Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez cmf

 

      Está difícil esto de hablar de los ángeles. ¿Seres míticos o seres reales? ¿Andan por ahí, poblando el cielo y jugando con nosotros? Podemos perder el tiempo pensando y reflexionando en la esencia de los ángeles, en sus categorías y clases. No hacemos más que poner en el cielo la idea que tenemos de la corte de un señor de nuestro mundo. Como nuestros presidentes y reyes tienen cortes y gobiernos con muchos secretarios y asesores, también nos imaginamos que Dios, el todopoderoso por excelencia, tiene miríadas de secretarios, asesores y ayudantes de todo tipo.
      Y de tanto mirar al cielo, nos puede salir tortícolis. Se nos olvida que el centro de nuestra fe está precisamente en la encarnación. Dios mismo se hizo hombre. Se vino a estar con nosotros. Desde aquel momento la salvación no se juega en las alturas sino en la bajuras de nuestra vida diaria y cotidiana, en la relación con los demás, en el trabajo, en la familia, en el esfuerzo por hacernos libres y responsables como corresponde a lo que somos: hijos e hijas de Dios, amados y queridos por él. En Jesús Dios se nos mostró cercano. Para llegar a él no nos hacen falta intermediarios. No es como aquellos emperadores a los que había que acercarse de rodillas y no se podía levantar la vista para mirarlos. Tampoco es como los presidentes de hoy que tienen tantos filtros entre ellos y el mundo de la calle que se nos hacen inalcanzables. Jesús puso a Dios a nuestro lado, en nuestras calles, en nuestras tiendas, en nuestras salas de televisión. Y vino para quedarse porque es de la familia. Es nuestra auténtica familia.
      Por eso los ángeles nos tienen que hablar sobre todo de un Dios que quiere nuestro bien, que se preocupa por nosotros. Si tuviéramos que buscar una figura en nuestro mundo para pensar a Dios, tendríamos que pensar mucho más en el Defensor del Pueblo que en el presidente del Tribunal Supremo. Lo suyo es escuchar, atender, sentir con los dolores y alegrías de nuestros corazones. La Fuerza de Dios (Gabriel), la Medicina de Dios (Rafael) nos hablan de un Dios que está con nosotros y por nosotros, que quiere nuestra vida, nuestra felicidad, nuestro bienestar. ¿Qué Dios hay como éste? O como dijo Miguel: “¿Quién como Dios?”

Comentarios

Deja tu mensaje:

gustavo
gustavo

el 28/9/12
Jesús se la pasa aclarando su final, la tiene clarísima.
Así nosotros tenemos que tener clarísima nuestra cruz, cosa que no es tan fácil.A través de los años nos vamos dando cuenta cual es nuestra cruz.
Nos debemos a los demás y en esta entrega cada uno tiene una cruz distinta al otro.
No tenemos todos la misma cruz , si bien nuestra misión es la misma (brindarnos a los demás) los caminos para llegar son todos distintos , de ahi que no es fácil darnos cuenta cuál es nuestra cruz.Nos vamos dando cuenta a medida que vamos realizando nuestra obra.
Me gusta 0
Joaquín
Joaquín

el 29/9/12
Cuántas veces o en cuántas ocaciones pensamos en los ángeles? Parece que con frecuencia solemos mensionar a los ángeles en nuestra vida cotidiana. Pero cuándo pensamos que el número de arcángeles es inmenso? Y ¿cuádo pensamos o meditamos (y ¿por qué?) la Iglesia venera y nos invita a venerar solo a Miguel, (¿quién como Dios? a Gabriel (fortaleza de Dios) y a Rafael (medicina de Dios)? Pues es porque solo estos tres nombres de arcángeles aparecen en la S. Escritura. Ellos tienen en la Biblia funciones muy especiales, por jem., Gabriel con respecto a María, funciòn muy especial en el Evangelio de Lucas, (La Anunciación), Rafael con respecto a Tobías y Miguel el venceor del demonio en el libro del Apocalipsi y en el libro de Daniel. En el A.T., además de Daniel, hay otro » ver comentario
Me gusta 0
henry Salazar
henry Salazar

el 29/9/12
Muy emotivos sus comentarios diarios sobre las lecturas diarias, invitan a la reflexión sana y a la búsqueda permanente de Dios. Pero, lástima que empañen su página con propaganda política dirigida contra un pueblo y calumniosa contra un cristiano. Por favor, reflexionen; Dios les bendiga y gracias.
Me gusta 0
Oxuan7
Oxuan7

el 29/9/12
Sigo agradeciendo los comentarios. Gracias, Fernando, por seguir ahí.

¿Ha sido un error no haber pueto hoy las lecturas correspondientes a la festividad de lo santos arcángeles?
Me gusta 0
Goreti
Goreti

el 29/9/12
¿Y el comentario del Evangelio?
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.