Comentario al Evangelio del

J.A.C.

Queridos amigos y amigas:

Hay tres verbos que sólo practican los sencillos: pedir, buscar, llamar. Si a estos verbos se les añade el adverbio "insistentemente" tenemos esbozado el programa de un verdadero seguidor de Jesús.

Pedir supone reconocer que no tenemos todo lo que necesitamos, tomar conciencia de nuestros límites, admitir que Alguien tiene más que nosotros. Piden los pobres y los mendigos. No piden los autosuficientes.

Buscar implica experimentar la atracción de algo que tira de nosotros, admitir que hay un tesoro por el que merece la pena arriesgarse, sentir el aguijoneo de muchas preguntas para las cuales no existen respuestas prefabricadas. No buscan los que han sucumbido a la rutina, los perezosos y los desesperanzados.

Llamar es dirigirse a alguien con la confianza de que vamos a ser escuchados, invocar una presencia que nos supera y que al mismo tiempo se hace cargo de nosotros. No llaman los que temen que no haya nadie al otro lado de la puerta, los que no está preparados para entrar en el caso de que se abra.

Insistentemente significa todos los días, a todas horas, no sólo en ciertos momentos críticos, o cuando no encontramos otra cosa mejor.

Estas lecciones esenciales se pueden explicar así, con un lenguaje un poco árido, o se pueden explicar diciendo: "Si alguno de vosotros tiene un amigo y viene durante la medianoche ...". Evidentemente, Jesús elige el modo más eficaz. Y por eso nos remueve por dentro.

Cuando uno pide, recibe; cuando busca, encuentra; cuando llama, se le abre. ¿Qué recibimos y encontramos? La síntesis de todo lo que podemos recibir y encontrar es el Espíritu Santo; es decir, todo lo que necesitamos para decir "Abbá" y para reconocer con nuestros labios y nuestro corazón que "Jesús es Señor".

Comentarios

Deja tu mensaje:

Benedicto
Benedicto

el 11/10/12
Es fácil y hasta interesante predicar. Lo malo es cuan-
do buscas y no escuentras, pides y no te dan, cuando
llamas y no hay nadie.
Como dice el refrán: " una cosa es predicar y otra dar
trigo ". Que se lo pregunten a esa multidud sufriente
de parados en España.
Me gusta 0
Jacky Former
Jacky Former

el 11/10/12
Cuando pidamos contando con la respuesta de un dios milagrero, taumaturgo, presto a resolver nuestras necesidades materiales, las probabilidades de quedar defraudados son muy altas porque nuestra petición la dirigimos a nuestro ídolo particular, por mas que creamos que va drigida al Padre (como tal vez nos han enseñado)
Porque conviene releer el último parrafo del comenatrio de JAC, completo, pero quizás merezca la pena meditar y apropiarnos especialmente de las siguientes palabras:"¿Qué recibimos y encontramos? La síntesis de todo lo que podemos recibir y encontrar es el Espíritu Santo..."
La joven judía Etty Hillesum murió en un campo de concentración nazi, pero consciente de que era templo del Espíritu que la ayudó a morir no a sobrevivir.
Me gusta 0
Manuel
Manuel

el 11/10/12
Hola a todos. Soy Español y uno de tantos parados que hay en mi país. Hay que tener Fe y Esperanza; aunque se que no es fácil.

Hay días en los que me levanto con los ánimos por los suelos y sin encontrarle sentido a seguir vivo (nunca pensando en el suicidio).

Un saludo a todos los hermanos en Cristo.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.