Comentario al Evangelio del

Enrique Martínez, cmf

Si tu hermano te ofende siete veces en un día...


 

Si mi hermano me ofende siete veces en un día, es que la tiene tomada conmigo.Si mi hermano me ofende siete veces al día... dan ganas de soltarle cuatro cosas bien dichas.

El Evangelio de Jesús me da «permiso» para reprenderle». Menos mal.

Aunque no es tan frecuente que te pidan perdón otras tantas veces.

Entiendo que ante esta desmesurada pretensión de Jesús de perdonar otras tantas veces, los apóstoles reaccionen pidiéndole que le aumente la fe. Porque sí, hace falta mucha fe para perdonar, y además no sentirse un poco «tonto» (por poner una palabra «suave»).

Perdonarle no significa decir que lo que me has hecho no tiene ninguna importancia. Quizá la tiene. Y además duele.

Perdonar no supone automáticamente que se cierren las heridas, que aquí no ha pasado nada y que vuelves a ser mi hermano querido del alma. Esto a veces necesita mucho tiempo. No por echar agua oxigenada y Betadine en una herida, ésta se cura de golpe. Las cicatrices exigen paciencia y cuidados. Es posible que las cosas nunca vuelvan a ser como antes. Es posible que los problemas sigan ahí. Y es normal que uno sea precavido, y procure evitar la ocasión de que te zumben de nuevo donde te duele.

Perdonar quiere decir que no estoy dispuesto a seguir relacionándome contigo desde esas fuerzas oscuras que brotan tan espontáneas del corazón, cuando se siente herido.

Perdonar quiere decir renunciar a devolverte con la misma moneda. Porque en ese caso le estoy dando poder sobre mí: me está imponiendo un comportamiento que no deseo, y que nuevamente me hace daño. Si utilizo sus mismas armas... me ha vencido, ha «manipulado» mis comportamientos, ha dejado que se almacene en mí la agresividad y el resentimiento. Y porque no quiero que sea así, «perdono».

Aunque pueda tener la sensación de que estoy siendo un poco «bobo» perdonando tantas veces al día, no se trata de un acto de debilidad: es un acto de fuerza. Porque me enfrento con todo aquello que quiero arrancar de mí, y porque decido tratarte de manera nueva, constructiva. A ver si así «desactivo» tu empeño en meterte conmigo.

Y perdono porque recuerdo el bien que me ha hecho cuando yo me he sentido perdonado: es decir, acogido y querido a pesar de mis errores y limitaciones, de los malos días que uno tiene, y hasta con la posibilidad de ser incapaz de cambiarlos.

Esto es algo que Dios nos hace experimentar cada vez que somos sinceros con nosotros mismos, y como un pobre, sin poderlo exigir, solicitamos a Dios que espere, que ya cambiaremos, que nos hemos propuesto ser mejores... y él nos dice: ¡Deuda cancelada! ¡Se acabó! Empieza de nuevo y no te acuerdes más de todo eso que tanto te duele y avergüenza.

Al perdonar intentamos llevar a otros la experiencia de lo que Dios hace continuamente conmigo. Porque a él sí que le fallo yo mucho más de siete veces al día. El perdón recibido se convierte en una dinámica contagiosa cuando yo procuramos acoger, comprender y dar una nueva oportunidad al otro a pesar de todo... simplemente porque le quiero, y porque es mi hermano... Aunque no creo que se me pueda reprochar, cuando mi fe no es suficiente, cuando mi capacidad de aguante llega al límite... que ponga tierra por medio y evite la ocasión de que me «fastidien» de nuevo. Mientras sigo pidiendo: «Señor, auméntame la fe». Porque tengo que reconocer que a veces perdonar es más difícil que trasplantar moreras al mar.

Enrique Martínez cmf

Comentarios

Deja tu mensaje:

JAUME DIAZ
JAUME DIAZ

el 11/11/13
LA PRIMERA LECTURA NOS HABLA DE SER SINCEROS EN NUESTROS ACTOS Y DE COMO VIVIMOS LA VIDA EN CARA A DIOS Y SUS ENSEÑANZAS PARA DAR TESTIMONIO DE VIDA A LOS DEMAS HERMANOS.

