Comentario al Evangelio del

Fernando González

Queridos amigos:

¿Habéis deseado alguna vez ser santos? ¡Hay que ver cómo va cambiando nuestra idea de santidad cuando nos dejamos educar por la Palabra de Dios! Cuando era niño pensaba que ser santo era ser perfecto, no tener ningún defecto. Ahora, esa idea de la santidad, aparte de irreal, me parece casi repugnante. Quien no tiene pecado no puede ser perdonado. Y a quien no se le perdona no aprende a amar. Por eso ahora me gusta la definición de santo que dio el teólogo Paul Tillich: "Santo es un ser humano de quien Dios tiene misericordia". La invitación a la santidad que se nos hace hoy en la carta de Pedro me parece que es una invitación a dejarnos curar por la misericordia de Dios. ¿Qué pasa, entonces, con nuestras conductas? No pasa nada. Siguen siendo algo incoherentes -lo serán siempre- pero bastante más humildes y agradecidas. 

Sé por experiencia que resulta más fácil dejar "casa, hermanos y hermanas, o madre o padre" que dejar el control sobre nosotros mismos y las ataduras a una imagen redonda y perfecta. Desde aquí entiendo un poco más las palabras de Jesús que cierran el evangelio de hoy: "Muchos primeros serán últimos y muchos últimos serán primeros".

"Señor, no dejes que por querer ser santo acabe siendo un monstruo de orgullo y narcisismo. Aúpa mi pobre humanidad sobre los hombros de tu perdón y transforma tú todo lo que hay en mí que no se parece a ti".

Vuestro amigo.
Fernando González

Comentarios

Deja tu mensaje:

Joselito H.

Joselito H.


el 4/3/14
El Senor, ofrece al que lo deja todo por seguirlo, que tendra muchas del cien por ciento de lo que dejo, y lo mas importante, la vida eternal.
Me gusta 0
gustavo spallet

gustavo spallet


el 4/3/14
Es egoismo trabajar por el status familiar, hay que trabajar para la gran familia, la comunidad .
Ser inteligentes es esto, dejarlo todo por los demas.
Nunca busque la perfeccion, ya que somos simplemente hombres que como artesanos vamos moldeando nuestra vida, pero si busco a Dios en todos lados.
Me gusta 0
Pedro Anibal

Pedro Anibal


el 4/3/14
Queridos hermanos, En verdad ser santos como vuestro padre que vive en el cielo se nos hace difícil, pero es la tarea de hacer lo que Dios nos pide y si él nos pide es por que esta al alcance de nosotros, por que el Señor no nos pide imposibles y realmente si podemos ser santos como él, cada persona debe renunciar asimismo y en su interior vivir cada día como manda Dios, perfeccionando nuestra conducta y sirviendo a los demás, desde el punto de vista de nuestra comunidad, viviendo para servir y no para ser servidos, por que la felicidad se vive dando no recibiendo.
Me gusta 0
ana b espinoza

ana b espinoza


el 5/3/14
creo q hoy Dios nos pide mas q nada nuestra pobre voluntad ya q con ello El puede hacer grandes cosas transformar de lo poco a lo mucho y de la nada todo. lo hermoso de este mensaje es caminar tras Jesus sin detenernos.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.