Comentario al Evangelio del

Rosa Ruiz, misionera claretiana

"Como todo depende de la fe, todo es gracia". No sé qué es más difícil, aceptar que todo depende de la fe o que todo es gracia... No sé qué nos hace más bien, saber que todo depende de la fe o que todo es gracia... Quizá sólo desde ahí podemos esperar contra toda esperanza, como nuestro padre Abraham.

Sólo se espera lo que no se posee, lo que no se ha logrado. Sólo podemos esperarlo si con humildad reconocemos nuestra indigencia, nuestra necesidad, nuestro vacío... Esperamos lo que deseamos de todo corazón. Todo es gracia. ¡Ay si os creyéramos esto! No viviríamos tan preocupados de “lo que vais a decir, o de cómo os vais a defender, porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir”.

Reconozco que me falta fe y sobre todo, me falta esperanza; quizá porque me falta amor, porque tantas veces no sé amar bien, bien, bien. Aunque bien mirado, quién sabe si como escribió Charles Péguy, nuestra fe y amor son tan pobres porque no cuidamos nada a la pequeña esperanza… Que la poesía nos lo diga al corazón, allí donde el Espíritu Santo no deja de regalarnos el gesto y la palabra oportunos… siempre que le esperamos:

(…) Lo que me asombra, dice Dios, es la esperanza,
y no salgo de mi asombro.

Esta pequeña esperanza que parece una cosita de nada,
esta pequeña niña esperanza,
inmortal.

Porque mis tres virtudes, dice Dios, mis criaturas,
mis hijas, mis niñas,
son como mis otras criaturas de la raza de los hombres:
la Fe es una esposa fiel,
la Caridad es una madre, una madre ardiente, toda corazón,
o quizá es una hermana mayor que es como una madre.

Y la Esperanza es una niñita de nada
que vino al mundo la Navidad del año pasado
y que juega todavía con Enero, el buenazo,
con sus arbolitos de madera de nacimiento,
cubiertos de escarcha pintada,
y con su buey y su mula de madera pintada,
y con su cuna de paja que los animales no comen porque son de madera.
Pero, sin embargo, esta niñita esperanza es la que
atravesará los mundos, esta niñita de nada,
ella sola, y llevando consigo a las otras dos virtudes,
ella es la que atravesará los mundos llenos de obstáculos (…)

Por el camino empinado, arenoso y estrecho,
arrastrada y colgada de los brazos de sus dos hermanas mayores,
que la llevan de la mano,
va la pequeña esperanza
y en medio de sus dos hermanas mayores da la sensación
de dejarse arrastrar
como un niño que no tuviera fuerza para caminar.
Pero, en realidad, es ella la que hace andar a las otras dos,
y la que las arrastra,
y la que hace andar al mundo entero
y la que le arrastra (…)”

Vuestra hermana en la fe, Rosa Ruiz, Misionera Claretiana

Comentarios

Deja tu mensaje:

moa ralitos
moa ralitos

el 19/10/13
La fe en si es una Gracia y quizas las más importante de todas. Dios realzó la gran fe de nuestro Padre Abram y fue por esa gran fe él recibió la gran promesa de ser el padre de muchas naciones. No podemos separar la fe de la gracia como no podemos separar al Hijo del Padre o al Padre del Hijo. No puedes tener fe sin gracia porque la gracia y la fe se nutren una de la otra. Es como querer decir que el amor a tu prójimo es distinto al amor a Dios. Ya sabemos que amamos al prójimo porque es alli donde se encuentra Dios viviendo. No podemos amar a Dios sin amar a tus amigos y a tus enemigos. El corazón del humano es templo de Espiritu Santo. Como vamos a odiar el templo de Dios. La Fe fue la mayor de las gracias de Abram y por esa fe es que tú y yo somos herederos de la gran promesa » ver comentario
Me gusta 0
gloria
gloria

