Comentario al Evangelio del

Fernando González

Queridos amigos y amigas:

En ciertos momentos de la vida nos cansa casi todo: el ruido, los cambios, las visitas, los viajes. Aspiramos a disfrutar de pocas cosas esenciales. La sabiduría consiste en esto. ¡Lástima que las “cosas esenciales” que nos presenta el libro del Levítico se entiendan a menudo como la retahíla de preceptos que Dios nos “impone” para aguarnos la fiesta! Decir la verdad, no engañar, pagar el salario justo al obrero, no guardar rencor ... son caminos de vida. La ley del Señor –como canta el salmo 118– es siempre portadora de vida.

Jesús lo dice de una manera más esencial y llamativa: quien da de comer al que tiene hambre (o de beber al que tiene sed) ha hecho todo lo que tiene que hacer. Amar es cumplir la ley entera. Las demasiadas explicaciones nos alejan sutilmente de este centro de felicidad. ¿Cuántas idas y venidas se necesitan para empezar a percibirlo?

Vuestro hermano en la fe:

Fernando Gonzalez

Comentarios

Deja tu mensaje:

Joselito H.
Joselito H.

el 10/3/14
El Senor, nos dice a traves de Moises los preeptos que debemos cumplir, para ser merecedores de la Gloria eterna, de no cumplir con estos mandatos dados por Dios,seremos merecedores del castigo eterno.
Ayudame,Senor, a no alejarme de tus mandatos y a ser testigo, ded tu micericordia y amor hacia nosotros.
Me gusta 0
erick
erick

el 10/3/14
no encontre nada de lo q queria queridos hermanos ayundenme si pueden buscando la monicion del dia de hoy se les agradece que tengan una linda mañana
Me gusta 0
Viriato
Viriato

el 10/3/14
Entristece comprobar el peso que tiene en las conciencias la imagen de un dios justiciero que lo mejor que parece hacer es premiar y castigar según los comportamientos de sus hijos ¿no será este un dios creado por los hombres a imagen de los hombres, a la pequeña medida de los hombres, y por ello con comportamientos como los que gustan a los hombres?
Para esas conciencias, ¿Dónde se esconde el Dios-Amor de la epístola de Juan?

Me gusta 0
Pedro Anibal
Pedro Anibal

el 10/3/14
Queridos hermanos, Quiero empezar por recordar que estamos asumiendo el compromiso de la cuaresma, y para ello debemos preparar nuestro corazón en bien de los que nos necesitan, por que cuaresma es ayuno, oración y limosna, por eso en la lectura de levítico y en el evangelio Dios es claro y contundente que es lo que quiere de nosotros, cumplir fielmente su ley con relación con nuestros hermanos, aquellos que sufren las inclemencias de la vida y deambulan a la espera de nuestra ayuda solidaria, ya sea material o espiritual, por que no solo la ayuda la debemos hacer a los que sufren hambre, enfermedad, o encarcelados, sino también a quienes tienen sed espiritual, aquellos que necesitan un consejo para poder salir del mundo que los atañe, aquel que sufre por estar ligado a las drogas y » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.