Comentario al Evangelio del

Carlos Sánchez Miranda, cmf.

Hola, amigos y amigas:

Jesús se queja de que sus contemporáneos saben interpretar muy bien el tiempo atmosférico, pero no son capaces de descubrir los signos del Reino en medio del tiempo histórico que viven: tienen al Mesías que les comunica la buena nueva y realiza signos, pero están cerrados y siguen esperándolo como si no estuviese ya entre ellos.

No son capaces de acoger el tiempo de gracia y de reconciliación que les ofrece mientras van de camino. Nos puede pasar la mismo a nosotros; es verdad que, por vivir en la ciudad, puede que ya no seamos tan expertos en escudriñar las señales atmosféricas, pero sí sabemos informarnos de ellas muy bien a través de los medios modernos. Somos expertos en muchas otras cosas, como en las tablas de resultados deportivos, en las novedades literarias y musicales y, sobre todo, en el avance de las nuevas tecnologías, pero quizá sólo estamos acumulando información o esclavizándonos de las técnicas. A lo mejor tampoco nosotros estamos leyendo con profundidad de fe el sentido del momento histórico que vivimos.

La creciente falta de trabajo, la pérdida de viviendas, la disminución del poder adquisitivo, los reajustes sociales… ¿Son signos de qué? ¿Cómo leemos este duro y convulsionado momento social que nos toca vivir? ¿Bastará con decir que se trata de una crisis mundial que ya pasará, como han pasado otras? ¿No será una llamada a pensar a fondo en las causas que nos han traído hasta este punto: un estilo de vida social inconsciente y despilfarrador, que no era sostenible, y un modelo de sistema económico que cada vez deja a más personas al margen? Para un cristiano no basta con pensar que este fuerte chaparrón ya pasará y que mientras tanto sólo debe protegerse de la mejor manera posible, necesita leer este “kayros” histórico en clave de fe: escuchar al Señor que nos vuelve a recordar las bienaventuranzas y nos enseña a vivir de otro modo: una vida pobre que renuncia a los excesos y sabe de austeridad, esfuerzo, solidaridad, respeto, transparencia y creatividad. Llama la atención el papel que Cáritas está teniendo en este momento social; los cristianos no podemos quedarnos quietos ante el sufrimiento de tantos hermanos, es un signo que nos invita a descubrir las llamadas actuales de Jesús. En realidad, la historia social y nuestras propias historias están cargadas de muchos signos claros de la presencia del Reino, que nos invitan a despertar y a comprometernos.

Un saludo fraterno
Carlos Sánchez Miranda, cmf.

Comentarios
Romina Romina
el 26/10/12
Jesús quiero seguirte, llevame donde mas me necesites, guia mi camino, hazme fuerte para sobrellevar toda carga. Entereza para no abandonarte, confianza y fe en los demas.
Me gusta 0
Augusto Augusto
el 26/10/12
Como nosotros los cristianos de oxidente no tenemos una tradición propia como la de los judios del tiempo de Jesús nos cuesta entender el pensamiento que tenían ellos cuando lo escuchaban, porque su escala de valores era de la ley. Hoy nos pasa lo mismo que a ellos: porque no acojemos su Evangelio que lo recibimos a cada instante, menos podemos entregar nuestro testimonio porque no encontramos la voluntad de Dios que es amar con la riqueza de su misericordia. Roguemos que el Espíritu Santo nos haga instrumentos como San Francisco de Asís.
Me gusta 0
roxana roxana
el 26/10/12
Actualmente en el mundo en que vivimos las personas solamente nos hemos dedicado a acumular riquezas de Dios nos hemos olvidado por eso se dice que el rico cada día más rico y el pobre cada día más pobre, Dios nos dice a nosotros hipócritas porque nosotros a través de senamhi sabemos que va hacer calor pero no sabemos predecir cuando un hermano tiene algún y necesita ayuda nosotros debemos cumplir con las Bienaventuranzas pra de esa forma ayudar a los que más nos necesitan dadoles apoyo moral enseñandoles cada día lo que significa tener a Dios en nuestras vidas porque Dios es único y verdadero sin el no existiria el cielo, las estrellas y todo de cuantas cosas nosotros disfrutamos, por eso hermanos yo les pido que lean diario la palabra de Dios y que cada día demos gracias por » ver comentario
Me gusta 0
vicente condori vicente condori
el 26/10/12
Hoy las lecturas nos invitan a aprender a comprender la realidad presente, ya que, contrario a lo que la gente piensa, la realidad no es algo transparente, sino que está atravesada por múltiples conflictos, intereses e intencionalidades. El cristiano se debe acostumbrar a no asumir ninguna realidad como algo fatal, irremediable o definitivo. Cualquier realidad puede ser transformada a medida que comprendemos cómo Dios actúa en la vida y en la historia. También nos debe enseñar a resolver nuestros conflictos internos dentro de nuestras comunidades, siempre con la ayuda de Cristo, buscando la UNIDAD por sobretodas las cosas.
Me gusta 0
Vero de la Cruz Vero de la Cruz
el 26/10/12
Seguir a Jesús en la cotidianidad de la vida es un reto, y saber que es él el que ilumina nuestra jornada cada día con sus pro y contra, pero él es la fuerza que nos impulsa a colaborar con nuestro trabajo de cada día a hacer un mundo mejor.
Me gusta 0
Elvia  Rosa B Elvia Rosa B
el 27/10/12
Hermanos por la fe de nuestros antepasado al igual que pablo poseemos no por voluntad propia sino por designio de Dios nuestro creador que hace de nosotros sus hijos con una vocación que solo el ser humano tiene y es a esta que el señor nos llama a que pongamos en práctica con nuestros testimonios de tolerancia, comprensión, perdón, misericordia ,porque lo que hagas con tu prójimo será para bien propio y gloria de aquel que todo lo puede que es Dios en presencia viva en Cristo Jesús , que busca en la gente su pueblo a el que le dio entendimiento y sabiduría no tan solo para descubrir los signo de la naturaleza sino lo más importante su amor y omnipotencia perpetua
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.