Comentario al Evangelio del

Rosa Pérez

Queridos amigos y amigas:

Reconocer en Jesús al Mesías no es fácil. Solamente quien cree lo reconoce, acepta sus palabras y admira sus obras. Muchos miran si ver y oyen si escuchar. Todos sabemos que hoy, como en tiempos de Jesús, hay muchos que no aceptan a Cristo y lo rechazan, o no lo conocen y pasan de largo. Cristo sigue desconcertando: su palabra escandaliza, su mensaje engendra oposición y su vida y obras crean conflictos. Otros lo conocen, lo aceptan y su vida adquiere un nuevo sentido. Lo reconocen con los ojos de la fe y no juzgan por las apariencias externas.

Otra reflexión que nos podemos hacer a la luz de este texto del evangelio de hoy es la crudeza de la incomprensión que Jesús sufrió por parte de los suyos. Tuvo que ser muy doloroso para Jesús ir a la sinagoga de Nazaret y sentir el rechazo de sus conocidos, debió sentir una profunda soledad. Una soledad que seguro nacía de de un nivel muy hondo, el posible fracaso de su misión. ¿No significaba este rechazo, quizá que Jesús estaba engañado, que no había recibido la misión que Él se atribuía? De hecho, entre los suyos se decía que estaba loco. ¿No tendrían razón?.

La fe adulta camina al descubierto y no evita las preguntas y la oscuridad. Meditar en la soledad de Jesús ayuda mucho a vivir con realismo lo que es la condición de todo creyente: A medida que la fe se te hace fuente personal de ser,te vas quedando solo. Pero soledad habitada, no solitaria, en que el corazón creyente experimenta lo más gozoso y exigente de su vocación cristiana.

Vuestra hermana en la fe
Rosa Pérez

Comentarios

Deja tu mensaje:

maria j
maria j

el 6/2/13
Gracias. Me ayuda cuando lo hacen hermanas...
Me gusta 0
Augusto
Augusto

el 6/2/13
Jesucristo nuestro Señor salvador y redentor
Te amo, creo en ti, y te espero. Gracias Señor.
Me gusta 0
Ivette
Ivette

el 6/2/13
Muy bonita reflexion, sobre todo lo de la soledad en CristoJesus
Me gusta 0
richi947
richi947

el 6/2/13
Gracias hermana Rosa, por ayudarnos a reflexionar sobre la incomprensión. Quién como Él la sufrió. Bendito y alabado sea el nombre de Jesús.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.