Comentario al Evangelio del

JGP

Para creer “lo más” hay que creer antes “lo menos”

¿Por qué habrá gente que no cree? ¿Por qué habrá personas que antes de preguntarse qué han de hacer, se cuestionan porqué los otros hacen lo que hacen? Todo va muy unido. El egoismo cierra las puertas a la fe. Veámos en el Evangelio de hoy.

Quienes tienen autoridad le preguntan a Jesús con qué autoridad hace lo que hace. Los Sumos Sacerdotes, los Ancianos, cuestionan la autoridad de Jesús. El motivo ciertamente era muy serio: Jesús había tomado posesión del Templo, expulsando a los vendedores, paralizando el culto y denunciando haber convertido la casa de Dios en cueva de bandidos. Las autoridades le preguntan entonces porqué ha actuado así. Jesús no responde. Su contrarréplica consiste en preguntarles a su vez si el bautismo de Juan era cosa de Dios o no. Les pregunta porqué no creyeron en la actuación de Dios en Juan el Bautista. Es como decir: si no creísteis en Juan, mucho menos vais a creer en mí.

La respuesta de los Sumos Sacerdotes y los Ancianos a la pregunta de Jesús es muy diplomática: ¡no quieren cogerse las manos! Por eso, responden sin implicarse en nada: ¡no sabemos! Entonces Jesús, renuncia a darles a entender el sentido profundo de lo que ha hecho.

Hay personas totalmente incapacitadas para entender lo que Dios quiere, para discernir su voluntad. Cuando en lugar de preguntarnos ¿qué he de hacer yo? preguntamos a los demás porqué hacen lo que hacen, cuando en lugar de meternos con nuestra propia vida, nos metemos con la vida de los demás… es entonces cuando nos volvemos incapaces de entender lo que Dios quiere.

¡Hágase tu voluntad, Padre! Es nuestra oración diaria. Qué importante es tener lo ojos abiertos y la sensibilidad dispuesta para entender y comprometernos con las cosas de Dios.

Por otra parte, el camino para llegar a la Gran Fe, es demostrar la fe en las cosas pequeñas. Para creer en Jesús que es lo más, es preciso creer antes en Juan, que es lo menos.

Comentarios
Martín Vásquez Martín Vásquez
el 16/12/13
Gracias por mantener esta página, porque así tengo la oportunidad de leer la Santa Palabra de Dios, que es fuente de sabiduría diaria y la buena nueva de cada día.
Me gusta 0
wilmer373 wilmer373
el 16/12/13
Los sumos sacerdotes y los ancianos no podían ver en Jesús al Mesías y por eso le preguntan por la autoridad que preside y gobierna su vida. Ellos establecen el diálogo en términos de su poder y quieren saber qué poder está ahí en competencia con el de ellos. Juzgan a Jesús desde los intereses que ellos tienen, es decir, desde su deseo y su convicción de poseer una autoridad sin discusión. Eso precisamente los hace ciegos. Ceguera es buscar ver lo que uno quiere ver.
Me gusta 0
pedro Anibal pedro Anibal
el 16/12/13
Queridos hermanos; muchas veces nos hemos preguntado que es la FE; y respondimos la Fe, y nos respondemos es la acción de creer sin haber visto, es la sensación de tener a alguien cerca de nosotros que nos escucha y nos acompaña, en verdad ese es Dios, pero no basta en tener Fe, sino en hacer la voluntad del Dios vivo, en las épocas que Jesús convivió en la tierra, la gente se escandalizaba por sus obras, lo ponían a prueba, a lo largo de la existencia siempre hemos desobedecido a Dios, es que llevamos en nuestros corazones la maldad, pero si analizamos las escrituras, el Señor todo lo ve perdón y amor por nosotros sus hijos, por eso en este adviento abramos nuestros corazones a Dios y dejemos que nazca en el, no pongamos a prueba a nuestro Dios y Señor, y digàmosle entra Jesú » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.