Comentario al Evangelio del

C.R.

Queridos amigos y amigas:

Estamos ya al borde de la Semana Santa. En la liturgia de hoy se masca la tragedia. El evangelio de Juan dice que los judíos agarraron piedras para apedrear a Jesús. Como se ve, lo de la “intifada” viene de lejos. En la inhóspita Judea tienen predilección por las piedras: para construir el templo de Jerusalén, para estampárselas a Goliat en la frente, para cargarse a la mujer adúltera ... o para eliminar a Jesús. Menos mal que Jesús se les escabulló de las manos. En varios pasajes evangélicos se alude a este Jesús escurridizo que no se deja atrapar, como si el hecho físico de la desaparición fuera un símbolo de un hecho más profundo: Jesús no está al alcance de nuestra mano. Es un don gratuito, pero no una baratija que podamos manejar a nuestro antojo.

Vayamos al grano. ¿Cuál es la razón por la que quieren lapidarlo (y quizá también dilapidarlo)? El mismo evangelio pone en boca de los judíos la acusación: No te apedreamos por una obra buena, sino por una blasfemia: porque tú, siendo un hombre, te haces Dios. Cuando se escribe el evangelio de Juan, la comunidad cristiana, en lucha con varias herejías, ha madurado mucho su comprensión del misterio de Jesús. Se insinúa aquí la que va a ser la causa de su muerte. En ese te haces Dios se concentra la razón religiosa por la que Jesús será ajusticiado, aunque luego se disfrace con razones políticas.

Tengo la impresión de que hoy sucede algo semejante. Jesús cae bien a casi todo el mundo porque habla de las más nobles aspiraciones humanas: verdad, libertad, justicia, fraternidad. Cualquiera que luche por estos ideales puede convertirlo en símbolo. Lo que ya no suscita tanto entusiasmo es ese incómodo te haces Dios porque si esta afirmación es verdadera, entonces Jesús ya no puede ser un Che Guevara al uso, sino Alguien que tiene que ver conmigo y yo con él, Alguien que me confronta con la verdad de mí mismo y con la respuesta que estoy dando al sentido de mi vida. Y, claro, esto es pedir demasiado. A este Jesús tan pretencioso hay que matarlo. Digámoslo con claridad: algunas teologías, muchas ideologías y millones de personas hemos conseguido matarlo. Reducido a eslogan nos hace un apaño. Convertido en Dios nos fastidia la vida y no interesa.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Joselito H.
Joselito H.

el 11/4/14
Aunque se ponian de cacuerdo, para ver cuando cayeras en tierra, para burlarse deTi, Senor, siempre salias victorioso, porque tu padre que te envoi, siempre estaba contigo y no dejabas que fueras burlas de tus enemigos.
Los judios, nunca creyeron en tu palabra, y como tal, no reconocieron que Tu eras el Hijo de Dios, por eso te perseguian en toda parte y te apredreaban para hacerte desaparecer, pero nada de esto sucedio, hasta que llegara el momento de tu crucificcion. Padre Santo y Poderoso, que distes la vida por mi familia y por mi, dame disernimiento y tu amor, para seguir siempre a tu lado y nunca dudar de que Tu eres nuestro Salvador.
Me gusta 0
lauraronquillo
lauraronquillo

el 11/4/14
Cuando leo tu palabra, obligadamente me tengo que revisar y confrontar, para ver que estoy haciendo con mi vida, y descubro que estoy muy lejos de ser la persona que tu quieres. Ayúdame Señor a cumplir tu voluntad, a vivir según tu pensamiento.t
Me gusta 0
R.VELIN
R.VELIN

el 11/4/14
En este caminar rumbo a la semana mayor jesus es nuevamente atacado por los judios segados duros de corazón por su orgullo lo dicen Blasfemo no creen que es hijo de Dios mejor lo quieren matarlo,como aún no llegaba la hora de su muerte El salía de ese lugar donde notaba la falta de Fe.Señor tu eres mi roca.mi fortaleza,mi salvado,haz que hoy te acompañemos en este caminar rumbo al calvario concedenos la valentía para aceptar con paciencia los enbates de la vida. AMEN
Me gusta 0
Pedro Anibal
Pedro Anibal

