Comentario al Evangelio del

J.A.C.

En esta fiesta de Nuestra Señora del Pilar en la que homenajeamos a la Madre de Jesús la liturgia nos regala este texto evangélico en el que Jesús homenajea a su madre dando relieve al vínculo de la fe frente al vínculo de la carne y la sangre. Y es que ésta idea racial había sido para Israel una permanente raíz de malentendidos. Se vinculaba tanto la salvación con el hecho de pertenecer al pueblo elegido, que se caía en un nacionalismo religioso excluyente. Jesús anuncia un Dios para todos, sin exclusiones, al que se llega desde la fe, no reivindicando el "pedigree" religioso. El evangelio de Juan -en especial el episodio de la samaritana-, es prototípico al respecto.

Nosotros también podemos caer en ese riesgo. "Al cielo iremos los de siempre", decía una chiste del humorista Mingote, ironizando sobre esa actitud del creyente tradicional que se fía más de la herencia recibida y las costumbres adquiridas que de la auténtica respuesta personal.

Dios no es una 'póliza de seguros' que se pueda conseguir a cambio de cumplir ciertos ritos o mantener ciertas conductas. Quien se acerca a Dios así corre el riesgo de manipular hasta lo más sagrado en beneficio propio. Y puede ser que tenga todos los papeles en regla, pero lo más probable es que Dios le diga: "No te conozco". Pues lo que son medios para el encuentro con Dios los ha convertido en arneses y correas para sentirse seguro. Y lo que son vías para recibir la justicia salvadora los han transformado en sistemas para sentirse justo, para autojustificarse.

Este fue el conflicto religioso de fondo con los fariseos: El pasaje del fariseo y el publicano cuando oran en el templo nos indica por donde van las preferencias de Dios.

Por tanto, universalismo sin excluisones, apertura, humildad de corazón, sentirse herederos de un don gratuito. Para que Jesús no tenga que volvernos a decir: "los publicanos y las prostitutas os precederán en el reino de los cielos..."

Comentarios
Ivonne Cecilia Ivonne Cecilia
el 12/10/12
Antes que nada agradezco a Dios por todo lo que me enseña de su evangelio, y le pido con gran amor, entrega y respeto, me llene del Espíritu Santo, me transforme, me deje tocar por El, le habra mi corazón, pues sólo asi seré capaz de actuar con humildad. Pedirle al Señor que quite de mi ser lo que no es mio, para que en todo momento que comparta con el prójimo sea El quien éste presente.
Me gusta 0
gustavo gustavo
el 12/10/12
Gracias JAC
Que soncera, pensar en que estamos nosotros en el camino correcto.
Observo la parte exterior de los ortodoxos de distintas religiones y me digo, "que manera de perder el tiempo en detalles sin importancia", porque lo importante nace del corazón.
Observo las obras de bien de cualquiera y me digo, " que admirable son estas obras"
Las obras son fruto de lo mejor de cada uno
Me gusta 0
Carmen S.S.G. Carmen S.S.G.
el 12/10/12
Gracias J.A.C. por recordarnos día a día de lo que se trata el propósito de nuestra existencia. En lo personal te digo estas palabras me describen al día lo que me acontece y calzan de manera precisa con lo que vivo y lo que pienso. Soy débil y necesito reconocer mi falta de dominio. Por todo esto te agradezco.
Me gusta 0
gustavo gustavo
el 13/10/12
Gracias Ivonne, son muy lindas tus palabras, son como una oración, me encantan.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.