Comentario al Evangelio del

Rosa Ruiz, Misionera Claretiana

¡Esta noche es Nochebuena…!

¡Hoy sí podemos cantar el villancico con propiedad! Hoy sí estaremos todos, de un modo u otro, preparando la cena, adornando la casa, ultimando el Belén… Ojalá dediquemos tiempo y espacio –por dentro y por fuera- a prepararlo todo. Y ojalá  no nos ocurra como al rey David en la primera lectura de hoy que, con la mejor voluntad y poca lucidez (eso que nos pasa tan a menudo) quiere construir un templo al Señor, pues “mientras yo vivo en un casa de cedro, el arca del Señor vive en una tienda”.

¡Cuántas veces seguimos creyendo que nuestros gustos y deseos son los de Dios, nuestras necesidades y sueños los suyos! Y parece ser que no siempre coinciden… no siempre.

¡Cuántas veces nos situamos en la vida, en nuestras relaciones o tareas apostólicas como si el futuro del mismo Dios dependiera de mí y de lo que yo pueda darle! Y entonces, volvemos a escuchar la voz de Dios: “¿Eres tú quien me va a construir una casa para que habite en ella? Yo te saqué de los apriscos donde cuidabas ovejas… Yo te he creado… Yo te cuido… Yo te salvo…”

Y entonces, en esos momentos de lucidez evangélica que a veces nos regala Dios, sólo entonces, podemos cantar y bendecir al Señor como Zacarías, “porque el Dios de Israel visita y redime a su pueblo” cada día.

Esta Noche Santa y Buena, delante del Niño Jesús y delante del Dios que nos habita, el Altísimo hecho Pequeñísimo, volvamos a confesar nuestra fe y nuestro amor y olvidémonos de construir grandezas. Dios tiene ya el mejor y más bello templo donde habitar: la Creación entera y en especial, la carne de todo ser humano.

Feliz Nochebuena.
Rosa Ruiz, Misionera Claretiana

Comentarios
vicente condori vicente condori
el 24/12/12
Hoy estamos ya preparados para celebrar la Navidad. Este cántico de Zacarías es una buena oportunidad para tomar conciencia de que nuestro Dios sigue actuando también en nuestra vida y en la vida de nuestras comunidades y de nuestro mundo. No sólo celebramos un acontecimiento del pasado, sino también el actuar permanente de Dios en nuestro presente. Como Zacarías, tomemos conciencia de las incontables maravillas que ha hecho Dios en favor nuestro. Y demos gracias de corazón.

Me gusta 0
vicente condori vicente condori
el 24/12/12
Me olvidé desearles a todos mis hermanos y hermanos una FELIZ NOCHEBUENA porque mañana es NAVIDAD.
Me gusta 0
Angel1 Angel1
el 24/12/12
realmente es verdad que cuando entramos en el camino de la humildad, Dios nos va señalando el camino en el que nos da todo por gracia nosotros sólo hemos de poner nuestro sí en un presente continuo lo digo por experiencia propia en estos días.
Me gusta 0
Zelita. Zelita.
el 24/12/12
Hermana Rosa Ruiz, gracias por el mensaje, Dios ya tiene un templo en cada corazón que lo ama y lo alaba, sobre todo que lo agradece y con humildad reconocernos que estamos siempre a los pies para seguir sus huellas, Que Dios lo bendiga ya que con sus enseñanzas estamos aprendiendo espíritualmente y darselo a nuestro prójimo más cercano que es la familia, y a los demás hermanos que nos acompañan, FELIZ NAVIDAD Y UN ABRAZO.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.