Comentario al Evangelio del

M.E.

Nosotros, como los discípulos, a veces no entendemos, y necesitamos de la intimidad del maestro para que poco a poco se vaya abriendo nuestro corazón y nuestra mente.

El lenguaje de las parábolas es sencillo, directo, llega a todos, y aún así, cuantas veces necesitamos de otra explicación; pero la paciencia de nuestro Dios es infinita, así nos los recuerda Pedro: “La paciencia de nuestro Dios es nuestra salvación” pero seguimos sin entender, y es que nuestro corazón y nuestra mente andan enredados en demasiadas cosas, si, cosas importantes porque no, nuestra casa, nuestra familia nuestro trabajo, y eso es bueno, es la vida que se nos regala, pero todo esto tiene que hacerse bloque común con ese espacio intimo de relación con Dios, hacer de cada parcela de nuestra vida un todo que marca un estilo de vida, un estilo de relación.

Desde ese todo, invadido por Dios, podemos entender las cosas que pasan a nuestro alrededor, sólo así dejamos cabida a un corazón que cada vez se hace más grande y da cabida al otro; sólo así los oídos quedan ágiles a la escucha, sólo así los ojos ven con luz nueva. Es difícil entender este pasaje del Evangelio, parecen palabras duras las de Jesús, cuando nos dice que al que no tiene se le quitará, hasta lo que no tiene; yo en una segunda lectura llego a entender, que todo el mundo está repleto de semillas.  El profeta Jeremías usará palabras bonitas para dar palabra a esta idea: “yo os conduje a un país de huertos” “Israel, primicia de su cosecha”. Pero es el hombre quien se compromete con su respuesta, es quien tiene la llave para el cambio, Dios necesita de nuestra colaboración, y una colaboración desde lo pequeño y sencillo, desde el cada día, que nos toca vivir. Para terminar le pedimos al Señor que nos aumente la fe, que no necesitemos de signos ni prodigios, que nuestros ojos y nuestros oídos se fíen, viviendo confiados en que las promesas de nuestro Dios se cumplen.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Gustavo
Gustavo

el 26/7/12
Todos los días leemos el evangelio, porque es el pan de cada dia.
Existió el hijo de Dios en la tierra, Jesús y nos alegramos de haberlo conocido a través de sus vivencias relatadas por los apóstoles.
Somos dichosos los que lo conocemos y nos apena que haya tanta gente que ni noticias de lo que encierran los evangelios
Me gusta 0
CARMEN S.
CARMEN S.

el 26/7/12
LA semilla que plantaste en mi vida parqa que de fruto necesito que me aumentes la fe gracias por tu paciencia DIOSmio y nuestro
Me gusta 0
Juan Ji
Juan Ji

el 26/7/12
Me parece que el comentario no se corresponde con el Evangelio de hoy.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.