Comentario al Evangelio del

Miguel, cmf

Queridos amigos y amigas:

Juan pide gritar a pleno pulmón junto a la muchedumbre que canta: "Aleluya, la victoria, la gloria y el poder pertenecen a nuestro Dios". Para cantar es preciso tener el corazón reconciliado y en armonía con todo lo creado. Hay dos formas de vivir, pero sólo una para quien canta la belleza de Dios. Valga la explicación con la siguiente historia.

"Había dos hombres en un pueblo y uno siempre estaba en los lugares públicos y siempre estaba calumniando a sus vecinos y levantando testimonios falsos de sus hermanos del pueblo, y nada más llegar algo a sus oídos lo agrandaba diez veces cuando salía de su boca, y nada más saber algo que dejaba mal a alguien, decía: ya lo sabía... si esto no podía salir bien... Y siempre estaba colérico y los días eran amargos para él y las noches eran tristes. Sólo le escuchaban aquellos que en sus corazones eran iguales que él, y entre ellos se justificaban y no echaban en ver sus torpezas.

Y había otro que todas las mañanas se sentaba en la plaza pública y sonreía a todos y a todos les daba ánimo, y a todos sus hermanos que le pedían ayuda los socorría con el corazón y no pedía nada a cambio. Y cuando se enteraba de algún problema iba y, en silencio, pedía por el que lo tenía para que le vinieran fuerzas y los trascendiera. Y su rostro se llenaba de virtud cuando estas cosas hacía. Y cuando le preguntaban de qué parte sacaba tanta felicidad, él respondía: Cuando levanto mi cuerpo por la noche, no debo nada al día por venir. Cada día me trae lo que necesito y se lleva lo que no necesito. Cuando mi mente quiere volar, me monto en ella, pero nunca la dejo ir sola: éste es el secreto".

El salmo 99 despierta el gozoso recuerdo de nuestro origen: "Sabed que el Señor es Dios: que él nos hizo y somos suyos, su pueblo y ovejas de su rebaño", y la promesa de Dios con nosotros: "El Señor es bueno, su misericordia es eterna, su fidelidad por todas las edades".

Tu vida, tu casa, los que más quieres, tu Jerusalén, puede estar cercada por ejércitos y amenazada por la desolación. Puede que te sorprendan señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra, angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y de las olas, muriéndose los hombres de terror y de ansiedad por las cosas que vendrán sobre el mundo; puede que las fuerzas de los cielos sean sacudidas… A lo que hemos de temer es a no vernos sorprendidos por la sacudida del corazón que ha perdido sensibilidad para descubrir la bondad y la fidelidad del Señor. Lucas nos pide cobrar ánimo y levantar la cabeza ante aquello que nos trae liberación. Es posible el adormecimiento del corazón deslumbrado con tanta luz que nos obliga a consumir, y puede ser que la verdadera estrella -no de neón- pase por nuestro cielo y pase desapercibida. No vendría nada mal en esos momentos una sacudida de nuestro cielo.

Dichoso quien entiende que la posesión de un bien no es grata si no se comparte (SÉNECA, Epístolas 6, 4). "Si quieres vivir para ti, debes vivir para otro" (SÉNECA, Epístolas 48, 2)

Hoy se cumplen ocho años de la muerte del obispo Vicente Enrique y Tarancón, creyente y pastor comprometido -con más o menos acierto- en la búsqueda de lugares de diálogo y de tolerancia. Leyó las señales del tiempo que le tocó vivir y aceptó su reto, por eso el Señor lo hizo bueno.

Vuestro hermano en la fe,
Miguel, cmf

Comentarios
Naathaly Naathaly
el 27/11/12
liindisimo
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 28/11/12
AMEN cmf MIGUEL. A la gloria de DIOS PADRE.
JC
Me gusta 0
George Eliot George Eliot
el 29/11/12
Bendito el hombre que no teniendo nada que decir se abstiene de demostrarlo con sus palabras
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 29/11/12
Levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación.»
Todo pasa, hasta los peores momentos pasan, diría: quien no ha pasado momentos donde pareciera que el sol solo significa un día mas de tormento y que más bien quedan pequeños todos los actos sobrenaturales, cósmico de la imaginación!… quien no ha pasado por ello! Quien no ha sentido desde su humanidad el asedio de un sitiado cuerpo frágil y débil?…Así diría cada uno se va formado como semilla abonada por desechos, como el estiércol va haciendo abono sobre lo plantado…
”Mirando a tras, pero dejarlo atrás y crecer sobre ello” pedía!… algo faltaba y no podía: así me decía! Aun inútil!!!…la tierra tambalear sentía…y “si” así es, es EL quien faltaba pues con solo la mitad me hacía, y casi sucu » ver comentario
Me gusta 0
richard richard
el 29/11/12
el hijo del hombre dice esten preparado
Me gusta 0
Maria Maria
el 29/11/12
En las mananas, en familia, leemos la lecturas de esta pagina y nos gusta mucho, pues comenzamos el dia con la palabra de vida. Esto ha provocado discuciones positivas sobre las lecturas, que nos dice a cada uno y cual es nuestra respuesta ante nuestro Dios. Hay momentos en que responder a esa palabra nos cuesta mucho y es doloroso, pero luego trae mucha satisfaccion.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.