el 11/4/14
Queridos hermanos, Dios es inmortal y nos cuida, nos provee de las armas para luchar contra el enemigo, como Jeremías que a anuncia lo grandeza del Señor de los ejércitos y su aliado en la brega diaria contra sus enemigos.
Juan en el evangelio de hoy nos indica de la forma como era atacado Jesús por decir la verdad, por llamarse hijo de Dios, acaso nosotros también con nuestro proceder también agraviamos a Jesús, lo negamos con nuestras obras y lo apedreamos con nuestro silencio, seamos conscientes que cuanto poseemos se lo debemos a Cristo nuestro Señor, Él con su muerte nos redimió del pecado para tener vida y en abundancia, hoy es cuando tenemos que afianzarnos en la Fe, hacernos Cristianos de verdad comprometidos con nuestros actos, en esta cuaresma dejémonos ser fieles a » ver comentario
Me gusta 0
Irenarco Cala
Irenarco Cala

el 11/4/14
En la oscuridad de mi mente lóbrega y mi corazón quebrantado, ha habido un secreto desconocido para mí: que ustedes, Padre, Hijo y Espíriti Santo, se han abierto paso hasta mi caos y están conmigo como no puedo estarlo yo.
Me gusta 0
rodolfo
rodolfo

el 11/4/14
Creo que las armas que debe tener todo hijo de Dios, es tar siempre en contacto con Dios i ORANDO , PENITENCIA Y PARTICIPANDO EN MISA ; LA FORMA COMO VENCER DIFICULTADAS DE LA VIDA Y TENER MUCHA FE.
Me gusta 0
Manuel Baro
Manuel Baro

el 11/4/14
Cuando leo este evangelio, pienso en que parte estamos, del lado de Jesús o de los judíos que le acusan. Hoy debería ser más fácil decir que estamos con Jesús, por todo lo que sabemos, pero desgraciadamente somos muchos los que con nuestra ofensas nos ponemos del lado de los judíos, a pesar de todo lo conocido y con la Semana Santa en puertas sería ideal que recapacitásemos para cambiar de lado. Si supiéramos de alguien que hiciera por nosotros lo que hizo Jesús en el Calvario ¿cómo le consideraríamos? Cómo nuestro amigo, como nuestro enemigo. Creo que la elección es muy sencilla. JESÚS TE AMO
Me gusta 0
Carmen E. Anaya
Carmen E. Anaya

el 11/4/14
hoy al igual que en el tiempo de jesus muchas veces El se nos muestra como hijo de Dios y nos hace ver que por medio del El llegamos al Padre y sin embargo lo ignoramos y nos apartamos de El ; lo tratamos mal y hasta simbolicamente lo apedramos no siguiendo sus pasos , Debemos pedir a Dios no alejarnos de Jesus porque asi estaremos cerca de Dios y si nos alejamos de Jesus igual nos apartaremos de Dios..
Me gusta 0
Adriana P
Adriana P

el 12/4/14
Oh Jesús que difícil para los judíos de tu época creer que eras el Hijo de Dios, el elegido. el enviado, el salvador. Que difícil, también en nuestros días, reconocerte en la Santísima Trinidad y descubrir a la vez que eres nuestro hermano, en toda tu humanidad,y que vas a sufrir, que vas a ser traicionado y condenado a una muerte dolorosa y humillante. Señor Jesús en esta Semana Santa quiero compartir tu cruz, y aunque no merezco toda tu confianza, quedarme callado junto a TI para aliviar mi alma de tantos pesares que por supuesto no se comparan a tu Pasión. Gracias Señor por la Sabiduría de la Cruz!!.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.