Comentario al Evangelio del

Conrado Bueno, cmf

La señal del cristiano es bendecir siempre

Leer este Evangelio pudiera constituir un inconsciente mecanismo de defensa. Puede ser que nuestro vivir esté muy lejos de tanta finura y exigencia; pero parece que, con solo proclamarlo, nos toca su grandeza humana y cristiana; nuestra mediocridad queda un tanto velada por el hecho mismo de proponerlo a los demás. “Defendemos con ahínco lo que no llevamos a las obras”.

Es un texto subversivo: cambia de raíz los esquemas del corazón humano. La secuencia es tumbativa: se nos exhorta con rotundidad: amad, bendecid, orad. En seguida, es presentado el objeto de la bendición: nuestros enemigos, los que nos odian y los que nos maldicen. Finalmente, ofrece las promesas de Dios: seremos, así, hijos del Altísimo. La motivación queda apuntada; lo contrario también lo hacen los pecadores y, sobre todo, es lo que hace nuestro Dios, que “es bueno con los malvados y desagradecidos”.

Estas palabras son muy exigentes. El perdón es la guinda del amor. La medida sobrepasa el humano sentido: “Como yo os he amado”. Este amor posee unas calidades altísimas: no tiene fronteras o limitaciones, no pone condiciones, no espera nada a cambio; aquí no se puede colar el egoísmo, la vanidad, la Ley de Talión (ojo por ojo) que, con frecuencia, está agazapada en nosotros. Esta doctrina pretende cambiar el mundo a golpe de amor. Responder al enemigo con odios y violencia multiplica el mal y crea la “espiral” de violencia. Solo la gratuidad, como Dios, más allá de la justicia humana, logrará la reconciliación de los hombres. Existe un punto claro que o lo ocultamos o lo negamos abiertamente; no es necesario que se nos pida perdón para que nosotros tengamos que otorgarlo: “Dios hace salir el sol sobre buenos y malos”.
Hoy, celebramos la fiesta del nombre de María, nombre santo y maternal. Como canta la liturgia, el Padre ha querido “que también el nombre de María estuviera con frecuencia en los labios de los fieles; estos la contemplan confiados, como estrella luminosa, la invocan como madre en los peligros y en las necesidades acuden seguros a ella”.

Comentarios

Deja tu mensaje:

josefa jarquin
josefa jarquin

el 12/9/13
Linda palabra, para que todos la pusieramos en practica,el señor es lindo el quiere que todos sus hijos seamos salvos por eso nos habla tan directamente en estas lecturas y nos invita a la convercion. A cambiar de corazon a que nos amemos los unos a los otros como el nos ama parejo gracias señor te amo jesus.
Me gusta 0
josefa jarquin
josefa jarquin

el 12/9/13
Dios quiete que todos sus hijos seamos salvos
Me gusta 0
P. DUVAN LOPEZ
P. DUVAN LOPEZ

el 12/9/13
Eso es lo que le falta al mundo el amor, un amor incondicional donde no se tenga grupismos, sino amar a todos por igual
Me gusta 0
Joselito H
Joselito H

el 12/9/13
Los que nos declaramos seguidores de Jesus, debemos tener en cuenta, sobrellevando una vida de paz y de amor con nuestros hermanos, sabiendo perdonar al que nos ofende, sin llevarle rencor, tambien ayudando al necesitado, sin esperar recompense de nadie, pues si esperamos alguna recompense, no tiene sentido el favor que hemos hechos.
Me gusta 0
LILIANA
LILIANA

el 12/9/13
HOY ES EL SEGUNDO DIA QUE LEO EL SALMO CUANTA VERDAD SI TODOS LOGRAMOS MIRAR CON LOS OJOS DE DIOS SEGURAMENTE EL MUNDO SERIA TAN DIFERENTE PERO ES TARDE PARA PODER HACERLO GRACIAS DIOS MIO
Me gusta 0
Verena
Verena

el 12/9/13
Amar, dar, orar, perdonar que acciones tan llenas de nuestro Señor Jesús, que aspiraciones elevadas nos presenta para que alcancemos.. con El en nuestro corazón todo y más es posible. Dios es Amor!!!
Me gusta 0
Salomón
Salomón

el 12/9/13
Cualquiera puede decir "es imposible que Dios nos exija tanto" Sin embargo, es la regla de oro para estar en paz con Dios, con el prójimo y consigo mismo. Señor, sánanos el corazón y danos tu Espíritu para hacer vida tu Palabra.
Me gusta 0
Sally, R.D.
Sally, R.D.

