Comentario al Evangelio del

Fernando Gonzalez

Queridos amigos y amigas:

Hoy concluimos la octava de Pascua. Es probable que algunos de vosotros hayáis disfrutado de una semana de descanso, incluso fuera de vuestros hogares o comunidades. Otros, por el contrario, habréis vuelto al trabajo, tras el paréntesis del fin de semana pasado. Las preocupaciones siguen ahí. No desaparecen milagrosamente por el hecho de que un año más hayamos revivido el misterio de la resurrección de Jesús. Pero, ¡cómo cambia todo cuando colocamos la clave verdadera! En la batalla del día a día se nos van colando muchas claves para interpretar nuestra vida: la clave de la competencia, del bienestar, de la prisa, de la revancha, de la comodidad, del resentimiento, de la búsqueda de nosotros mismos. Necesitamos que, de vez en cuando, de manera muy nítida, la liturgia de la Iglesia nos recuerde la única clave que permite dar sentido a todo: la clave del Resucitado. De no ser así, acabaríamos sucumbiendo al poder de seducción de las otras, y, como consecuencia, seguiríamos prisioneros de la ansiedad, de la tristeza, de la falta de horizonte.

En este sábado, Jesús nos regala dos últimos mensajes que se refieren a nuestro compromiso misionero:

Id al mundo entero. Un seguidor de Jesús traspasa los límites del espacio y del tiempo porque empieza a vivir en clave de resurrección. El mandato de ir al mundo entero inaugura en nosotros un talante de apertura universal. La resurrección elimina todas las barreras étnicas, culturales, económicas, religiosas que los hombres hemos construido para acotar este mundo. El mundo entero se ha convertido en la “aldea global”. Esto no significa que tengamos que ir de un sitio para otro, o que estemos todo el día conectados a internet. Significa que hemos tomado conciencia de que todos formamos parte de la red de hijos e hijas de Dios, y de que todo lo que sucede en este mundo tiene que ver conmigo. El mundo entero está concentrado en cada uno de nosotros y en el pequeño mundo de nuestro entorno. La novedad está en contemplar esto con ojos de universalidad. A los ecologistas les gusta decir aquello de “Piensa globalmente y actúa localmente”. Quizá es una manera de traducir la universalidad cristiana que se inaugura con la resurrección de Jesús.

Predicad el evangelio a toda la creación. En este “diálogo de vida” cada vez más amplio, somos invitados a reconocer las huellas del Resucitado dondequiera que se encuentren, sobre todo, en las manos y los pies traspasados. Donde hay una mujer o un hombre que sufre, allí contemplamos el rostro del Cristo que prolonga su pasión. No hay diálogo cuando no hay experiencia que compartir, cuando todo se reduce a un intercambio de frases vacías o de fórmulas protocolarias. La experiencia que nosotros proponemos es la del evangelio de Jesús, porque no podemos menos de contar lo que hemos visto y oído. La resurrección nos abre a un diálogo universal, pero no a un universo vacío. Hablar de Jesús con el lenguaje de la propia vida es algo a lo que no podemos renunciar.

Hasta la próxima semana, si Dios quiere. Disfrutemos de la alegría del domingo.

Vuestro hermano en la fe:
Fernando Gonzalez

Comentarios
JACKY. JACKY.
el 6/4/13
HAY UNA INVITACION A QUE DEMOS GRACIAS A DIOS. HE ALLI EL MISTERIO QUE DESENCADENA EL MILAGRO; ASI COMO AYER SE HACIA ENFASIS EN LOS 153 PESCADOS GRANDES; 153 SIGNIFICA DEL ESPIRITU SANTO, MANIFESTACION POR LA FE; HOY CONTRARIAMENTE, JESUCRISTO REPRENDE A QUIEN? A LOS ONCE POR SU FALTA DE FE Y LOS ENVIA A EVANGELIZAR. EL SEÑOR CONOCE POR QUE LOS 2 DISCIPULOS IVAN CABISBAJOS; Y ES QUE ASI COMO DICE JOB; ESTA VIDA ES UN CONTINUO SERVICIO MILITAR......Y THOMAS KEMPIS AGREGA PORQUE NUNCA FALTAN TRABAJOS Y CONTRARIEDADES, MISERIAS Y PELIGROS, EMBOSCADAS Y ENEMIGOS PARA EL ALMA POR DOQUIER. MIENTRAS QUE DIOS NOS DICE: AUNQUE TU MADRE Y TU PADRE SE OLVIDEN DE TI; YO NUNCA TE DEJARE! YO ESTARE CONTIGO HASTA EL FINAL DEL MUNDO. SIP, DIOS SE VALE DE TODO PARA EVANGELIZAR, GLORIA A DIOS SI DE ALGUNA » ver comentario
Me gusta 0
katiuska katiuska
el 6/4/13
como bien dice hoy termina la octaba de la pascua ,hemos vivido estos dias con mucha intensidad,y espero que no terminen aqui,que no cerremos las puertas de nuestro corazon ,y dejemos entrar el aire fresco y renovado, que nos ha traido JESUS con su resurrecion , dejando atras la angustia , la tristeza,y la tibieza con que ha veces vivimos nuestra fe, tambien dejemos abiertas las puertas que tengamos cerradas para dejar pasar el aire fresco , que nos trae nuestro nuevo papa francisco , porque el mundo necesita este aire nuevo.
Me gusta 0
Joselito H Joselito H
el 6/4/13
Senor, creo firmemente que has resucitado . Pedro y Juan no enian miedo a las amenasas de los anciamnos y sacerdotes, porque recibieron el Espiritu Santo y su mente fue iluminada co el Espiritu, ya no tenian miedo ni temian que los apresaran y los azotaran. La fuerza del Espiritu se apodero de su mente y tenian Don de Lengua para convencer a todas las gentes con las que ellos conversaban.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.