Comentario al Evangelio del

Oscar Romano, cmf

A la paz de Dios:

Cambio de tercio, cambio de capítulo. Enfrentamiento con los fariseos: echarles en cara la dureza de su corazón que se aferra a unas tradiciones sin sentido y se olvidan de la misericordia. De fariseísmo sabemos mucho cada vez que honramos a Dios con los labios pero nuestro corazón está lejos de Él.

Hoy se celebra la Jornada Mundial del Enfermo. Releo el evangelio de ayer que viene al pelo y me pone en esta sintonía. Y escucho al papa Francisco en su mensaje para esta jornada:

En virtud del Bautismo y de la Confirmación estamos llamados a configurarnos con Cristo, el Buen Samaritano de todos los que sufren. «En esto hemos conocido lo que es el amor: en que él dio su vida por nosotros. También nosotros debemos dar la vida por los hermanos» (1 Jn 3,16). Cuando nos acercamos con ternura a los que necesitan atención, llevamos la esperanza y la sonrisa de Dios en medio de las contradicciones del mundo. Cuando la entrega generosa hacia los demás se vuelve el estilo de nuestras acciones, damos espacio al Corazón de Cristo y el nuestro se inflama, ofreciendo así nuestra aportación a la llegada del Reino de Dios. Para crecer en la ternura, en la caridad respetuosa y delicada, nosotros tenemos un modelo cristiano a quien dirigir con seguridad nuestra mirada. Es la Madre de Jesús y Madre nuestra, atenta a la voz de Dios y a las necesidades y dificultades de sus hijos. María, animada por la divina misericordia, que en ella se hace carne, se olvida de sí misma y se encamina rápidamente de Galilea a Judá para encontrar y ayudar a su prima Isabel; intercede ante su Hijo en las bodas de Caná cuando ve que falta el vino para la fiesta; a lo largo de su vida, lleva en su corazón las palabras del anciano Simeón anunciando que una espada atravesará su alma, y permanece con fortaleza a los pies de la cruz de Jesús. Ella sabe muy bien cómo se sigue este camino y por eso es la Madre de todos los enfermos y de todos los que sufren.

Vuestro hermano y amigo
Óscar Romano, cmf.

Comentarios
Joselito H. Joselito H.
el 11/2/14
En la primera lectura, escuchamos a Salomon, bendiciendo al Senor por su bondad con su pueblo, diciendo que no hay un Dios tan bueno ni en el cielo ni en la tierra como el Dios creador, que ama a su pueblo.
El Santo Evangelio nos dice el reprocho de los fariseos al Senor al ver que sus discipulos, comian sis lavarse las manos, pero el Senor le dice que ellos o sea los discipulos por mantener una tradicion dejan de hacer las cosas de Corazon, solamente dicen las palabras de boca, pero no de Corazon.
Me gusta 0
pedro Anibal pedro Anibal
el 11/2/14
Queridos hermanos, hay veces en que nosotros somos mezquinos con nuestro Señor, y nos portamos como los fariseos, por que nuestros labios proclaman cosas buenas pero nuestro corazón se rehúsa hacer cosas que le agradan a Dios, por eso pongamos en práctica buenas acciones que van dirigidas a los que nos necesitan de nuestra atención, aquellos necesitados de amor, justicia, caridad por que ellos son los que merecen que desviemos nuestra mirada para otorgarles paz, consuelo y caridad, lo importante es que tengamos el corazón puro y aseado como quiere Jesús, por que de sirve ostentar cosas grandes si vivimos aborreciendo a Dios y le damos la espalda a los que nos necesitan.
Me gusta 0
wilmer373 wilmer373
el 11/2/14
Duras palabras las de este relato evangélico. Como siempre el evangelio sorprende por su actualidad. A poco que pensemos veremos que no hemos cambiado tanto. La hipocresía, queramos o no, está presente en nuestras vidas. Y en nuestra relación con Dios, también. En mayor o menor medida, pero ahí está. Reconocer que nos cuesta cambiar, que nos aferramos a costumbres y tradiciones…. y que juzgamos a través de ellas… que hablamos mucho de Dios, pero poco con Dios… tal vez si fuéramos capaces de reconocerlo, daríamos un gran paso hacia el AMOR. Un gran paso hacia Dios.
Me gusta 0
Ariel Puello Ariel Puello
el 11/2/14
En este hermoso día estamos invitados a amar de todo corazón a nuestro Padre Dios, confiados en el amor infinito y la fidelidad que el guarda con nosotros, su pueblo.
Me gusta 0
JAUME DIAZ JAUME DIAZ
el 12/2/14
QUE LAS LECTURAS ESTAN DADAS PARA QUE COMPRENDAMOS LO QUE DIOS NOS QUIERE DAR Y NO LO QUEREMOS TOMAR POR LA CONVENIENCIA NUESTRA DE NO CUMPLIR CON LO QUE EL NOS PIDE QUE HAGAMOS PARA CON NUESTRO PROGIMO Y HERMANO DE GRUPO DE LA IGLESIA Y LO QUE EL NOS OFRECE SI HACEMOS LO QUE HIZO EL BUEN SAMARITANO DE LA LECTURA DED HOY DIA
AMEN Y GOLREA A DIOS PADRE Y ESPIRITU SANTO......
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.