Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez cmf

 

      Ya estamos a punto de que comiencen las grandes celebraciones. Y el Evangelio de este día se centra en la preparación de la cena y, sobre todo, en la traición.

      La historia de Judas nos ha venido muy bien a lo largo de estos siglos. Hemos encontrado a alguien a quien echar la culpa de lo que le pasó a Jesús. Todo sucede porque Judas le vendió por treinta monedas. Ahí parece que se forma una alianza, un entramado de poderes e intereses cruzados que hacen que Jesús termine en la cruz.

      Judas es el detonante, el culpable, el origen de todo. Si él no se hubiese dejado llevar por la avaricia... Si hubiese sido más leal... Si hubiese comprendido mejor a Jesús y a su misión... Si hubiese tenido más fe... Así podemos seguir mucho rato.

      Pero es un camino inútil. Gratificante pero inútil. Gratificante porque nos hace sentirnos libres de culpa. Si Judas es el malo, todos los demás que rodeaban a Jesús no son reos de traición ni de ningún otro delito.

      Claro que es difícil mantener este argumento si tenemos en cuenta que Jesús se quedó solo en el momento de la cruz (¿dónde estaban los otros tan fieles ellos?). Y que los mismos Evangelios nos relatan la traición de Pedro (pero no se sabe por qué razón a Pedro siempre le hemos tenido más compasión y comprensión que a Judas).

      La realidad es que Judas no fue más que un instrumento manipulado por todos los intereses que rodeaban a Jesús y que querían acallarlo y terminar con él. Jesús no interesaba ni a las autoridades judías ni a las autoridades romanas. Se dedicaba a predicar el Reino de Dios. Hablaba de Dios como su padre. Estaba cerca de los enfermos, de los débiles, de los marginados. Y decía que ellos eran los preferidos por Dios. Todo ello tenía peligrosas consecuencias para el orden social que habían montado los que tenían el monopolio de lo religioso en aquel tiempo. Las autoridades religiosas judías tenían pues muchas razones para liberarse de Jesús. Ponía en peligro su mismo estatus. Y lo mismo se puede decir de los romanos que no tenían intereses más allá de conservar la paz y cobrar los impuestos.

      Deberíamos ser más comprensivos con Judas. Como casi seguro lo fue Jesús. Paso su infierno cuando se dio cuenta de que había traicionado al maestro. Y el infierno fue tan inaguantable que no pudo soportarlo y se quitó la vida.

      Deberíamos ser más comprensivos con nuestros hermanos y hermanas que son débiles y se dejan manipular por los poderosos. Deberíamos ayudarlos a salir de su infierno. Y no permitir que ninguno se quite la vida o vuelva al infierno. Porque ellos también son hijos e hijas amados por Dios. Y, por eso mismo, debemos ser más comprensivos y pacientes con nosotros mismos. ¿O somos mejores que Judas?

Comentarios

Deja tu mensaje:

JACKY.
JACKY.

el 26/3/13
LUEGO DE LEER EL COMENTARIO; CREO QUE TAL VEZ ES UN RETO DIFICIL DE ALCANZAR, PERO DECIA EL PADRE PIO QUE NO HAY TIEMPO MEJOR INVERTDO QUE EL QUE SE UTILIZA PARA SALVAR UN ALMA. GLORIA A DIOS!
PENSABA EN PILATOS, ALGUIEN CON AUTORIDAD Y PODER QUE HUBIESE PODIDO HACER LA DIFERENCIA PERO PREFIRIO LAVARSE LAS MANOS, SU GESTO DEMOSTRO QUE ERA MAS IMPORTANTE SACIAR LA SED DE CRUELDAD DEL PUEBLO, QUE RESTABLECER LA LIBERTAD... DESENCADENANDOSE ASI UNA CORRIENTE DE ODIOS Y VENGANZAS IRREFRENABLES...MUCHAS VECES SE COMENTEN INJUSTICIAS, UNOS LAS TRAMAN, OTROS LAS PERMITEN Y TALVEZ LOS RESULTADOS SERIAN DIFERENTES A LO QUE VEMOS EN EL MUNDO DE HOY, SI EN LUGAR DE HABLAR DE PAZ, BUSCARAMOS CONCILIAR O RECONCILIAR, SER PONTIFICES (CONSTRUCTORES DE PUENTES) BASANDONOS EN LA IGUALDAD DE LOS HIJOS DE » ver comentario
Me gusta 0
carmen
carmen

el 27/3/13
Habemos muchos judas y pedro que muchas veces traicionamos a jesus siendo injustos calumniando a nuestros propios hermanos arrogantes y asi muchas cosas mas,Pero el senor nunca desatiende un corazon contrito y arrepentido ,no desmayemos y busguemos la reconciliacion en el sacramento de la confesion el unico que no a pecado es jesus amen los guiero
Me gusta 0
Fernando R.
Fernando R.

