Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez cmf

 

      Hay un tema recurrente en muchas películas. Narran las peripecias que tiene que seguir el protagonistas, sus luchas y sufrimientos, hasta conseguir que la justicia reivindique los derechos violados, propios o de otros. La cuestión es que por el medio de la trama siempre hay un momento en el que el protagonista sufre las consecuencias de su actitud –ponerse a luchar en favor de sus derechos violados o los derechos de los otros– en carne propia. Es el momento de las amenazas, de las consecuencias para la vida familiar. Es el momento de la pasión, de la dificultad, del no ver resultados. Luego llega el final de la trama que en las películas suele ser bueno. La justicia triunfa.
      La vida suele ser más complicada. Algunos han llegado a ese final en que la justicia sale triunfante. Otros han caído en el camino. Unos, desanimados por el intento de luchar contra gigantes. Otros, directamente asesinados por los que tienen las llaves del poder.
      En el Evangelio Jesús dice que tenemos que buscar “el reino de Dios y su justicia; lo demás se os dará por añadidura” y que no se puede servir al mismo tiempo “a Dios y al dinero.” Es cierto. En la vida tenemos que elegir de qué lado nos ponemos.
      La cuestión es que en realidad hay tres posiciones posibles. La de los malos. Son los que se aprovechan de los demás, los que manipulan y abusan buscando su propio y egoísta interés. También está la de los que se oponen a estos. Son los que luchan por la justicia y se dejan, demasiadas veces, la piel en el intento. La suya es una posición difícil, complicada. Lleva consigo dolor y sufrimiento. Pero a ellos se les dará todo lo demás. Y siempre sentirán esa felicidad profunda de saber que hacen lo que tienen que hacer.
      Lo malo es que la mayoría estamos en la tercera. La de los que miramos desde la barrera, desde el graderío lo que hacen los otros. A veces, hasta nos solidarizamos con los que luchan por la justicia. Pero no movemos un dedo. Sin darnos cuenta de que esta posición es cómplice con la primera. En la práctica hemos preferido la comodidad y dejar hacer. Esta actitud tiene muy poco que ver eso de “buscar el reino de Dios y su justicia.”

Comentarios

Deja tu mensaje:

Juan Jiménez
Juan Jiménez

el 22/6/13
¡Qué acertado comentario, Fernando, y cuánta verdad hay en lo que dices! Doy gracias a Dios por su luz en tus palabras.
Y estoy de acuerdo en que hacemos mucho mal al actuar solo como "mirones" ante la realidad. ¿Pero cómo podemos llamarnos cristianos/as, hijos/as de Dios y seguidores de su Hijo Jesús, sin aceptar que nos ha dado la vida para que trabajemos con ella en la tarea de que "venga a nosotros tu Reino"? Hay mucho mal, mucha injusticia, mucha falta de Amor y nosotros tenemos que encontrar en esas situaciones a nuestro Señor que nos llama. ¿Nuestra respuesta es quedarnos mirándole?
Danos Señor tu luz y tu fuerza para que respondamos con decisión a tu llamada. Bendito seas, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Me gusta 0
Jacky.
Jacky.

el 21/6/13
Al leer la primera lectura de hoy, recuerdo estas palabras de San Francisco: "Acaso somos mejores por las cosas buenas que digan de nosotros, o peores, por las malas que dejen decir? ...Somos lo que somos a los ojos de Dios. Es decir, mientras el mundo se engaña con glorias pasajeras, Dios que lo sabe todo, nos conoce y a pesar de todo y de todos, El es El Unico que la Gloria merece y Dador de toda Gracia y Bendición. Amen!
El que en El se refugia, jamas quedara confundido ni desepcionado. Dichoso el hombre que se refugia en El.
...No queda aprobado el que se recomienda a si mismo, sino aquel a quien recomienda el Señor. 2Corintios: 10, 17-18.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo; como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos; Amén!

El solamen » ver comentario
Me gusta 0
Joselito H.
Joselito H.

el 22/6/13
Hoy, el Santo Evangelio, nos pone contra la espada y la pared, como dice el refran, estamos con Dios o con el dinero. Desde la realidad material es muy Buena la posicion de estar con el dinero, y aveces, estar con Dios, cuando estamos en problemas; pero Dios no quiere esa posicion; o estamos con el dinero definitivamente, o estamos con Dios,hasta el final. Si estamos con Dios, debemos demostrar que nuestra actuacion en favor de la justicia y en favor del mas necesitado sea nuestro objetivo, para poder recibir el galardon de la corona celestial al final de nuestra vida.
Me gusta 0
Jacky.
Jacky.

el 22/6/13
La reflexión anterior corresponde al día de ayer...gracias.

Hoy sintetizó todo el mensaje en: Bucad y ved que bueno es el Señor. Dichoso aquel que busca en El asilo.Busquen primero el Reino de Dios y su justicia...
Indudablemente, cuando tengas una necesidad, busca al Señor, y cuando no la tengas, dadle gracias...
No os preocupéis...hombres de poca Fe!..nada facil ah...

El aguijón es comparable a una injusticia, cuando pases por las aguas no te ahogaras, y cuando por el fuego no te quemarás, busca al Señor. No hay nada nuevo bajo el sol!. Lo que un día fue, vuelve a ser, y lo que hoy es, volverá a suceder mañana. Y siempre la respuesta es, buscar al Señor. Nos preguntamos muchas veces, pero y como? Mas aun, cuando estamos preocupados o angustiados y cansados. Atraves » ver comentario
Me gusta 0
JOSUE LARA
JOSUE LARA

el 22/6/13
DIOS es el dador de la vida y el nos ama tanto que envió a su hijo a dar su vida por ti y por mi y que luego al tercer día se levanto para heredar la vida eterna. Amigo DIOS quiere darte vida eterna y te quiere sanar de todas tus enfermedades de tu alma habla con DIOS y el te responderá de una manera especial.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.