Comentario al Evangelio del

Luis Manuel Suárez, claretiano

Queridos amigos y amigas:

¿Cuándo ha sido la última vez que has estado cansado?

Quizá la vida, que a veces trae demasiadas cosas a la vez, ante las que responder.
Puede ser por alguna contrariedad, porque esperabas que algo sucediera, y no pasó, o bien ocurrió algo que no entraba en tus planes. Y te quedaste desconcertado.

Tal vez por algún cambio por el que habías trabajado duro, y finalmente no llegó a producirse, ni hay perspectivas de que se dé.

Quizá el desgaste de una temporada… o la desilusión por alguna persona.
En cualquiera de esas situaciones, el Señor viene a nuestro encuentro y nos dices: “Venid a mí”. Venid los cansados, los deprimidos, los olvidados, los que están de vuelta, los agobiados, los que no pueden más, los que sufren, los angustiados en el presente, los que no ven el futuro… “Y yo os aliviaré”.

Jesús no hace el truco de evitar nuestros males, pero nos da la magia de sobrellevarlos. Su sola presencia conforta, anima, alienta. Uno se contagia de la humildad de su corazón y con ello todo se sobrelleva mejor, a la espera de que, cuando Dios quiera, nos llegue el alivio.

Gracias, Señor,
por tu presencia que es aliento.
Tu presencia resucitada,
pasada por la cruz
y capaz de traspasar todas las noches.
Confío en Ti.

Vuestro hermano en la fe:
Luis Manuel Suárez, claretiano (luismanuel@claretianos.es)

Comentarios

Deja tu mensaje:

Ángel
Ángel

el 19/7/12
Cansado de todo lo que te alinea, de todo lo que te impide engancharte a la vida, cansado de tus esfuerzos por salir de esos pecados que por frecuentes han llegado a convertirse en propios, cansado de esa vida tibia que te anonada y no logras dejar, cansado de esa falta de vigor espiritual para ser cumplidor con tus tiempos, cansado... pero ahí está esperándonos Jesús, para darnos junto al Padre y al Divino Espíritu la gracia necesaria para engancharnos a la vida del espíritu, para que nuestro corazón vuelva a sonreir llenándose de virtudes divinas plenificadoras. Que Dios Uno y Trino reine en vuestros corazones.
Me gusta 1
vilmam
vilmam

el 19/7/12
q hermosa oracion CUANDO DIOS QUIERA NOS LLEGUE EL ALIVIO pero q dificil se nos hace aceptar, q es cuando EL quiera y no cuando yo quiera. AMEN





Me gusta 1
Gustavo
Gustavo

el 19/7/12
De qué manera tenemos una carga liviana en la vida?
Si seguimos a la verdad y no a los que nos rodean.
Puedo estar en contra de todos, pero elijo seguir a la verdad.
Así mi conciencia se hace más liviana.

Gustavo
Me gusta 1
Gustavo
Gustavo

el 19/7/12
Angel, la salida a los pecados está en el ayuno junto a la oración, yo lo comprobé y es increible.
Probá de no hacer una comida al principio, luego probá de no hacer dos comidas y por último hace un ayuno de un día entero.
Lográs lo imposible.
Gustavo
Me gusta 0
Elvia Rosa B
Elvia Rosa B

el 19/7/12
Las lecturas de hoy nos invitan a creer y a glorificar a Dios con fe y confianza asi pues hermanos que
Creer en Dios es la plenitud de nuestra dignidad es por esto que sin él no habrá nada que de sentido a nuestra vida
Me gusta 1
katiuska
katiuska

el 19/7/12
CUANDO ESTEMOS cansados y agobiados porque nuestras preocupaciones ,nos invaden y no podamos con la rutina,y queremos llegar a la meta , y teniendola cerca la veamos tan lejos.estonces acudamos al que todo lo puede que nos esta esperando y nos dice VENID A MI QUE YO OS ALIVIARE PORQUE MI YUGO ES SUAVE Y MI CARGA LLEBADERA.
Me gusta 1
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.