Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf

Querido amigo/a:

¿Qué hace Dios? Invitar a la alegría. En muchas culturas sentarse a la mesa es símbolo  de alegría, pues expresa el sentido de fraternidad y de fiesta; en ella uno repone fuerzas disfrutando de los alimentos y conversa de manera distendida disfrutando de la compañía. De hecho, no hay festejo que se precie que no venga acompañado de una buena comida o una buena cena: un cumpleaños, una boda, un aniversario…

Las lecturas de hoy nos muestran dos banquetes donde el Señor quiere compartir con nosotros el alimento de la vida. No son banquetes privados ni exclusivos, sino universales, pues todos están invitados. En el primero Isaías así lo refleja: preparará para todos los pueblos […] un festín de manjares suculentos, un festín de vinos de solera. Un banquete lleno de alegría, de salvación, donde no hay tristeza, donde todos están contentos, como en las fiestas auténticas. Un banquete que simboliza la salvación de todos, precisamente por esto último es un banquete de inmensa alegría, porque están todos, porque no se ha quedado nadie fuera. En el segundo banquete , Jesús da de comer a la multitud después de sanar todo tipo de dolencias. Una multitud que, de nuevo, simboliza la diversidad de condiciones sociales y razas. Comieron todos hasta quedar satisfechos. De nuevo, todos; nadie queda excluido.

En los países del llamado “primer mundo”, celebraremos la Navidad con demasiadas comidas y cenas: comidas de empresa, de amigos, de familia… En ocasiones son celebraciones con excesivo derroche, exageradas comidas. Tan excesivas que cuando terminan las fiestas, no faltan los reclamos publicitarios de gimnasios y dietas de adelgazamiento para corregir los excesos. Ojalá nuestros excesos fuesen no de calorías, sino de alegría, de gozo, de fraternidad. Quizá de estos dones estamos más anémicos y de ellos nos quiere saciar Dios. Este es su banquete, esta es su invitación.  Pero para que este gozo sea pleno, al menos tienen que estar todos invitados. Una mesa donde falten hermanos, nunca disfrutará de una alegría auténtica. ¿Quizá por ello nos cuesta ser felices de verdad?

Vuestro hermano en la fe: 
Juan Lozano, cmf.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Joselito H.
Joselito H.

el 4/12/13
El Senor, siempre se muestra compasivo y misericordioso con todos sus hijos, asi nos los muestra el Santo Evangelio de este dia donde Jesus comparte con los ciegos, tullidos, paraliticos y sordos mudos que desde nacimiento sufrian de estas enfermedades y atodos los deja sanos y para no despedirlos con hambre, realiza el gran milagro de la multiplicacion de los panes, donde todos quedaron saciados y sobraron siete canastas de panes.
Me gusta 0
Verena
Verena

el 4/12/13
Danos Señor Dios hambre de fe, de amor, de esperanza, de fortaleza, danos hambre de TI!!!
Me gusta 0
milsiades
milsiades

el 4/12/13
asi deberían de ser nuestras eucaristías sin exclusión
Me gusta 0
pedro Anibal
pedro Anibal

el 4/12/13
Queridos hermanos, en verdad que Dios todo misericordia, nos ofrece siempre sentarnos a su mesa para brindarnos su banquete, como solo él lo sabe, sin distinciones y con mucho amor, desprendámonos de nuestros egoísmos y vanas acciones para ir a en dirección a el llamado de Jesús que espera en esta Navidad que lo dejemos nacer en nuestros corazones, él espera por ti, la decisión está de tu lado, ábrele tu corazón y habrás ganado muchas cosas que por ahora no sientes.
Me gusta 0
Richi947
Richi947

el 4/12/13
No podemos avanzar, con hambre bajo el sol, dannos siempre el mismo pan, tu Cuerpo y Sangre Señor!!! Amén.
Me gusta 0
P. Edward
P. Edward

el 4/12/13
Como Sacerdote me llenó mucho tu reflexión y voy ahora a celebrar la Misa con un entusiasmo renovado por este Dios que hace sitio en la Mesa para todos y pidiendo que no falte nadie... que nadie quede sin el alimento que da la Vida Verdadera.
Me gusta 0
alfred
alfred

el 5/12/13
queridos hermanos es una alegría para nosotros compartir esta palabra de Dios, Donde el señor nos invita al banquete celestial y es una invitación para todo hombre que cree en y El, y se acerca para saciar esa hambre del alma. Dios te bendiga.
Me gusta 0
chazzz
chazzz

el 5/12/13
Dios les bendiga hermanos a todos y sigan adelante de la mano de jesus y maria: amen
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.