el 27/3/13
¿Porqué será que es mas fácil buscar un culpable, alguien que cargue con mi responsabilidad?
Me gusta 0
Sally, R.D.
Sally, R.D.

el 27/3/13
“ El Señor nunca se cansa de perdonar, ¡jamás! Somos nosotros los que nos cansamos de pedirle perdón”
PAPA FRANSICO

Gracias Jose Del Carmen, Hermosos Comentario.-
Me gusta 0
Jose H
Jose H

el 27/3/13
En este Miercoles Santos, la Primera Lectura habla de todo lo que sufrio Jesus cuandofue aoresado; los asotes en su cuerpo, la corona colocada en su cabeza, los sqalivasos que le echaban en pleno rostro, las burlas que le hacian, adorandolo como a un rey. En el Evangelio vemos los acuerdos a que llego Judas con los Sumos Sacerdotes, para vender a Jesus, su Maestro por treinta monedas y finalmente la desesperacion de Judas al dares cuenta de su gran error al traicionar a Jesus que era inocente, por tal razon vemos como Judas se desespera y se ahorca. Senor ten compassion de los que tudavia dudan de ti y no te reconocen como el Mesias que vino a dar su vida para salvarnos a todos, me pongo Senor en tus manos y te reconozco como mi redentor, amen.
Me gusta 0
JACKY.
JACKY.

el 27/3/13
VIENEN A MI MENTE LAS PALABRAS DE NUESTRO SEÑOR JESUS, PADRE PERDONALES PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN; ESTO QUIERE DECIR QUE INTERCEDIO POR TODOS, NO DIJO A AQUEL NO, A LA HORA DE SU ORACION, ES DECIR; QUE LOS HOMBRES NOS EQUIVOCAMOS CUANDO NOS FABRICAMOS UN DIOS DE NUESTRO TAMAÑO, POR EJEMPLO CUANDO CREEMOS QUE NO SE COMPADECIO DE JUDAS, TODO LO QUE PIDAIS A DIOS EN MI NOMBRE EL OS LO CONCEDERA. ES INTERESANTE NOTAR QUE JESUCRISTO LO JUSTIFICO, Y ESTO LO OBVIAMOS SIEMPRE, PERO DIOS NO ES DEL TAMAÑO DE NUESTROS PENSAMIENTOS. CREO QUE COMO EN TODO, SE TRATA MAS DE RESALTAR LA GRANDESA DE NUESTRO DIOS PADRE, ATRAVES DEL DIOS HIJO, JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR. ES MAS FACIL PERDONAR SI DE ALGUNA MANERA JUSTIFICAMOS AL QUE HIERRA. ESO HE APRENDIDO HOY. GLORIA A DIOS!
Me gusta 0
richi947
richi947

el 27/3/13
Cuando leemos el evangelio aparecen las palabras más duras para Judas pero todo eso fue porque el relato fue escrito muchos años después de los hechos: Yo creo que el Señor Jesús lo quería muchísimo y a su vez Judas también, sólo que en algún momento se le cruzó una tentación fuerte: ¿a nosotros no? Todo lo que nos dice Jesús nos lo está diciendo a nosotros. Que nadie se ensoberbesca. Somos débiles y necesitados. Perdón Señor, perdón.
Me gusta 0
JORGE T
JORGE T

el 27/3/13
Vuelvo a comentar sobre el tema de Judas, a quien la gente entiende que traicionó a Jesús y que si no lo hubiese traicionado, Jesús estaría aún con vida.
Lo que hay que entender es que Jesús vino para HACER la Voluntad del PADRE y la Voluntad del Padre era que Jesús diera su Vida por nosotros y de ésta manera nosotros poder gozar de la Vida Eterna.
Pero aún así, lo importante no es que Jesús dio su VIDA por nosotros sinó que JESUS RESUCITO y de esta ;manera nos aseguró la VIDA ETERNA para nosotros; desde luego si cumplimos con sus enseñanzas : AMA A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS Y A TU PROJIMO COMO A TI MISMO. TENEMOS LIBRE ALBEDRIO. SOLO TENEMOS QUE SABER ESCOGER Y HACERLO MINUTO A MINUTO.
Me gusta 0
Lolita R
Lolita R

el 28/3/13
Cuantas veces nos hemos parecido a Judas, traicionando a Dios nuestro Senor, si le pedimos algo y no nos lo concede hasta cambiamos de Religion. El verdadero Catolico esta firme en su Fe. Quisiera tener mas palabras para decirle a Nuestro Senor Jesucristo Perdonanos Senor por que muchas veces te traicionamos con nuestras actitudes.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.