todos. Te pido muy especialmente por los que no creen o estan alejados de ti, que logren recuperar la fe y con tu gracia te reconozcan Señor único del universo. Amen.
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 15/4/14
Gracias Papá,Dios por ponerme nombre: "Irenarco=principio de paz", me diste padres, esposa e hijos. Te lo agradezco y hoy y para siempre quiero ser tu siervo amado, junto con mis hermanos que te adoramos en espíritu y verdad.
Me gusta 0
Luciaa Luciaa
el 15/4/14
Perdonanos Señor por tanto dolor que te hemos causado, con nuestro egoismo e indiferencia, pero como sabemos que tu misericordia es infinitamente grande te pedimos que derrames tú preciosisima grande que tiene poder en cada uno de nosotros y nos guies por el camino del bien para realizar tu voluntad Señor, bendice a nuestros hijos y a toda nuestra familia. Amen
Me gusta 0
JOHANA E JOHANA E
el 15/4/14
Dios gracias por darme el valor que yo misma no me doy. Perdóname por negarte tantas veces y por ir a participar de tu banquete y vivir una vida contraria a ti. El señor lo ha dado todo por nosotros y llegó la hora de darlo todo por Él.
Me gusta 0
María SN María SN
el 15/4/14
Agradecer enormemente los comentarios. Me ayudan y me alegran el dia.
Mil gracias por vuestra labor!
Me gusta 0
ANABELITA ANABELITA
el 15/4/14
SEÑOR DAME FUERZAS PARA PODER VIVIR ESTAS COSAS QUE TENGO QUE PASAR DEL DÍA A DÍA QUE TENEMOS QUE PASAR TODOS LOS DÍAS. DEBEMOS SER FUERTES Y SABER QUE DIOSITO SIEMPRE NOS DICE QUE ÉL ESTA CON NOSOTROS. GRACIAS POR AMARNOS TANTO
Me gusta 0
ATILANO ATILANO
el 15/4/14
Es la mayor prueba, de amor .porque Dios nos ha llamado desde el vientre de nuestra madre y somos suyos para vencer las tentaciones y pasiones desordenadas,el es ejemplo
Me gusta 0
Nubia Quintero Nubia Quintero
el 16/4/14
Gracias mi señor por el amor tan grande que cada día demuestras por tus hijos. Gracias por ser lo que eres. No permitas que nunca me separe de ti. Te necesito mi Dios, te amo.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.