Comentario al Evangelio del jueves, 31 de enero de 2013

Enviar por email En PDF Imprimir
Pablo Largo

Queridos amigos:

Imaginemos que el sacristán de la capilla o la sacristana de la iglesia encienden las velas y que luego les ponen un capuchón que impide por completo que pase la luz. ¿Para qué las ha encendido? Judas habría dicho: “¿a qué viene ese dispendio?”. Si acaso, se explicaría porque quieren darnos una sorpresa, tirando a su tiempo del capuchón y dejando al descubierto algún efecto llamativo.

El candil está para iluminar la estancia; la semilla, para producir fruto; la tierra, para ser fecunda, no para quedar yerma; el pan, para ser comido; el talento, no para guardarlo en el calcetín, ni para enterrarlo, sino para producir dinero. El testigo está para declarar, y el testigo del evangelio, para expandir la buena noticia, ponerla en el candelero y dejar que alumbre a todos los de la casa.

Una primera llamada puede ser esta: “descubre tu don y produce con él”. Podemos fijarnos en la lista de dones que presenta el apóstol Pablo en su carta a los cristianos de Roma: “Puesto que tenemos dones diferentes, según la gracia que Dios nos ha confiado, el que habla en nombre de Dios, hágalo de acuerdo con la fe; el que sirve, entréguese al servicio; el que enseña, a la enseñanza; el que exhorta, a la exhortación; el que ayuda, hágalo con generosidad; el que atiende, con solicitud; el que practica la misericordia, con alegría” (Rom 12,6-8). Me puedo preguntar: ¿cuál es mi don? ¿Cómo lo ejerzo?

La segunda llamada sería esta otra: “sal de la clandestinidad y da testimonio”. En el discurso del monte, Jesús señala los dos extremos que ha de evitar el discípulo: la exhibición del que, a los cuatro vientos, hace propaganda de su ego, de sus limosnas, de su ayuno, de su oración; la inhibición del que, por pereza o por miedo y deseo de preservar un yo inseguro, se encoge y encierra en su concha. Pero el Señor no nos ha dado un espíritu de encogimiento, sino un espíritu de energía, amor y buen juicio (2 Tim 1,7). Los dos extremos son inadecuados, porque uno y otro centran demasiado la atención en el propio yo, y lo propio del testigo es cierto olvido de sí mismo. ¿Cuál de los extremos es que más me tienta?

Fraternamente
Pablo Largo

icono comentarios 5 comentarios

Si te ha gustado, compártelo:
Comentarios
no se hagan servidores de idolos, igual que algunos de ellos, como dice la escritura: el pueblo se sento a comer y a beber y se levantaron para divertirse fornicaron. no saben que su cuerpo es templo del espiritu santo que han recibido de dios y que esta en ustedes? ya no se pertenecen a si mismo. ustedes han sido comprados a un precio muy alto; procuren, pues, que sus cuerpos sirvan a la gloria de dios.
0
roque melo roque melo
el 31/1/13
mi miedo y inseguridad me tiene como la luz que es cubierta no me permite salir de esa media luz solo DIOS con su poder y misericordia ara su obra en mi y yo poniendo todo de mi parte AMEN
0
milenis milenis
el 31/1/13
No tienen nada que hacer? Estan sin trabajo? Vayan a la iglesia y pregunten: hay alguien que necesita ayuda a quien le pueda ayudar? Hay algo aqui en la iglesia o salon parroquial que yo pueda hacer? Limpiar pisos, barrer, componer una puerta, limpiar una yarda por unos viejitos. Busquen hermanos como mejorar el mundo con ayudar al projimo. El tiempo es un regalo de Dios. Nosotros mas el tiempo somos el fuego que se ve en la vela. Lo que da luz en el presente en el momento. Seamos nosotros ese fuego para otros hermanos. Just do it! Haganlo!
0
Dorothy Dorothy
el 31/1/13
No podemos actuar sin fe. el miedo tiene que salir de nosotros para proclamar la resurreccion y la vida que es Jesús
0
viviana viviana
el 31/1/13
Jesús dirige sus palabras al espíritu de la gente, no habla de posesiones materiales, sino de mérito espiritual.
A quien tiene AMOR a los demás, se le dara mucho amor, mucha paz , mucha complacencia desde el Padre.
A quien no tiene AMOR, se le quitará hasta lo que ya está recibiendo.
Por qué no se comenta esto? por qué se sigue revoloteando por las alturas del pensamiento cuando la Verdad está en las bajuras del corazón?, ahí donde se siente, donde se vive.
0
Nonato Nonato
el 1/2/13
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.

Palabra diaria

Viernes, 25 de abril de 2014

VIERNES DE LA OCTAVA DE PASCUA
Jn 21,1-14. Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado.

Lecturas Comentario
Liturgia Calendario
Ciudad Redonda en su email :

Últimos usuarios de Ciudad Redonda