el 12/9/13
El evangelio de hoy es sutil pero al mismo tiempo fuerte, nos invita a vivir la ¨Locura Del Evangelio¨ a tomar normas fuera de lo normal, a orar, bendecir y amar a quien no nos ama, difícil sin duda, mas con la unción del Espíritu Santo, y la convicción de ir avanzando paso a paso, lograremos sin duda ir acercándonos a este ideal, ir respondiendo a este llamado y así hacer evidente el Reino De Dios ... Amen!
Me gusta 0
mercedes cabral
mercedes cabral

el 12/9/13
si tan solo recordaramos que somos hijos de dios y esa madre tan poderosa, nunca hiceramos los contrario. amen.... dios siemprea ama a sus hijos buenos....
Me gusta 0
Carlos Morales
Carlos Morales

el 12/9/13
Que hermoso el mundo que Jesús nos presenta. Amar a todos sin condición ni limites. Es esto posible? Claro que si, asi lo han hecho los santos del cristianismo. Podemos hacerlo también nosotros? Si no locreemos entonces no le creemos al Señor de Señores. Si El nos lo pide es porque es humanamente posible. EL LO HIZO!!!!!Nos ama tanto que bajó del cielo y se humilló haciendose hombre entre nosotros y sufrió una muerte bendita pero sangrienta y dolorosa, su muerte en la cruz, y en agonía pide a su Padre perdón por todos porque no sabemos lo que hacemos. Dios comprende nuestras limitaciones y debilidades porque él las vivió en carne propia. Si se puede pero queremos nosotros dejar nuestro homre y mujer Viejo y ponernos nuestro traje Nuevo que no es mas que la nueva vida con Crist » ver comentario
Me gusta 0
Marcela
Marcela

el 12/9/13
Esta palabra es uno de los llamados claros q dia a dia nos recuerda nuestro Se\or. y en este tiempo necesitamos de esta palabra para colocar un poquio a las paz del mundo pero paraeso se necesita tener el perdon desde lo mas profundo de nuestro corazon...
Me gusta 0
marleny mejia
marleny mejia

el 12/9/13
La palabra de Dios es viva y tiene poder Bendito sea El que nos ama con verdadero amor y nos perdona con gran misericordia. AMEN
Me gusta 0
Manoli
Manoli

el 12/9/13
Hermosa Palabra ojalá todos escuchemos la Palabra de Dios, la guardemos en el corazón y se nos haga grande y amemos como El nos ama
Me gusta 0
Fredy Carcamo
Fredy Carcamo

el 12/9/13
Elmandato de "amar a los enemigos "que nos rpopone la etica cristiana se refiere a dos ambitos distintos: La comunidad y la Sociedad. A nivel comunitario no puede haber enemigos, ya que, si se comparte el mismo Ideal, estilo de vida y espiritualidad, las diferencias que pudieran surgir se arreglarian segun su mandato como nos indica la electura y el evangelio de hoy dia. A nivel social, el Amor a los enemigos significa no transformar las diferencias en un grito de guerra. Cristo trata a sus oponentes con maxima caridad, lo que no le impide de decirles la verdad y exigirles el debido respeto a las personas y a la Ley. Nosotros como comunidades no podemos permitir que nuestra comunidad se convierta en focos de conflictos e injusticias en las que se produce la guerra social.
Que san Leoncio » ver comentario
Me gusta 0
Percy Reymer
Percy Reymer

el 12/9/13
Es una palabra que ataca directamente nuestro egoísmo y soberbia, es una invitación a una conversión radical, es una locura que nos invita a despojarnos de las cosas materiales, es realmente presiosa
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.