Comentario al Evangelio del

Francisco Javier Goñi, cmf

En uno de aquellos recorridos de Jesús de aldea en aldea, parece ser que se encontró con una multitud de gente. No aclara Marcos qué les había congregado, sólo que Jesús se encontró con ellos y sintió lástima, “porque andaban como ovejas sin pastor”. Este Jesús, que es histórico, personal, concreto, humano, siente lástima al ver a aquella gente perdida, sin rumbo, sin alguien que les ayude a encontrar el verdadero camino de la Vida, y decide detenerse, sin prisa, “para enseñarles con calma”.

Sufrir con los que sufren, compartir su dolor, la compasión, o sentir lástima por quienes andan perdidos, son sentimientos profundamente humanos. Cuando van unidos a decisiones de olvido de sí y de entrega y compromiso gratuitos, entonces podemos hablar de amor. Así era en Jesús, y así nos llama a vivir a sus discípulos y seguidores.

Y en el amor lo humano y lo divino se unen, también como en Jesús. Dios es amor, nos recuerda la primera lectura de hoy: “todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios”. Por el amor el Misterio de la Encarnación de Dios puede reproducirse en nosotros: quedamos “divinizados”, hechos hijos en el Hijo.

Y si esto es así entonces, efectivamente, nosotros también nos detendremos como Jesús ante quienes necesiten el pan de la Palabra o el pan de la justicia. “Dadles vosotros de comer”, encomienda Jesús a los suyos. Las multitudes hambrientas que hoy día siguen andando como ovejas sin pastor, que padecen hambre de sentido, o de orientación, de o justicia o de pan, nos necesitan. ¿Obedeceremos al que decimos que es nuestro Señor? ¿Nos detendremos a escucharles y a hablarles? ¿Les ofreceremos la alegría del Evangelio y la justicia del Reino?  Dadles vosotros de comer, le escuchamos decir a Jesús. Si hemos creído en Jesús y le hemos seguido, si nos hemos encontrado con él y nos hemos dejado transformar por él, entonces podremos amar como él ama, compartiendo y multiplicando lo que tenemos para que a todos llegue la alegría, la esperanza, la fe, la justicia y el pan.

Comentarios
Linder Paulino Linder Paulino
el 8/1/14
Excelente interpretacion.
Me gusta 0
Joselito H. Joselito H.
el 8/1/14
Senor, te doy gracias en este dia, y me acojo a la primera lectura, donde nos injvita el Senor a que nos amemos unos a otros de Corazon, todo el que ama viene de Dios y el que no ama no viene de Dios.
El Santo Evangelio, nos habla de la pena que sintio Jesus, al ver tanta gente sedienta de la palabra del Evangelio, viendo esto Jesus comenzo a ensenarle, y viendo que ya era tarde, los Discipulos les dijeron aql Senor que los despidiera, pero el Senor les dijo que no que le dieran de comer, y tomando dos peces que tenian y cinco panes los bendijos y les dio de comer a mas de cinco mil personas. He aqui la manifestacion de Jesus, con tanta gente ambrientas.
Me gusta 0
Jorge Gömez M. Jorge Gömez M.
el 8/1/14
Qué urgente y qu? inmensa la misión que nos entrega Jesús . Qué poca cosa nos sentimos en número, calidad y recursos para lograr que el amor (Amor) sea el pan de una generación que desperdicia, y destruye su planeta, que concentra en pocas manos el poder y la riqueza a nivel mundial, que genera una sociedad de desplazados, refugiados, inmigrantes, terroristas, aterrorizados, indignados y endeudados. Pero aquí estamos... pongamos en sus manos nuestro canastllo unidos a él en su Pan y su Palabra.
Me gusta 0
MARIOLUISTAMIS MARIOLUISTAMIS
el 8/1/14
TRATARE DE LLEVAR A LA PRACTICA EL AMARNOS UNOS A LOS OTROS. MAS CON AQUELLOS HERMANOS QUE SIENTO RECHAZO POR A O B MOTIVO.
Me gusta 0
PEDRO ANIBAL PEDRO ANIBAL
el 8/1/14
Queridos hermanos, hoy día nos encontramos con una multitud hambrienta de alimento, pero es un alimento espiritual, y nuestra tarea es darles que comer pero ese alimento con que se alimenta el espíritu, muchos no saben que Dios es amor y que el amor viene del Padre que envío a su hijo primogénito para salvarnos del pecado, por que el fue quien nos amo antes que nosotros lo conociéramos, así que nuestra tarea es alimentar al hambriento de gracia y sediento de amor en Cristo.
Me gusta 0
Jorge Gömez M. Jorge Gömez M.
el 8/1/14
Qué urgente y qu? inmensa la misión que nos entrega Jesús . Qué poca cosa nos sentimos en número, calidad y recursos para lograr que el amor (Amor) sea el pan de una generación que desperdicia, y destruye su planeta, que concentra en pocas manos el poder y la riqueza a nivel mundial, que genera una sociedad de desplazados, refugiados, inmigrantes, terroristas, aterrorizados, indignados y endeudados. Pero aquí estamos... pongamos en sus manos nuestro canastllo unidos a él en su Pan y su Palabra.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.