Comentario al Evangelio del

Pablo Largo, cmf

Queridos amigos:

Un filósofo afirmaba que la pregunta es la piedad del pensamiento. En el evangelio de hoy no se cumple su opinión, porque las preguntas de los conciudadanos de Jesús son, en unos casos, puramente retóricas, y en otros no revelan apertura, receptividad, búsqueda; más bien delatan desconfianza, incredulidad. Y aquí hay que decir: «En la desconfianza está el peligro; en la confianza, la salvación».

Estaban al corriente del parentesco de Jesús, ese que conoce el vecindario y que se consigna en los registros de nacimientos o en los libros de familia. Es parte de la verdad de Jesús, pero no toda la verdad. Aquella gente se quedaba fuera de su verdad más profunda, la que asomaba en su sabiduría y en sus actos de poder, que eran actos de sanación, de liberación, y que podían haber servido de umbral para entrar en la verdad más honda, la que narra el parentesco y origen radical de Jesús: es el Hijo de Dios. Si ya Lautréaumont declaró «Me dijeron que era hijo del hombre y de la mujer, y me sorprendió. Yo creía ser algo más», con mucha más razón lo confesamos nosotros de Jesús: es el “hijo de María”... y el Hijo de Dios.

Escudriñemos sus signos y abrámonos confiadamente a su verdad, que nunca acabaremos de conocer y comprender.

Vuestro amigo
Pablo Largo

Comentarios
Celita Celita
el 4/8/12
Gracias, por el mensaje, no siempre queremos ver los signos que recibimos a diario de los profetas y santos, solo queremos milagros; es momento de hacer un alto y alimentar el alma y espíritu, de las palabras de Dios.
Me gusta 0
quechus quechus
el 3/8/12
DIOS te bendiga hermano
Me gusta 0
RAFAEL RAFAEL
el 3/8/12
Siento un llamado a confiar en el Señor y entregar a El todo mi ser, mi alma y mi tiempo. Pero, algo me lo impide, el mundo me atrapa y no logro dejar mis malas costumbres y pobre actuar laico. El 90 % de mis amaneceres me entrego a la lectura de la Biblia y al mismo tiempo le ruego a Dios me proteja de mí mismo. Pero el 100% del resto del día el mundo me atrapa.
De la forma antes descrita, es mi lucha contra el pecado. Librarme de mis pensamientos y vivir la voluntad de Dios es mi objetivo fundamental, pero mi debilidad supera enormemente a mis fuerzas.
SEÑOR, PROTEGEME DE MI MISMO. HERMANOS, RUEGUEN POR TODOS LOS QUE EN EL MUNDO CARECEMOS DE ESA FUERZA DE VOLUNTAD.
Me gusta 0
Gustavo Gustavo
el 3/8/12
La familia es una bendición, y es muy apreciada por la iglesia.
Gracias a ella encontramos nuestra verdadera vocación, si investigamos bien nuestro origen, nuestra idiosincrasia, empezaremos a conocernos.
También pegado a ello está la tentación de la sujeción incondicional a la misma, error muy común.
Cada uno tiene un lugar en la familia de Dios padre y madre.
Este lugar coincide con el de nuestra familia, pero es totalmente vocacional.
El lugar que tenemos como hijos de Dios es el que se refiere a nuestra vocación respecto a todos los que nos rodean y no solo a algunos.
Y esta es la gran diferencia.
Primero es esta familia y segundo la particular, la familia chica.

Sepamos ver entonces esta diferencia y valorar a la gente principalmente según esta segunda familia.
Me gusta 0
CARMEN S CARMEN S
el 3/8/12
DESEO deqscubrir tu voludintad lo bien que ha ido .haciendoq DIOS las cosas en mi vida que mi respuesta sea sincera .
Me gusta 0
Gustavo Gustavo
el 4/8/12
Rafael, todo se puede realmente.
A mi me ayudó muchísimo empezar a ayunar, si le pedís a Dios esta gracia, te ayudará a ser fuerte, comprobalo de a poco.El ayuno te ayuda a desprenderte de las cosas y a dominar los sentidos.
Gustavo
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.