Comentario al Evangelio del

C.R.

Queridos amigos y amigas:

Son muchos los lugares por una guerra crónica. En muchos de estos sitios ya no se conoce el origen de la contienda, lo único que queda es el odio y el miedo que se ha ido instalando en el corazón de las pèrsonas, generación tras generación. asesinado tras asesinato, injusticia tras insjusticia, pero, dejemos que la Palabra nos abra horizontes de esperanza.

Exceptuando los relatos de la pasión que leemos en Semana Santa, creo que la historia de Susana, es el texto más largo de la liturgia de la palabra. ¿Por qué la Iglesia nos propone esta interminable y un poco picante leyenda popular incluida en el libro de Daniel? Es una manera de acentuar el mensaje contenido en el nombre del profeta. Daniel significa, en efecto, “Dios hace justicia”. Y hoy, en un mundo injusto, estamos necesitados de esta “justicia divina”.

¿Cuántas veces hemos deseado que Dios desenmascare las mentiras que cubren en ocasiones a las personas socialmente honorables? ¿Cuántas veces hemos sentido verdadera indignación ante las injusticias que quedan impunes porque nadie se atreve a denunciarlas? La leyenda de Susana es como un símbolo de muchas historias actuales de explotación económica, de abuso sexual, de acoso psicológico, de negación de la libertad de expresión.

¿Cómo actúa Dios? En el salmo 22/23 y en el evangelio encuentro un atisbo de respuesta. Jesús dice: El que me sigue no camina en tinieblas. Y el salmista canta: Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo porque tú vas conmigo. La justicia de Dios es luz en la oscuridad de nuestros caminos. No es un ajuste de cuentas sino una linterna que nos ayuda a ver. Pone la verdad al descubierto para que todos, los que producen las injusticias y los que las padecen, podamos ver con claridad y, de esta manera, emprendamos el camino que conduce a la vida. Porque, al final, se trata de esto: de que todos encuentren el camino de la vida, no simplemente de sufrir una pena por el mal cometido.

Comentarios
Joselito H. Joselito H.
el 7/4/14
El Senor, no desfrauda al que sigue su camino, lo demostro con la mujer de la primera lectura de nombre Susana, cmo fue acusada injustamente de haber cometido un adulterio por dos ancianos, maliciosos, pero el Senor escucho el ruego de una inocente que iba a ser castigada con la muerte siendo inocente, y la salvo, condenando a muerte a los acusadores. Bendito seas Senor, porque Tu defienda a los que te siguen.
Me gusta 0
ana b espinoza ana b espinoza
el 7/4/14
es cierto q vivimos un mundo lleno de injusticias pero yo creo q debemos pedir al espiritu santo valentia para denunciar todo lo q no agrad al senor y poco a poco con su gracia el ira transformando nuestros corazones y todo nuestro ser.
Me gusta 0
Pedro Anibal Pedro Anibal
el 7/4/14
Queridos hermanos, Dios nos da lecciones de justicia que nos dejan sorprendidos por que siempre va existir una luz al fondo del túnel si nos aferramos a la Fe del Señor que nunca deja solos a sus hijos de las tremendas injusticias que somos víctimas por el uso de poder que ejercen algunas personas y es mas los encargados de administrar justicia que se limitan a condenar a inocentes sin pruebas contundentes, sino las cárceles no estuvieran llenas y con un porcentaje de inocentes condenados, pero Dios actúa así como con Susana que siendo inocente iba ser condenada por la iniquidad de aquellos ancianos, pero Dios se interpuso ante la injusticia de aquellos jueces corruptos, enviando a Daniel a hacer prevalecer la justicia del Señor que a lo largo de la vida a salido a relucir; Asimismo » ver comentario
Me gusta 0
jaime ramirez jaime ramirez
el 7/4/14
Cuantas veces en nuestra vida hemos mentido para ganar gracia ante los demás o para desacreditar a aquellos que interfieren en nuestras vidas. pero la mentira lograremos ocultarla por un tiempo al hombre pero nunca a Dios nuestro padre celestial quien se encarga de una o otra forma de desenmascar al impío y dar conocer sus mentiras, porque la falsedad no prevalece y el injusto no queda sin castigo. Yo le doy gracias al señor porque cada dia me alimenta con su palabra y me conduce por los caminos de la verdad. Bendito sea por siempre mi señor.
Me gusta 0
Adriana P. Adriana P.
el 8/4/14
El Señor es implacable pero lleno de amor. Dos mujeres, dos situaciones disimiles pero el Señor está presente, no abandona a ninguna, pero marca el camino.El Señor es nuestro Pastor, solo quiere lo mejor para sus hijos pero espera la respuesta adecuada y nos abre las puertas de su casa para disfrutar la vida plena. Bendito nuestro Padre!!!
Me gusta 0
R.VELIN R.VELIN
el 8/4/14
solo la justicia divina es certera,la justicia humana falla,existe intereses personales,que la virgen santisima interceda por las autoridades del mundo para hacer una verdadera justicia y de esa manera no perfudicar a nadie
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.