Comentario al Evangelio del

C. B.

Confía

Nada cesa definitivamente en la vida. Los ojos nunca mueren. Siguen viviendo nuestras raíces y, al fondo de todas ellas, sigue existiendo un niño. No dejamos de ser niños. Y no hay nadie que no tenga nostalgia de aquellos años. Sencillamente porque en aquella época amábamos. Amábamos a nuestro padre y a nuestra madre. A su sombra vivíamos, en ellos confiábamos, a su lado nada temíamos. Estando en los brazos de nuestra madre vivíamos felizmente.

Las cosas son así y no les demos vueltas. Uno que ha tenido una madre, un rostro, un pecho, una sonrisa frente a sus ojos para que estos recojan luz personal y no sólo luz natural, vive en una relación de confianza primordial, de alegría originaria, de real felicidad. El mundo le parece algo bueno, sano, cabal, que le es regalado por la vida para acogerlo y no para hacerle daño.

Ni el dolor, ni el pecado, ni la ofensa han introducido todavía en él la desconfianza, el recelo, el desamor.

Jesús, en el evangelio de hoy, nos invita a ser como niños: "Si no os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos". Nos está invitando, pues, a ser como ellos, pero pensando en Dios, nuestro Padre. Nos invita a vivir a la sombra de Dios Padre, confiados en Él, seguros de Él.

Si viviéramos de este modo ...

Comentarios
Adriana Flamini Adriana Flamini
el 1/3/14
Es la primera vez que entro a leer el evangelip porque no tengo la cartilla de marzo todavia. Todas las palanras que nos dice Nuestro Señor siempre son bellas. Solo deseo seguir siguiendolo a Jesucristo!!!!!! fuyoglx
Me gusta 0
Joselito H. Joselito H.
el 1/3/14
Si queremos entrar al Reino de los Cielos, debemos comportarnos como ninos, asi lo dice el Senor, el Reino de los Cielos es de los que se comportan como ninos, sin malicias, sin ninguna mala intension y que no conocen de la maldad.
Me gusta 0
bertha bertha
el 1/3/14
que alegria encontrar la lectura de hoy para poder hacer mi oracion con mi esposo gracias
Me gusta 0
Verena Verena
el 1/3/14
Dame Señor un corazón, un sentir, un amar, un perdonar, un sonreir de niño ante tus ojos mi Dios de Amor!! te alabo hoy y siempre Rey de reyes, hermosa palabra, sincero comentario gracias por ello Dios!!! Dios los bendiga ciudad redonda por tan regocijante labor
Me gusta 0
JOSE HERNANDEZ JOSE HERNANDEZ
el 1/3/14
Nuestro Dios no solo nos bendice cada dia con la vida, sino tambien nos da el pan de cada dia para alimentar nuestra vida y asi poder hacer su voluntad. Hoy mas que nunca es muy importante vivir en una comunion con Dios por eso animemosnos a buscar el alimento espiritual que perdura, Jesus Eucaristia. Madre cubrenos con tu manto de Gracia. Amen
Me gusta 0
Pedro Anibal Pedro Anibal
el 1/3/14
Queridos hermanos, Santiago nos recuerda que la oración tiene poder de sanación y es la unión entre Dios y el hombre por eso debemos mantener esa estrecha relación con nuestro Señor, por que el que toca se le abrirá, y quien pide recibe.
Y el evangelio de Marcos Jesús nos invita a vivir como Niños, con esa confianza y la inocencia, dándose integro a sus ideales y confiando siempre en Dios, hoy es hora de vivir intensamente la gloria del Señor de una forma leal y contundente.
Me gusta 0
María J. María J.
el 1/3/14
Cuánta razón! "Si viviéramos de este modo..." seríamos más felices.
Mil gracias por vuestra labor diaria.
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 1/3/14
Señor Jesús yo confío en Ti. Gracias por permitirme vivir y amar como un niño protegido y consentido por sus. padres. Amén.
Me gusta 0
miryan p miryan p
el 1/3/14
Estoy contenta es la primera ves entro a esta pagina para leer el evangelio y seguir haciendolo gracias por darnos la facilidad d aprender mas sobre nuestro padre celestial
Me gusta 0
dalila dalila
el 1/3/14
hoy en dia los ñiños abandonados los niños de padres drogadictos lops nmiños que sus padres ´trabajan y no les dan tiempo son niñops que no conocen a dios son niños sufridos que no0 saben no9 conocen a dios poe wso su sufrir ws grande oremos por ellos a dios nuestro p'0adre amen njj
Me gusta 0
Richi947 Richi947
el 1/3/14
Gracias Señor por darnos esta nuestra vida, este nuestro mundo, todo lo hiciste de la nada y todo nos lo diste sin que nosotros te hayamos pedido. Haznos como niños para seguir las palabras de tu Hijo. Ven, Señor, ven.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.