Comentario al Evangelio del sábado, 13 de abril de 2013

Enviar por email En PDF Imprimir
Carlos Martínez

Queridos amigos: Paz.

A veces comprobar que otros tienen las mismas dificultades que nosotros nos consuela. No por el mal de muchos consuelo de tontos..., sino porque nos hace sentirnos un poco más humanos, más pequeños, más humildes, más comprensivos. Todos atravesamos en la vida momentos de tempestad y de tormenta. También la primera comunidad cristiana sufrió en los comienzos las primeras disensiones y discordias. Era lógico que así sucediera a medida que iba creciendo el numero de los creyentes. Si el martes hablábamos de la comunidad ideal, hoy los Hechos nos describen la comunidad real. Pero cuando los problemas son afrontados desde el Espíritu, lejos de separar, terminan por enriquecer. Y así surge un nuevo ministerio eclesial que acabará identificándose con el diaconado. La participación activa y responsable de todos los miembros de la Iglesia orienta el rumbo de la nave de la Iglesia envuelta tantas veces en las tormentas de la vida. Lo importante será, más que comparar las diferentes borrascas que atravesamos, coincidir en reconocer al Señor resucitado. Él disipa los nubarrones y nos desbloquea del miedo: "No temáis, soy yo". Puede que la barca zozobre y la fe se nos tambalee por los muertos en Israel o en Bilbao, por las familias rotas, por la desconfianza en el futuro, en definitiva por la falta de amor en el mundo. Ante el peligro de hundirnos, en medio de la noche confiemos en Dios a fondo perdido. Lo peor que tiene el miedo es su aguijón paralizante. Atenazados por el temor no se puede creer en cristiano. Ningún antídoto mejor que, conscientes de nuestra propia debilidad, confiar en el Señor que acompaña nuestra singladura pascual.

Vuestro amigo.

Carlos

icono comentarios 5 comentarios

Si te ha gustado, compártelo:
Comentarios
Por Cristo, con Cristo y en Cristo se disipan nuestros miedos y, por qué no decirlo, nuestras cobardías. Nuestra vida toda tiene su sentido más profundo en Cristo. La Pascua de Cristo que es nuestra Pascua ha
de llevrnos cada día al encuentro personal con Él y, al mismo tiempo, a crear lazos de comunión y solidaridad entre todos.
0
Juan R. Glez. Juan R. Glez.
el 13/4/13
En estas lecturas se ve cómo la naciente Iglesia se iba
transformando ante las necesidades que se presenta -
ban. La Iglesia ofrecía todo lo necesario para construir
una especie de seguridad social: cuidaba de huérfanos
y viudas, atendía a los ancianos, a los incapacitados y
a los que carecían de medios de vida; tenía un fondo -
común para los funerales de los pobres y un servicio -
para las épocas de epidemias. Amparaba a los bárba -
ros urbanizados, los campesinos llegados a las ciuda -
des en busca de trabajo, los soldados licenciados, los
rentistas arruinados por la inflación y los esclavos ma-
numitidos.
Para todas estas gentes, el entrar a formar parte de la
comunidad cristiana debía ser el único medio de con -
servar el respeto hacia sí mismo y dar a la pr » ver comentario
0
Luis Gallis Luis Gallis
el 13/4/13
La primera lectura nos habla de la propagacion de los creyentes y de los discipulos que se unian a los apostoles, por las multipleoraciones que hacian todos en comun, aumentando la fe entre ellos y que lejos de separarlos los unia mas. En el Santo Evangelio se nos muestra el recorrido de los Apostoles en una fragil barca mar adentro y la tempestad que casi la hace sosobrar, pero de repente llega Jesus y pronto tocan tierra. Senor, muchas veces nosotros y particularmente yo me siento hundirme en la barca que transito en este mundo, pero se que Tu aunque no te veas con los ojos fisicos, te siento que Tu no me dejaras sosobrar, porque Tu eres verdaderamente, el que dio su vida por mi y nunca me desampara.Gracias, Padre de amor y de bondad por estar siempre pendiente a mi familia y a mi.
0
Joselito H. Joselito H.
el 13/4/13
...Las veces que me dejé llevar por el miedo, luego los resultados dieron cuenta de mi error y me esclavicé una vez más.
Hoy en día siento que mejor poner la mirada en el rostro de Jesús que en mis miedos...
0
Fernando R. Fernando R.
el 13/4/13
LOS miedos, las dudas , las indecisiones , aveces nos hacen retroceder en vez de avanzar ,poro si comfiamos en el SEÑOR y lo llamamos, EL acudira en nuestra ayuda ,porque nos ama y nos ha elegido sin que lo merecazcamos SEÑOR que siempre confie en TI aunque a veces pierda el rumbo y mi barca se hunda ,se que YU me salvaras.
0
katiuska katiuska
el 13/4/13
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.

Palabra diaria

Jueves, 18 de septiembre de 2014

FERIA
Lc 7,36-50. Sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor.

Lecturas Comentario
Liturgia Calendario
GodGopssip
Ciudad Redonda en su email :

Últimos usuarios de Ciudad Redonda