Comentario al Evangelio del

Pablo Largo

Queridos amigos:

¿Se puede saber para qué escribió Juan el cuarto evangelio? (Si viniera un estudioso de la obra de Juan le trataría a uno de indocumentado, pero nosotros ya nos entendemos, y no vamos a estar hablando del redactor final o de qué sé yo cuántas manos que intervinieron/interfirieron en la aparición de la criatura.) Para enterarnos de los objetivos de muchos escritos nos resultan particularmente útiles los prólogos y los epílogos. Justo el cuarto evangelio tiene un epílogo en el capítulo 20 donde declara sin ambages: “Jesús realizó... otros muchos signos que no están escritos en este libro. Éstos lo han sido para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su nombre” (Jn 20,30-31). 

Es bueno recordar ese epílogo, pues a lo largo de estas dos semanas finales de la cuaresma nos guiará el evangelio de Juan. Si en nosotros se cumple en alguna proporción el objetivo del autor, podremos afirmar que su escrito sigue siendo un evangelio vivo y de largo alcance. Además, para que sepamos de qué va el asunto de la fe y cómo se puede creer acerca de Jesús lo que desea el evangelista, se nos narra en su obra un buen puñado de historias de fe.

Hoy, aparte de mencionarse la primera (los discípulos de Jesús creen en él tras el signo de Caná), se nos cuenta otra historia que también tiene un "final teologalmente feliz": el funcionario real cree junto con toda su familia. Esta historia de la fe viene precedida y preparada por otro desenlace feliz: el niño de la casa del funcionario, una criatura ya a punto de malograrse, prematuramente hechizada por la sonrisa de la muerte, se había zafado de la fiebre la víspera a la hora séptima. Y a este desenlace lo precede la palabra de Jesús y una primera diligencia de fe de aquel hombre, que se fía de esa palabra. (En realidad, ya había habido unas diligencias previas: cierto asomo de esperanza en que Jesús realizara un signo como en Caná y la búsqueda del maestro para que interviniera también en su propio caso. Pero es ahora cuando vemos al régulo ejercitando la fe.) Acto seguido, le llega una buena noticia y cumple una segunda diligencia. (Ah, no!, nada de grandes cavilaciones, sólo una rápida y sencilla comprobación horaria. La diligencia final la hace con toda la casa: la madre, el niño, los criados. Es, para él, una fase nueva de la fe. Se dice escuetamente que creyó, sin más especificaciones. Pero basta para darnos cuenta de que ha hecho un itinerario: ha ido de fe en fe, y la segunda y última ha sido una fe a coro.

Sí, sin duda, “dichosos los que sin ver creyeron”. Pero dichosos también los que vieron “los signos” y creyeron. ¿Cuáles son los signos que nos ayudan a creer? ¿Cómo consolidan nuestra fe? ¿Cómo hacen de balizas en nuestro camino en medio de la noche?

Vuestro amigo
Pablo Largo

Comentarios

Deja tu mensaje:

mairoby urbina
mairoby urbina

el 31/3/14
cuando hay fe, y creemos que DIOS es verdadero y q cristo vive... todos tus problemas y necesidades seran resultos...AMEN
Me gusta 0
JOSE MANUEL
JOSE MANUEL

el 31/3/14
Los signos son que el Sol sale para todos, que siempre hay un hermano a quien ayudar, que siempre hay algo que hacer.
Me gusta 0
Joselito H.
Joselito H.

el 31/3/14
Muy bien lo dice el Senor, que un profeta no he bien recibido en su tierra, y con mucha tristeza se marcha a otra ciudad, a Galilea, donde es admirado, y participa en sus fiestas, alli, el Senor, hace un milagro, al curar el hijo de un official, que estaba agonizando, su padre confia en las palabras que el Senor le dice, que ya su hijo estaba curado, entonces el official y toda su familia, creyeron en Jesus.
Me gusta 0
Elizabeth De S.
Elizabeth De S.

el 31/3/14
Señor yo Creeo en ti por que me Amas y ese amor lo pude Todo.
Me gusta 0
angela
angela

el 31/3/14
me encanto la forma de la omilia muy esclarecedora,soy particularmente durita para entender , tengo una fe bastante siega ,se q jesus esta conmigo ,y me cuida mas de lo q yo, lo veo a diario, x eso lo amo tanto
Me gusta 0
Irenarco Cala
Irenarco Cala

el 31/3/14
Señor Jesús, yo creo en tí: "gracias por salvarme y perdonar la enfermedad de mi pecado".
Me gusta 0
Erica C
Erica C

el 31/3/14
El Señor nos ama tal cual somos y nos pide nuestro amor sincero, por quien es él, el Hijo de Dios, y no sólo por lo que puede hacer por nosotros. cuantas veces recurrimos a él cuando lo necesitamos, pero cuando estamos bien nos olvidamos de agradecerle. pues él esta con nosotros en las buenas y en las malas. Él quiere que hagamos eso mismo con nuestros semejantes.
Me gusta 0
Pedro Anibal
Pedro Anibal

el 31/3/14
Queridos hermanos, Creemos que Jesús es nuestro Dios y Señor, quien nos dice crees en mi ve y tu Fe te ha sanado, así es como debemos responder a nuestro Señor, si Cristo, creo y verás que Él hace maravillas en nuestras vidas, respondamos a esa Fe que nos invoca Dios creer, por que solo así seremos agregados a su misericordia, hoy nos quiere hablar Dios mediante el evangelio de Juan, solo dejemos-nos llevar por esa Fe cimentada en bases sólidas, por que Dios quiere de nosotros disposición al cambio y a las buenas obras, y en esta cuaresma nos entreguemos a Él sin temores sino dispuestos a cambiar nuestras vidas y ser fieles a sus principios.
Me gusta 0
María Pilar
María Pilar

el 1/4/14
Señor ilumíname para que pueda creer. Perdóname si no te reconozco en el clarear de un nuevo día, en el hermano de mi lado, en aquellos que me aman, perdóname por no reconocer que cuanto más difícil las circunstancias, más cerca estás de mi, ayúdame Señor, te amo pero quiero amarte más, creo más aumenta mi fé.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.