Comentario al Evangelio del

C. B.

Querese incondicionalmente

No todo se ha desvanecido. No todo son palabras. Queda Dios envolviéndolo todo. Queda el abrazo de los que se quieren, el abrazo que une a los vivos y los muertos. Queda en nosotros la memoria viva de Jesús -Él sí que veía hondo- que puso ante nuestros ojos los planes de Dios sobre el hombre. Él quería que el encuentro amoroso de un hombre con una mujer fuera reflejo de aquel encuentro de amor intratrinitario y que, por lo mismo, fuera generoso, oblativo, incondicional y para siempre.

A nosotros estar juntos toda la vida nos parece una carga y, sin embargo, es un sueño. ¿Qué desea hondamente la persona que quiere? Que se la quiera generosamente, incondicionalmente, desinteresadamente y para siempre; que, aunque uno se olvide, no corresponda, en algunos momentos sea infiel, que la otra persona que me quiere no lo tenga en cuenta y se le olvide para siempre. Todos soñamos lo mismo. Los humanos cuando nos encontramos con un amor así es como si nos hubiéramos encontrado con Dios.

Después en la vida las cosas ruedan de otra manera. Sin embargo, los sueños son los sueños, y los sueños de Dios son lo mejor para el hombre.

La casa -el día que nos encontramos con un amor- tenía sol y tenía sueño. Hoy lo puede volver a tener. En el mundo del amor, nada hay irremediable, nada hay irrecuperable, nada hay irreconciliable. Los humanos decimos otras cosas. Jesús nos dice que queda Dios envolviéndonos a todos con su amor.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Joselito H.
Joselito H.

el 28/2/14
En la primera lectura, el Apostol Santiago, nos invita, a ser paciente, con nuestros hermanos, y no llevarle en cuenta nada, ya que si asi lo hacemos estariamos dispuestos a ser rechazados por la gracia de Dios, seamos pacientes como lo fue Job, y aunque lo perdamos todo, el Senor nos dara nuestro premio.El Evangelio de hoy, nos recuerda, que los casados por la Iglesia, debemos permanecer para siempre con nuestra pareja, ya que al unirons por el Sacramento del matrimonio, ambos formamos una sola carne, no poemos dejar nuestra pareja para casarnos con otra, ya que cometemos adulterio, que nuestra union sea hasta la muerte.
Me gusta 0
R.VELIN
R.VELIN

el 28/2/14
JESUS NOS DIJO LA VERDAD LOS HACE LIBRES,ADEMÁS HOY EN DÍA LAS COSAS MATERIALES SON MÁS VALORADOS QUE EL AMOR,LA MAYORÍA DE MEDIOS DAN MAYOR RAZÓN LO PASAJERO QUE LO DURADERO,TODO PASA SOLO DIOS QUEDA,LO EXTERNO ES TEMPORAL LO ESPIRITUAL ES ETERNO ES VIDA INFINITA
Me gusta 0
Pedro Anibal
Pedro Anibal

el 28/2/14
Queridos hermanos, Una pareja se une en matrimonio, no como una obligación, sino por amor, así es como se procede a juntarse y para siempre, pero existen personas que creemos que el matrimonio es una actividad donde sale a relucir la pompa, la fiesta, y no le damos la debida importancia de lo que se trata; El matrimonio fue instituido por Dios como la unión conyugal entre dos personas de ambos sexos para procrear y es mas una bendición del Señor que tiene sus leyes y debe asistir obligaciones entre ambos, es por eso que dicha unión es para siempre por que se debe tratar con amor y fidelidad, por que las cosas de Dios son eternas y el matrimonio es un acto divino, sellado por la gracia del Señor que nos inspira a vivir rectamente respetándonos en las buenas y en las malas como Él l » ver comentario
Me gusta 0
Maria Cabal
Maria Cabal

el 28/2/14
Buenos Dias Gracias por compartir las lecturas Del dia Dios los bendiga
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.