Comentario al Evangelio del

Luis Manuel Suárez

Queridos amigos y amigas:

“Fortaleza”, “alcázar”, “peña”, “refugio”, “escudo”, “baluarte”... ¿Estamos en guerra?

Pues no y sí a la vez. Porque aunque algunos se hayan inventado “guerras preventivas”, nadie nos ha atacado últimamente en nuestras latitudes –si bien sigue habiendo, desgraciadamente, demasiadas guerras en el mundo. Pero en la vida hubo, hay y habrá luchas y conflictos de otro tipo.

Que se lo digan a Jesús, que hoy en el evangelio llega al culmen de su polémica con los judíos. ¡Quieren apedrearle! Razón: con sus palabras y con sus obras ha mostrado un Dios diferente y un proyecto de humanidad alternativo en el que los niños, las mujeres, los extranjeros y otros excluidos del momento pueden estar más cerca del Reino que los que se consideraban “buenos religiosos”.

El Evangelio es mensaje de Salvación. Pero no es ajeno al conflicto. ¿Cómo lo vivió Jesús? La primera lectura nos ofrece algo así como una “radiografía” de sus sentimientos en boca de Jeremías: “el Señor está conmigo”, “mis enemigos no podrán conmigo”, “a ti encomendé mi causa”.

Esa es la promesa y el reto: que la confianza sea mayor que el temor. Porque es normal sentir miedo (“Señor, que pase de mí este cáliz...”), pero, en esas situaciones, siempre es posible confiar (“...pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya”).
En los trances y encrucijadas de la vida podemos unirnos al Jesús del viernes de dolores para decir, junto al salmista: “Yo te amo, Señor, tú eres mi fortaleza. Señor, mi roca, mi alcázar, mi libertador”. Y que sea lo que Dios quiera.

Vuestro hermano en la fe:
Luis Manuel Suárez, claretiano

Comentarios
Viriato Viriato
el 22/3/13
No se puede servir a dos señores al mismo tiempo. Mateo, y Lc 16:13
Los gestos para acallar a la Verdad no afectan a la verdad y solo prueban la inclinación frente a la verdad de quienes los hacen.
La ocultación de la Verdad esclaviza a quien la practica esperando tal vez recibir como compensación no se sabe qué (¡pero a qué precio!), y también a quienes la soportan alejándolos además de su liberación, Jn,8:32.
Qui potest capere capiat
La verdad no necesita de muchas palabras para revelarse. Cuando las muchas palabras nos alcanzan mas parecen maniobra de distracción o escusa que nos dificulta el encuentro con la Verdad.
Excusatio non petita, acusatio manifesta
La Verdad no necesita maquillaje para alcanzar el corazón del hombre. Gandhi, admirador de Jesús, lo recogí » ver comentario
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 22/3/13
Por un lado vemos a gentes aceptando obras pero no aceptan en nombre de quien se hacen y porque se hacen.
La centralidad de la existencia es precisamente aceptar que la obra más grande hecha al hombre es JESUS de Nazaret y para aquellos él solo oír de su propia voz que EL es “a quien el Padre consagró y envió al mundo” se convierte en una sentencia pero que en si es el centro de todo. Surge la pregunta fuera de eso de donde proviene una obra? Así: “donde hay caridad y amor hay esta el SEÑOR”. Dios se acuerda del Hombre y le envía al mundo a su hijo Rey de reyes SUMO sacerdote, Profeta de profetas.
Si nos abriéramos más que con manos abiertas, más que de rodillas:- ante ese PAN de VIDA Eucarístico que brota sangre de su mismo corazón y que es “consagrado por el P » ver comentario
Me gusta 1
JACKY. JACKY.
el 22/3/13
POR LA FE, DECLARAMOS LA PALABRA DE DIOS, YA QUE NO PODEMOS RESPONDER A LOS ATAQUES COMO LO HACEN LAS PERSONAS SIN DIOS;... ESPERANDO QUE EL ESPIRITU SANTO LES DE VIDA Y FUERZA, HASTA QUE VEAMOS LA MANIFESTCION DE DIOS EN NOSOTROS Y EN TODAS NUESTRAS REALIDADES. MI ESCUDO, MI FORTALEZA, MI PAZ, MI LUZ, MI DEFENSA, MI GUARDIAN QUE NUNCA DUERME; MI DIOS Y SALVADOR QUE NO CONOCE DERROTAS, ERES SIEMPRE VICTORIOSO Y POR ESO TE ALABO, TE ADORO Y TE DOY GRACIAS, POR CRISTO NUESTRO SEÑOR, AMEN Y AMEN.
RECORDEMOS EL CONCEJO DEL PADRE PIO A TODOS SUS HIJOS ESPIRITUALES: ORA,ESPERA Y NO DESESPERES...
DIOS SIEMPRE RESPONDE...ESPERA. CREO, SEÑOR, PERO AUMENTA MI POCA FE.
Me gusta 0
JACKY. JACKY.
el 22/3/13
ESPERAR EN LA JUSTICIA DE DIOS, NO SIGNIFICA ESPERAR EN LA JUSTICIA DEL DIENTE POR DIENTE; NI DEL OJO POR OJO, NO A LA VENGANZA, NO A LA REVANCHA; CUANDO ES EL SEÑOR EN QUIEN CONFIAMOS, ESPERAMOS QUE LOS ADVERSARIOS LLEGUEN A RECAPACITAR Y QUE SUS CONCIENCIAS LES DE LA LUZ DE LA SABIDURIA DE LO ALTO; QUE ES LA QUE SALVA, PARA QUE CAMBIEN SUS ACCIONES, COMO LO HICIERON LOS TRES REYES MAGOS; LOS SABIOS, QUE LUEGO DEL ENCUENTRO CON EL SEÑOR, NO REGRESEN POR EL MISMO CAMINO; ESO ES OBRA DE DIOS QUE PODAMOS ORAR POR EL ADVERSARIO, POR AQUEL QUE NOS AGREDE, POR EL QUE NOS PERSIGUE, QUE NOS HACE DAÑO, Y ESPERAR QUE DIOS OBRE A SU MANERA, AUNQUE ESTO, CIERTAMENTE ES PRODUCTO DE LA MISMA ORACION PORQUE NOSOTROS MISMOS NO SOMOS CAPACES DE PROCESAR DE BUENAS A PRIMERAS Y PERDONAR LOS AGRAVIOS. CO » ver comentario
Me gusta 0
jurogo jurogo
el 22/3/13
Leemos hoy en el evangelio que Jesus fue prejuzgado, no le creyeron, lo quieren apedrear, dar muerte por blasfemo, es la ofensa mas grande que se le puede hacer al Dios de los enemigos de Jesus y por eso mas tarde lo crucificarán. Vivamos con total entrega esten hecho tan enorme que Jesus hizo por mi y por todos. Amen
Me gusta 0
richi947 richi947
el 22/3/13
Quería recordar hoy unas palabras atribuidas a nuestro Papa: El Señor nunca se cansa de perdonar.
Somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.