Comentario al Evangelio del

Juan Carlos Martos cmf

Queridos amigos y amigas:

Inauguramos el tiempo ordinario. Durante las nueve primeras semanas del año litúrgico haremos la lectura continua del evangelio según san Marcos, el primero que se puso por escrito y el más corto de los evangelios. Los trece primeros versículos, que no se leen ahora en las eucaristías porque se leen en domingos precedentes, relatan muy brevemente la "predicación de Juan Bautista", "el bautismo de Jesús" y "el retiro preliminar de Jesús en el desierto, donde fue tentado"... Con ello el tiempo ordinario se inicia con el ministerio público de Jesús quien vincula su primer anuncio del reino con las primeras llamadas al discipulado. Podríamos decir que eso equivale, hoy, a vincular “Nueva Evangelización” y “Pastoral Vocacional”.

Me interesa destacar aquí este detalle que considero escasamente tratado en nuestras predicaciones. Porque no pocas comunidades cristianas acusan la tendencia de postergar su Pastoral Vocacional por esta razón aparentemente justificada: “Nuestros interlocutores no están preparados aún para plantearse la vocación. La lejanía de fe de muchos de ellos obliga a que nos centremos solo en el primer anuncio para los no cristianos y en la nueva evangelización para los que ya no lo son. Cuando abracen la fe, entonces será cuando les planteemos el tema de su vocación particular”.

¿No insinúa el evangelio de hoy a lo contrario? Implantar un estado de colapso vocacional que suspenda toda acción de Pastoral Vocacional a la espera de nuevos tiempos en los que haya destinatarios ya convertidos, es justo lo contrario de lo que aparece en este relato de Marcos. El anuncio del evangelio, realizado por primera vez o reiniciado, exige por su misma dinámica el nacimiento del discipulado. Este es la expresión rotunda de la eficacia de la palabra y un signo comprobatorio de la llegada del Reino. Y esta forma de proceder es vinculante para nosotros.

Me pregunto con una cierta preocupación si los nuevos misioneros de la Iglesia –o sea todos nosotros- estaremos convencidos de predicar con pasión y valentía el evangelio yendo a las periferias y, si al hacerlo, nos atreveremos a hacer la propuesta cristiana y vocacional –van unidas- con la autoridad provocativa que esgrimía el Maestro bueno.

Pidamos a Jesús que nos enseñe a transmitir con credibilidad el evangelio y, particularmente, a anunciar la palabra “sígueme” a otros. Ojalá que, al pronunciarla limpiamente, les sumerja a ellos en aquella crisis que está al inicio de todo camino vocacional…

Comentarios
Bartimeo Bartimeo
el 13/1/14
Estoy de acuerdo en que la misión nos incumbe a todos, a los seglares también, y me pregunto si para llevarla a cabo hemos de predicar con la palabra o con las obras, y también me pregunto si hemos de ir a la periferia o la mies nos acompaña.
Creo que la condición de éxito mas importante es el ejemplo con sencillez.
Me gusta 0
pedro Anibal pedro Anibal
el 13/1/14
Queridos hermanos, hoy día Jesús nos invita a seguirlo, hoy nos dice ven conmigo, hazte discípulo de Cristo, asumamos ese llamado como una bendición del Señor, que quiere hacernos sus seguidores, no todos recibimos ese llamado y en muchas oportunidades ponemos pretextos para esquivar ese llamado, que es una bendición, es por eso Queridos hermanos que no rehusemos a ponernos al servicio de Dios, no esperemos pasar por alguna desgracia para recién ir tras el Señor, estamos a tiempo de ir tras él, renunciemos a nuestra vida mundana y sellemos ese compromiso que como buenos hijos tenemos para con nuestro padre celestial, y vivamos ante la presencia de Dios, por que como hijos heredaremos el cielo, pero para eso debemos de comportarnos como verdaderos hijos cumpliendo esa misión en l » ver comentario
Me gusta 0
Antonia Ruiz Antonia Ruiz
el 13/1/14
Predicar con el ejemplo es nuestra primera misión, podemos empezar con nuestra familia, no seamos candil de la calle y oscuridad de la calle. Pidamos al Señor nuestro Dios que nos ayude a seguir sus mandatos.
Me gusta 0
wilmer373 wilmer373
el 13/1/14
Jesús inicia su misión con urgencia: "Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio", nos quiere ya, nos quiere ahora mismo, no hay excusas para seguir postergando nuestra salvación. Para otras cosas de la vida si vivimos apresurados queremos que ya se hagan las cosas (tener un auto); pero las cosas de Dios si le ponemos peros lo postergamos para después. El Señor nos quiere ahora nos necesita ahora. Nos quiere hacer pescadores de hombres para llevar su BUENA NOTICIA y ser constructores de su NUEVO REINO...
Me gusta 0
ana karina ana karina
el 13/1/14
querido hermano bartimeo yo pienso que debemos ir de la mano con lo que es la palabra y la obra claro jesus esta en nuestro hermano en el necesitado y si conocemos la palabra entonces nuestras obras seran grandes como la de jesus
Me gusta 0
Bartimeo Bartimeo
el 14/1/14
Querida hermana Ana Karina, Juan Carlos Martos introduce con su comentario un tema muy de actualidad que recoge el Papa Francisco en su reciente Exhortación: El tema es el de la responsabilidad de ser misioneros.
Te animo a que leas de nuevo el comentario de J. Carlos y muy especialmente la exhortación"Evangelii gaudium".
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.