Comentario al Evangelio del

Rosa Pérez

Queridos amigos y amigas:

Vivimos en un mundo donde surgen todos los días nuevas ideas, nuevas doctrinas, nuevas modas...además se hace propaganda de todas ellas con gran fuerza y se transmiten a toda velocidad por los medios de comunicación. Todo esto hace que sea muy difícil profundizar en lo que nos rodea, y por ello estamos inmersos en una cultura de la superficialidad, todo pasa rápido, sin demasiado tiempo para pensar.

En la religión pasa lo mismo, nos vamos haciendo la nuestra propia, hacemos una religión subjetivista en la que lo importante es lo que me gusta y lo que no, lo que me interesa o no... Y a veces lo hacemos casi sin caer en cuenta de ello.

Jesús se nos presenta como el verdadero Maestro, el Pastor, el que es capaz de guiar al desorientado, el que endereza al que está torcido, ilumina al que está a oscuras...

Quizá nosotros también debamos buscar sitios tranquilos y apartados donde podamos descansar de la velocidad y el estrés de nuestro mundo, para encontrarnos con Jesús y escuchar con calma sus enseñanzas, para después ser capaces de amar y de no reservarnos nada para nosotros.

También el evangelio de hoy nos hace reflexionar a todos porque todos tenemos alguna responsabilidad, somos padres, educadores, sacerdotes, obispos, hermanos, amigos...pidamos al Señor que nos ayude a cumplir estas responsabilidades intentando hacer siempre el bien, ayudándonos mutuamente y así todos podremos cumplir la voluntad del Señor y Él realizará en nosotros lo que es de su agrado.

Vuestra hermana en la fe
Rosa Pérez

Comentarios
Joselito H Joselito H
el 9/2/13
Gracias Senor por permitirme escuchar tu palabra en este dia y ayudame a poner en practica la mission de servir a los dema's. Tu eres mi guia Senor y mi ejemplo a seguir en la mission de ensenar y servir al necesitado. Amen.
Me gusta 0
velooscar velooscar
el 9/2/13
Jesús es verdad revelada, El mismo hace de su vida una constante adhesión al otro, al que sufre, al que anda como oveja sin pastor. Su religión es la misericordia y la caridad, por eso ni siquiera en el cansancio hace oídos sordos ante aquellos que los necesita. Siente lástima por ellos, pero esta no es superficial y efímera, sino que le sale de las entrañas, es un grito de la carne como lo dice Epicuro. Hoy como nunca el mundo necesita de aquellos que como Jesús se comprometan con el reino, que sientan en las visceras el dolor del otro, del prójimo, y que de esta forma podamos encaminarnos conscientemente al sueño de Dios "el de dar vida"
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.