Comentario al Evangelio del

Fernando González

No se si habéis participado en alguna manifestación alguna vez. Ciertamente en los últimos años, aquí, donde vivo, han habido muchas oportunidades para hacerlo, por muy diversos motivos. En todas ellas aunque hay un motivo principal que une a la gente, la diversidad de personas, motivaciones, modos de participación muchas veces es desconcertante. A veces dicha diversidad nos parece que contamina la altura moral de los objetivos que han llevado a las personas a la movilización.

Os cuento esto porque me parece que este es el asunto que se plantea en el evangelio de hoy. Los discípulos de Jesús quieren impedir que un tipo anónimo eche demonios “en nombre del Maestro” por la sencilla razón de que no es de los nuestros, porque no tiene el carné del partido, porque no cumple los requisitos, porque no ha hecho la carrera oficial en la escuela del discipulado.

¿Cómo afronta Jesús la situación? Uno imagina que alguien que predica un mensaje tan radical como el suyo tiene que tomar también medidas radicales, como a veces las toman ciertos líderes de movimientos religiosos que son más papistas que el papa. ¡Pues no! La respuesta de Jesús (¡una vez más!) nos desconcierta y hasta nos escandaliza: No se lo impidáis ... El que no está contra nosotros, está a favor nuestro. Pasa por encima de lo secundario y va a lo esencial: “Vamos a ver, lo que hace este tipo, ¿sirve para ayudar a la gente? ¡Pues adelante!”. No es que dé igual cualquier medio, pero nunca hay que perder de vista la centralidad de los fines. Es más fácil encontrarse en lo esencial que en lo secundario. La letra pequeña nos mata ... con apariencia de fidelidad a la causa. ¡Qué pena!

Vuestro hermano en la fe,
Fernando

Comentarios
Viriato Viriato
el 22/5/13
Comparto el comentario de Fernando, aun considerandolo moderado, lo cual me parece comprensible y triste.
En el seno de nuestra SMI hay quienes han sido estigmatizados por tomar partido por la verdad con limpieza de corazón. Otros incluso entregados al servicio de los demás con una ejemplar fidelidad a la Palabra (se nos olvida: Juan 13, o el buen samaritano, etc?) también lo han sido.
Por otro lado, hay millones de seres humanos practicando con honestidad otras religiones, las que han tenido la "suerte" de recibir: ¿Hay quien se atreva a defender su condenación por estar fuera de nuestra SMI?
¡Qué cosa esto de la fe, la religión y la SMI! parece un puzzle que no hay manera de montar para que cuadre.
Me gusta 0
Joselito H Joselito H
el 22/5/13
Bendito sea el nombre Jesu. Gracias, Padre Bueno, en esta nueva oportunidad de vida que me has regalado, para asi poder seguir nutriendome de tu palabra, hoy Tu nos dice en la primera lectura de lo bueno que es la sabiduria, si hacemos buen uso de ella, Tu, Senor nos bendice y nos prueba, si hacemos buen uso de ella, y hasta nos tientas a ver si hacienda ese buen uso del don de la sabiduria rechazamos esa tentacion; sino somo capaz de alejarnos de la tentacion, entonces Tu nos rechazaras y nos castigaras.En el Santo Evangelio,nos habla de ese senor, segun los discipulos, que aunque no era del grupo, hacia curaciones, y Tu le responde a los discipulos, que aunque no este con ellos, que haga su trabajo de curacion en el nombre del senor, porque el que no esta contra nosotros esta a nuestro f » ver comentario
Me gusta 0
Fernando R. Fernando R.
el 22/5/13
Vivo en Chamical, La Rioja - Argentina y no tengo ni idea de lo que es SMI (pero supongo que es algo regional).

...uno cuando cruza un desierto buscando llegar a un oasis y encuentra un compañero de camino, es bueno que se ayuden a pesar de sus diferencias...
Me gusta 0
Mariano Mariano
el 23/5/13
SMI= Santa Madre Iglesia
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.