el 19/10/13
la fe hace que crezca la esperanza, nuestro deseo y esfuerzo de ser todos los dias mejores hijos de Dios, hace crecer la esperanza, de que un dia gozareremos de la gloria eterna. Maria, nuestra madre, nos ayuda en la virtud de la fe. ella que siempre hizo la voluntad de Dios. invoquemosla y vendra en nuestra ayuda.
Me gusta 0
Viriato
Viriato

el 19/10/13
Amar, es muy sencillo. Consiste en facilitar el camino a quienes nos acompañan.
Puede ser duro pero no es tan dificil de entender como los circunloquios a que nos llevan las reflexiones de Peguy.
Es muy sencillo, si fuera muy dificil el Padre lo habría grabado solo en el corazón de los muy listos, capaces de sorprender a los demás con sus poéticas reflexiones.
Hagámoslo nosotros también fácil de entender.
¡Qué cosa esto del ego!
Me gusta 0
Jacky.
Jacky.

el 19/10/13
Gracia-Don, Fe, Espíritu Santo, Alianza-Pacto, Evangelización.
La Fe es un Don del Espíritu Santo, un regalo, una Gracia de Dios, por medio de la cual recibimos por herencia las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amen!
Segun las ensenanzas de la Biblia, dice que Evangelizar no es solo anunciar el Evangelio, sino hacer que sea la Buena Nueva que Libera en circunstancias concretas.
Entiendo que Doña Fe hace que nos apoyemos en aquello que es Firme. Confianza en Jesucristo que es nuestro Maestro, en su Palabra.

El grande, el juez y el poderoso son dignos de honor, pero ninguno de ellos es tan grande como el que teme al Señor. Siracides10,24.
Dichoso aquel que al Dios de Jacob tiene de ayuda y pone su esperanza en el Señor su Dios; en el que hizo los Cielos y la tierra, el ma » ver comentario
Me gusta 0
Fredy Carcamo
Fredy Carcamo

el 19/10/13
Jesus nos exorta aprender sobre el buen discernimiento de la Palabra. El discurso a favor de Cristo no tiene limites, pues El nos capacita con su Santo Espiritu para poder infundir su amor a todo aquel que lo necesita. El testimonio es, en todo sentido una narracion del amor de Dios en el mundo por medio de los Legisladores, los profetas, los discipulos de Jesus con el fin de fortalecer la presencia de Cristo en la vida del pueblo de Dios. Debo o debemos preocuparnos en profundizar infinitamente sobre El y lo que concierne al Espiritu Santo, pues somos poseedores del mismo a travez del Bautismo y es Eterno, es deber nuestro cuidar nuestro cuerpo ya que se convierte en el Templo del mismo Espiritu. Que san pablo (1775), Asaac Jogues (1646) y John de Brereuf (1649) intercedan ante Dios por » ver comentario
Me gusta 0
U.SALDANA M
U.SALDANA M

el 20/10/13
"No fue la observancia de la Ley (¿cumplimiento de obras?), sino la justificación obtenida por la Fé (¿exclusivamente, ajena a las obras?) la que obtuvo para Abraham y su descendencia la promesa de heredar el mundo." ¡Cuidado!, esta frase de Pablo, tomada en forma independiente y literal, condujo a Martín Lutero, entre otras, a provocar la escisión de la Iglesia en el Siglo 16, al interpretar que las buenas obras no son necesarias para cumplir las expectativas del Señor por parte del hombre.
Santiago, Mateo y Juan, por otra parte, declaran en sus respectivos Evangelios que la Fé exclusivamente, sin Obras que la respalden o avalen, es suficiente para alcanzar el favor divino. Por tanto, la declaración de Pablo tomada aisladamente, sin hacer mención a las obras hay que » ver comentario
Me gusta 0
U.SALDANA M
U.SALDANA M

el 20/10/13
Perdón, FE de erratas: En mi comentario adjunto de hace unos minutos en lugar de decir "...es suficiente..." debí haber escrito : "...no es suficiente..
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.