Comentario al Evangelio del

Carlos Latorre

Dice Jesús: “Si sabéis interpretar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no sabéis interpretar el tiempo presente? ¿Cómo no sabéis juzgar vosotros mismos lo que se debe hacer?”

Los contemporáneos de Jesús no saben interpretar sus palabras y milagros como el signo de que ha llegado el reino de Dios. Juzgan desde sus propios criterios y tienen los ojos cerrados a los signos de los tiempos.

Cristo quiere que escrutemos el tiempo, y el tiempo para Él consiste en que con su venida hemos llegado a la plenitud: «la plenitud de los tiempos”. Es una plenitud real, no imaginaria, que no hay que confundir con el fin del mundo, sino con la manifestación más clara y plena del amor de Dios por los hombres. El primer acto de amor de Dios al hombre ha sido la creación.

¿Puede el hombre pedir algo más? Lo inteligente en el hombre es ser consciente del tiempo en que vive y saber decir cada día: «gracias, Padre Dios, por tu amor tan presente y cercano».

Hoy es un buen día para contemplar sin más el amor de Dios que se nos manifiesta en los más pequeños, en los que necesitan comprensión, una caricia. Como sabiamente decía una amiga mía: Nos podemos equivocar en muchas cosas en nuestra vida, pero en lo que nunca nos equivocamos es si hacemos el bien a quien necesita ayuda. Ella decía con mucha convicción: “el que ayuda a un pobre no se equivoca”.

Siguiendo el texto del evangelio de hoy nos dice Jesús: “Cuando te diriges al tribunal con el que te pone pleito, haz lo posible por llegar a un acuerdo con él, mientras vais de camino”.

Esta comparación ilustra la urgente necesidad de reconciliarse con Dios antes de que llegue el juicio y al mismo tiempo la importancia de esta reconciliación entre las personas. El perdón que doy al hermano es el perdón que Dios me da a mí. Sólo el perdón nos lleva a la paz.

En la primera lectura san Pablo nos confía con gran sinceridad sus experiencias en la lucha por seguir a Jesús cada día y nos dice: “El bien que quiero hacer no lo hago; el mal que no quiero hacer, eso es lo que hago”. Él sabe por propia experiencia que sólo la misericordia nos abre a la esperanza: “¡Desgraciado de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo presa de la muerte? Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo, y le doy gracias”.

Carlos Latorre
Misionero Claretiano

Comentarios
Jacky. Jacky.
el 25/10/13
Bien-mal.
Luz-oscuridad.
Paz-guerra.
Tranquilidad-hostilidad.
Libertad-opresion.
Aprender-enseñar.
Sangre-polvo.
Recoger- derramar.
Salvar-condenar.
Divino-humano.
Nuevo-viejo.
Vida-muerte.
Por medio de Moisés hemos recibido la Ley pero la verdad y el Don Amoroso nos llego por medio de
Jesucristo. Juan 1,17.
Recordemos que Jesus vino para hacernos hijos de Dios...sacrificio demasiado grande para ser olvidado.

Dios no hace diferencia entre las personas. En toda nación, mira con benevolencia al que teme a Dios y practica la justicia. Hechos10,35. Amen!.
Gloria a Dios!.

Me gusta 0
Diego Herrera Diego Herrera
el 26/10/13
Hemos muerto con Jesús, y resucitado con Jesús, por eso somos libres de la ley, el pecado ya no nos rige. Esto es el verdadero bautismo. Alabado sea Papá.
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 25/10/13
Para Carlos mi agradecimiento por sus sabios consejos. Siempre gozosos por la vida Santa en Cristo JESÚS. Él se dio por nosotros, y es por esto que debemos ayudar al menesteroso y al necesitado. Gracias.
Me gusta 0
Rosalba Rosalba
el 25/10/13
Gloria a Ti Señor Jesus por tanta misericordia por amarnos asi como somos con nuestras debilidades... Ayudame todos los dias a cumplir tu Santa Voluntad mas que nada verte a ti en mis hermanos mas necesitados. Te doy gracias por todo lo que me das dia a dia. Amen!!!! Buen fin de semana para todos que sea llena de Gracia y de Bendiciones!!!!!
Me gusta 0
PEDRO ANIBAL PEDRO ANIBAL
el 25/10/13
Hermanos en Cristo Jesús, es realmente reconfortante las enseñanzas del Cristo vivo, del Cristo Misericordioso, del ser maravilloso que constantemente esta poniendo de manifiesto hacer la voluntad del Padre, su amor inmenso no tiene fronteras y lo digo por que esta pendiente de que seamos libres de pecado, y grande su preocupación por reconciliarnos con Dios, para alcanzar la vida eterna
Me gusta 0
Joselito H Joselito H
el 25/10/13
Senor, ayudame en este dia, a entender que mi cuerpo no esta hecho para el pecado, sino, para alaverta y bendecirte, porque Tu hiciste mi cuerpo a tu imagen y semejanza, por eso te pido Senor que me ayudes a renunciar al pecado para siempre y saber que mis organos son sagrados, como lo dice Pablo en la preimera lectura. Y como nos dice el Evangelio de hoy si dominamos la senal que la tierra nos da cuando va a llover o a hacer un buen tiempo, tambien debemos dominar las senales que el Senor nos ha dado, y saber que antes de ir con el que me acusa al juez, debo ponerme de acuerdo y evitar que me metan a la carcel, o sea ponerme a la disposicion del Senor, que es quien tiene palabra de vida eternal.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.