Y EL EVANGELIO NOS LLAMA A TENER FE PARA HACER LOS MILAGROS EN NUESTRAS VIDAS , Y QUE LINDAS LAS LECTURAS POR LO QUE ESTE DIA ME TRAEN PARA MY VIDA Y LO QUE ESTOY ATRAVESANDO EN MI FAMILIA Y CASA QUE DEBO DE TENER FE Y DIOS ME ESCUCHA PARA DARME LO QUE MI FAMILIA Y CASA NECESITAN DESDE ANTES DE YO PEDIRCELO PUES PAPA DIOS LO SABE ANTICIPADAMENTE QUE ES MI NECESIDAD . AMEN GLORE A DIOS PADRE
Me gusta 0
Joselito H
Joselito H

el 11/11/13
Senor, ayudame a perdonar tpdas las veces que sea necesario, a los que me ofenden. T, Senor perdonaste a los que te hicieron tantos danos, sin tener razon.
Me gusta 0
Katherine
Katherine

el 11/11/13
Es muy dificil perdonar sobre Todo cuando te hacen lo mismo pero lo Mismo hacemos con Dios pedimos perdon y volvemos a pecar, debemos pensar en eso a la hora de perdonar, en cuantas veces nos ha perdonado Dios Por los Mismos errores y perdonar colocando limites para que no nos hieran mas.
Me gusta 0
Mª Eugenia
Mª Eugenia

el 11/11/13
Que difícil es perdonar, cuando te hacen tanto daño y surge el resentimiento. En mi caso lo que hago es no consentir ese sentimiento de rechazo, para ello rezo jaculatorias e intento pensar en otra cosa, luego en mi comunión diaria pido a Dios por la conversión de esas personas que tanto daño me han hecho.
Me gusta 0
richi947
richi947

el 11/11/13
Me llegó mucho lo del perdón del Señor que nos dice:" ¡Deuda cancelada! ¡Se acabó! Empieza de nuevo y no te acuerdes más de todo eso que tanto te duele y avergüenza"... Debemos creer en el amor de Dios. Si Él nos perdona es borrón y empezar de cero, no para seguir pecando, total ya recargamos el monedero, sino para iniciar algo nuevo. Pensemos en ello. Bendiciones en el Señor.
Me gusta 0
duartexfernando
duartexfernando

el 11/11/13
señor mi comunidad te necesita sabio mensaje que nos dejas
Me gusta 0
Jacky.
Jacky.

el 11/11/13
Calidad vs. Cantidad.
Si la Fe del tamaño de un grano de mostaza, mueve montañass; entonces, si creemos que tenemos Fe, hemos de pedir a Dios que nos Fortalezca la Fe!. Amen!. La calidad vs. La cantidad"...aumenta la productividad...mejora los resultados. Lógica Divina y que también se cumple en los principios de las mejores empresas.
Me gusta 0
Jacinta
Jacinta

el 11/11/13
Señor dame la fe, humildad y fortaleza necesaria para perdonar tanto como me ofendan, en el dulce nombre de Jesus, amén. Y bendice aquellos que no te conocen, por la intercesión de nuestra Madre María, amén!
Me gusta 0
ALOMessie
ALOMessie

el 11/11/13
Somos humanos y por lo tanto la ofensa puede surgir en el momento inespérado, no obstante , en nuestros corazones esta el amor en Jesús y en el Padre, que en ese corazón la ofensa no penetra , pero si la comprension y la tolerancia. Por eso mismo la paz que siento se convierte en amor al projimo y a Dios.
Me gusta 0
PEDRO ANIBAL
PEDRO ANIBAL

el 11/11/13
Queridos hermanos, el don de la sabiduría que Dios nos envía lo adquirimos mediante el espíritu santo, y para eso tenemos que tener un corazón contrito y lleno de gracia, no es algo que se nos regale por el simple hecho de ser cristianos, debemos adquirirlo a base de una vida entregada al Señor, todo lo que venga de Dios llega a base de entrega y sacrificio. Ahora hermanos, como nos cuesta muchas veces perdonar, pero es el don del perdón por el que Dios nos mide con la misma vara, el perdonar nos hace vivir en paz consigo mismo, vivir con la conciencia tranquila, ahora en estos tiempos en que los conflictos se avivan en cada momento es cuando tenemos que luchar por ser personas con estímulo de perdón, todo se puede con la venia del Señor.
Me gusta 0
Dolores
Dolores

el 11/11/13
Como hacer para tener fe como un grano de mostaza???, pido paciencia a mi Padre para atravesar estos momentos. La espera me hace flaquear, pero las oraciones me levantan el espiritu hacia la esperanza. Solo tu Señor conoces nuestro camino. Espere, espero y esperare en ti ¡¡¡¡¡¡
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.