Comentario al Evangelio del

Miguel N.

Todos estamos dispuestos a perdonar, seguro. Basta que la ofensa no haya sido de esas que duelen, de esas “imperdonables”. Por cierto ¿con qué frecuencia y en qué sentido utilizamos los cristianos el calificativo de “imperdonable”? Muchas veces en un sentido figurado, pero otras…

Decíamos que todos sabemos perdonar, y perdonamos, las faltas leves, o aquellas cometidas por alguien a quien de verdad queremos, y al que justificamos casi todo. Pero lo difícil es perdonar las otras faltas, las de otros que también nos ofenden y a los que no tenemos tanto aprecio.

Jesús enseña a sus discípulos que hay que perdonar. Y habla de perdonar al hermano, no de perdonar una falta u otra. El perdón se dirige al ofensor. Por eso no depende del tipo de falta, ni existe una graduación según la gravedad. No se puede perdonar más o menos. O sí, o no.

Y, puesto que hablamos de personas, el fundamento, la razón para perdonar está en ellos y ellas, en que son hijos e hijas de Dios. Y esa es la clave. Dios nos quiere a todos por igual y es capaz de perdonar por amor. Por eso nuestra tarea, el mandamiento principal, no es perdonar porque Dios perdona. Nuestra tarea es querer como Dios quiere. Y el perdón vendrá con ello.

No es cuestión de perdonar porque esté mandado. Ni para conseguir que luego me perdonen… Es cuestión de perdonar por amor. Y, como siempre, llegar a ello es tarea de toda la vida. Pero “de toda la vida” no significa que haya que conformarse con lo que somos ahora porque “ya iremos mejorando”; no es cuestión de vivir tranquilos pensando que “ya llegará el momento”. De toda la vida significa también desde el comienzo de la vida; es decir, que el mandato es que perdonemos ya desde ahora, desde hoy mismo, a todos y para siempre. Por supuesto, sólo lo conseguiremos contando con la ayuda de Dios.

Comentarios

Deja tu mensaje:

vilmam
vilmam

el 16/8/12
Tremendo evangelio, tremendo el comentario me encanto,pero q dificil es perdonar si no tenemos a DIOS en nuestros corazones.Yo x mi parte le pido a DIOS q me ayude a tener un nuevo dia, teniendolo a EL en mimente,corazon y en mis palabras,para no ofender a nadie. AMEN.
Me gusta 0
marcia
marcia

el 16/8/12
Lo más común es que cuando más misericordia tiene el Señor de nosotros, más implacables somos con los demás y ello es porque nuestra ceguera espiritual no logra comprender el verdadero mensaje de amor que Cristo nos da diariamente a través de su Palabra, quizás es más fácil perdonar a otros a veces que perdonarnos nosotros por esa actitud. Bendiciones.
Me gusta 0
Jaime Aceña
Jaime Aceña

el 16/8/12
Lo insinúas...lo humanamente imposible es perdonar a los enemigos. "Con la ayuda de Dios es posible" -afirmas. Es cierto...aunque el sentimiento y el enojo perduren podemos rezar, de verdad, por los que nos quieren mal.
Un abrazo, Miguel, de Jaime Aceña cmf
Me gusta 0
veronicq
veronicq

el 17/8/12
que dificil es perdonar cuando uno no entiende como alguien que dice quererte tanto te hace tanto daño, solo el tiempo mejora las herida y el perdon se hace realidad pero uno no olvida.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.