Comentario al Evangelio del

Luis Manuel Suarez, cmf

¿Eres de los que le gustan las novedades o de los que prefiere las cosas de siempre?
Hoy Mateo nos habla de lo nuevo y de lo viejo. En otro pasaje de su Evangelio habla de lo bueno que es sacar de la alforja cosas del pasado, porque sostienen el presente, a la vez que cosas nuevas, porque alientan el futuro.

En cambio hoy parece apostar más por lo nuevo. En realidad, nos está hablando de el que es “Nuevo”: Jesucristo. Él es el hombre nuevo, el que renueva todo lo caduco que se había ido pegando a la humanidad a lo largo de los siglos... y que sigue amenazando a cada generación y a cada corazón: vivir desde el egoísmo, despreciar al prójimo, cerrarse a Dios. Jesús es nuevo, siendo lo que siempre soñó Dios: abierto al Padre, acogedor del otro, corazón despierto.

Por eso, cuando Jesús entra en la vida, ya no es tiempo de componendas. Como queramos seguir con las viejas costumbres, acabarán reventando, como hace el vino nuevo con los odres viejos. Jesús reventó los odres del judaísmo. Y Jesús sigue reventando los antiguos hábitos de “mujeres y hombres viejos”... siempre que le dejemos entrar.

Señor Jesús:
te confieso como Dios nuevo y hombre nuevo.
Renueva mi vida, para que yo también sea nuevo.
Dale la vuelta a lo que en mí está al revés,
para ponerlo de nuevo como Dios lo pensó en el principio.
Renueva nuestro mundo, para que sea hogar de todos.
Y renueva tu Iglesia,
para que aliente y sirva al mundo nuevo que nos tienes preparado.
Amén.


Vuestro hermano en la fe:
Luis Manuel Suárez, claretiano (luismanuel@claretianos.es)

Comentarios

Deja tu mensaje:

soledad
soledad

el 7/7/12
simplemente agradecerle por su comentario, profundo, corto y muy claro.
que nuestro padre del cielo le siga iluminando para guiar a otros corazones que aman al señor.
Me gusta 1
soledad
soledad

el 7/7/12
simplemente agradecerle por su comentario, profundo, corto y muy claro.
que nuestro padre del cielo le siga iluminando para guiar a otros corazones que aman al señor.
Me gusta 1
Gustavo
Gustavo

el 7/7/12
La vida nueva es la de la alegría de sufrir por el hermano.
Jesús es la persona que hizo el ayuno más largo que conozco, en el desierto, logró gracias al extenso ayuno vencer al demonio.
No pensemos que la vida nueva es llenarse la panza y disfrutar, todo lo contrario, es elegir el camino de la pasión por la verdad.
Cristo mismo es el mejor ejemplo de que la vida nueva es el dolor más grande que podemos experimentar, dejarlo todo por seguir la voluntad del padre.
Dios es el padre más exigente que existe.
Desde argentina
Gustavo
Me gusta 1
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.