Comentario al Evangelio del

Francisco Javier Goñi, cmf

A lo largo de esta segunda semana del tiempo de Navidad, el Evangelio de cada día nos ha ido mostrando los primeros pasos del ministerio público de Jesús según los tres evangelistas sinópticos. Hoy es Lucas el que nos cuenta el inicio de la misión de Jesús. Y lo hace con el episodio de Jesús en la Sinagoga de Nazaret. Según Lucas, Jesús comenzó sus andares misioneros enseñando en las sinagogas de Galilea, y señala como especialmente significativo su discurso en Nazaret.

Curiosamente debe ser el discurso más breve que Jesús dirigió. Le bastó con una frase de ocho palabras. No necesitaba de largas homilías para convencer: en su vida, en sus gestos, en su persona se estaba realizando lo que los profetas habían anunciado. ¿Para qué más? Se contentó con leer el pasaje de Isaías y hacer ver a los que escuchaban asombrados que esas profecías sobre el Mesías se estaban cumpliendo ya en su propia persona.

Sorprende que hoy día, los que hablamos de Jesús y somos sus testigos tengamos que hablar tanto para anunciar la Buena Noticia del Reino. Más sorprende aún que la mayor parte de nuestros discursos no estén dirigidos a hablar precisamente del Reino, de su justicia, de la alegría ante su cercanía o de la transformación que provoca, en las personas y en las sociedades; parece que nos preocupa más la imagen que tiene la Iglesia ante la sociedad, o la moral de los fieles, y no fieles, o los “ataques” que sufrimos contra nuestras ideas, convicciones e instituciones.

Jesús, más que hablar, hacía; y en sus gestos, actos y valores mostraba lo que quería transmitir. Por eso necesitaba de pocas palabras. Y su tema era siempre el mismo: la Buena Noticia de la cercanía del Reino y la llamada a convertirse a él. Pero entonces, los continuadores de su misión tenemos que hacernos preguntas muy importantes: ¿qué o a quién ponemos en el centro de nuestra predicación?; ¿a quiénes va especialmente dirigida?; ¿quiénes son nuestros preferidos?, ¿los pobres?; ¿qué muestran nuestros gestos, acciones, manera de vivir, valores?, ¿somos testimonio vivo del evangelio de Jesús?

Comentarios

Deja tu mensaje:

Viriato
Viriato

el 10/1/14
Ante la Palabra, aquí reveladora de Jesús, seguimos mirando hacia afuera? hacia lo mal que injustamente nos trata la vida? No necesitaremos mirar, mejor, hacia a dentro?
O sea: nos sentimos POBRES en nosostros mismos? Nos sabemos CAUTIVOS de nuestros anhelos temporales? Nos interesa abrir los ojos y ver? dejar de conformarnos con nuestra CEGUERA? No estareos siendo OPRIMIDOS por el poder arrollador de nuestro EGO?
La reflexión sobre esto quizás no ayude a descubrir el mensaje que nos da aquí Jesús y desear conocer el sentido auténtico de la Buena Noticia, o sea el Evangelio. Todo lo demás, palabras y mas palabras, "marear la perdiz"sin calar, sin comprender, sin disfrutar.
Me gusta 0
Joselito H.
Joselito H.

el 10/1/14
El que ama a Dios, ama a sus hermanos, y quien no ama a sus hermanos a quien ve, enos ama a Dios a quien no ve.
Me gusta 0
PEDRO ANIBAL
PEDRO ANIBAL

el 10/1/14
Queridos hermanos, Jesús en el evangelio de Lucas, nos enseña la trascendencia que significa su estadía en la tierra, pues la misión encomendada por el padre era contundente que su misión estaba basada en como debía de obrar en favor de los pobres, los humildes y aquellos que eran sometidos a las injusticias de la sociedad, por eso hoy nos dice que debemos confiar en él por que es nuestro defensor y referente de la legalidad por eso nuestra Fe debe estar ligada en el amor de Cristo que nunca abandona a sus hijos a pesar de las vicisitudes de la vida él esta pendiente que seamos tratados como verdaderos hijos de Dios a quien le debemos todo lo que nos pasa, lo bueno y lo malo por que sirven para restaurar nuestras heridas.
Me gusta 0
Paprushko
Paprushko

el 11/1/14
YA que debemos ser difusores de la Buena Nueva, debemos ser congruentes con nuestra manera de vivir. Cuidemos nuestra forma de hablar, de comportarnos, pues no podemos hablar de una manera y comportarnos de otra.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.