Comentario al Evangelio del

Rosa Ruiz, Misionera Claretiana

Queridos amigos y amigas:

Iremos contemplando estos días el proceso que va haciendo el pueblo de Israel en Egipto: «Mirad, el pueblo de Israel está siendo más numeroso y fuerte que nosotros; vamos a vencerlo con astucia, pues si no, cuando se declare la guerra, se aliará con el enemigo, nos atacará, y después se marchará de nuestra tierra.» Si lo pensamos bien, con frecuencia, el miedo nos lleva a protegernos de fantasmas con ataques innecesarios. Y cuanto más inexistente es aquello que tememos, más va creciendo como una rueda imparable. ¿Por qué tememos lo que tememos?

El evangelio de hoy nos aporta otra perspectiva. No siempre fácil de encajar, al menos para mí: «No penséis que he venido a la tierra a sembrar paz; no he venido a sembrar paz, sino espadas. He venido a enemistar.»  Parece que el secreto está en la salsa, como dice el dicho… Es decir, en el cómo, en lo que acompaña, en el sentido, en el sabor de fondo… en el por qué de lo que hacemos. No es lo mismo recibir a un profeta porque es profeta que por ganarse el aplauso del público. No es lo mismo cargar la cruz por Cristo que cargarla por un malsano sentimiento de culpa o un victimismo.

La pregunta que me queda entonces hoy es el por qué…. ¿Por qué hago tal cosa? Por qué ataco a tal persona? Por qué me siento perseguida y violentada en tal situación? Por qué sigo a Jesús?  ¿Por qué cargo la cruz?... Y sobre todo, ¿por qué diría Jesús que no ha venido a sembrar paz sino a enemistar? ¿Acaso es un aviso para que no nos conformemos con cualquier paz en nombre de Dios ni nos traguemos cualquier guerra en nombre del Evangelio?

Recordemos hoy a San Buenaventura con este fragmento de una de sus oraciones, que nos recuerda de otro modo dónde está la “salsa” de la vida… al menos para un cristiano:

Que no ambicione otra cosa sino poseerte, que te busque y te encuentre, que a Ti me dirija y a Ti llegue, en Ti piense, de Ti hable y todo lo haga en loor y gloria de tu nombre, con humildad y discreción, con amor y deleite, con facilidad y afecto, con perseverancia hasta el fin; y que Tú sólo seas siempre mi esperanza, toda mi confianza, mis riquezas, mi deleite, mi contento, mi gozo, mi descanso y mi tranquilidad, mi paz, mi suavidad, mi olor, mi dulcedumbre, mi alimento, mi comida, mi refugio, mi auxilio, mi sabiduría, mi heredad, mi posesión, mi tesoro, en el cual esté siempre fija, firme y hondamente arraigada mi alma y mi corazón. Amén.

Y una canción para gustarlo despacio.

Vuestra hermana en la fe, Rosa Ruiz, Misionera Claretiana

Comentarios
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 15/7/13
Gracias herma a Rosa R. A la gloria de Dios Padre.
Hoy un gran dia sera decir con San Buenaventura, esa hermoza Oracion, porque El Es mi axilo, mi refugio, alimento de cielo.
QUE ESAS ESPADAS DE LA PALBRA HAGAN DE MI CORAZON UN CORAZON SANO, NUEVO JUNTO A LA VIRGEN MARIA DIRIGIR CON AMOR LO QUE NO ENTIENDA, CON AMOR EL DOLOR QUE NO PUEDO EVITAR PARA QUE SENIOR TE PUEDA RECIVIR, ALEGRE ESE MOMENTO DE LIBERACION... DE PAZ, DE VIDA...
AMEN
JC
Me gusta 0
Joselito H Joselito H
el 15/7/13
Con la muerte de Jose, se les pone muy dificil la vida de los isrraelista en junto con los egipcios. El Faraon, que el pueblo nombro, no conocio a Jose y tampoco era creyente, pero a pesar de los maltratos que recibieron, los isrraelista, estos siempre siguieron el camino senalado por Dios, hasta lograr su libertad.
Y en el Evangelio Jesus nos dice, que el que quiera seguirlo, que cargo con su Cruz y el pierda su vida por El la ganara y el gane su vida la perdera.
Me gusta 0
martha elvira martha elvira
el 15/7/13
la palabra justa en el momento apropiado!!! Esto me surgió hoy al leer el comentario porque precisamente eso es lo que estaba buscando y necesitando
Que el Señor te bendiga Hna. Rosa por ser instrumento suyo para traer la paz y hacer sentir que Dios sigue etando y arregla las cosas como mejor le parece. QUE IMPORTANTE ES CONFIAR!!
Me gusta 0
priscila garcia priscila garcia
el 15/7/13
gracias papito DIOS par que tu palabra es vida de alimento ayudame con la uncion de tu divino ESPIRITU cresca en mi y entoda mi familia AMEN
Me gusta 0
Joaquín Joaquín
el 15/7/13
Creo que si no se hace la "guerra" por Jesús, y por el Evangelio, si no inquietamos, si no incomodamos a nadie con nuestro testimonio viviente, con nuetro estilo de vida según las exigencias que hoy nos presenta el Evangelio, no pasaremos de ser unos cristianos mediocres. Jesús quiere reivindicar el corazon de todos y cada uno de los cristianos desde las complicadas situaciones que se presentan desde el seno familiar. En un momento determinado se necesita mucho valor para vivir la VERDAD cristiana, aún cuando esto conlleve el estar en contra del papá o de la mamá o del hermano (a), etc., y no dejar a Jesús a un lado. Un caso de gran conflicto (y ojalá no fuera tan frecuente), es por ejem., cuando el papá quiere que la "niña" aborte para salvar el "honor" de la familia. Pero l » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.