Comentario al Evangelio del

Miguel N.

Queridos amigos:

Ezequiel desde su profetismo, denuncia las abominaciones cometidas por las instituciones nacidas para fomentar la vida y generadoras de muerte; que se arrogan la verdad y se identifican con la figura de Jerusalén, amada por Dios, pero que "siguen viviendo como brotes campestres", seguras de su belleza y amparadas en su fama, pero incapaces de alimentar la esperanza en el pueblo.

Ezequiel abandona la causa de los opresores y traslada a Babilonia lo que era válido en Jerusalén. Destruye el falso profeta que lleva dentro, el que se puede vender, y elabora una profecía en comunidad, en confrontación de pareceres. El profeta despierta la responsabilidad individual en el mal camino comunitario y propone que cada uno lea su responsabilidad a la hora de generar sufrimiento a los demás.

En la profecía de Ezequiel, el Espíritu aparece como la única posibilidad para dar vida a tanta muerte esparcida por las ambiciones humanas. El profeta hace una opción clara por la vida reconstruyendo al ser humano desde lo más terreno: nervios, carne, piel. La misión del profeta no es destruir la carnalidad del hombre sino elevarla, transformarla, vivificarla, hacerla Adán vivo (37,1-14).

El Espíritu y el ser humano logran lo imposible: Vivir creando y recreando la tierra prometida y las estructuras en la que se sustentó el pueblo: las tribus, la monarquía, el templo, Jerusalén, las leyes, el sacerdocio, las ciudades. Ezequiel supo cuál era la utopía, pero no encontró los medios.

Es Dios quien renueva su alianza para ser reconocido como el Señor. Su misericordia no abandonará al hombre.

Quien se hace eunuco por el Reino de los Cielos está dando un paso para poner un nuevo espíritu a los huesos y a la carne del mundo. "El que pueda con esto que lo haga".
 

Comentarios
vicente condori vicente condori
el 17/8/12
Hoy las lecturas nos recuerdan la alianza eterna que hizo Dios con su pueblo. Él siempre es fiel a sus promesas nos perdona siempre nuestra deslealtad. Es un esposo que vive siempre enamorado, es paciente, bueno y misericordioso. Nosotros como parte de su Iglesia nos toca corresponder a su amor, siendo perseverantes en nuestra fe, haciendo obras buenas con nuestro prójimo y orando por todos, especialmente por los que sufren.
Me gusta 0
Ariel Ariel
el 17/8/12
Ezequiel nos muestra que es muy profundo el compromiso que se debe tener con Dios.
En nuestros tiempos llegar a ser eunuco idoneo es casi imposible, sin embargo debemos tener una fe trascendente y muy consecuente para intentar lograr el objetivo que Ezequiel nos propone.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.