Comentario al Evangelio del

Carlos Latorre

El Salmo primero del salterio ha inmortalizado los dos caminos; en ellos se simbolizan dos tipos de conducta humana.

En este Salmo el árbol bien regado demuestra la consistencia y felicidad del justo cargado de frutos, frente a la inconsistencia de la paja que lleva el viento, símbolo del hombre vacío de Dios.

Jesús, Maestro de vida, nos instruye sobre los dos caminos que se abren ante cada uno de nosotros: ancho y espacioso el camino que lleva a la ruina, mientras que el camino que lleva a la vida, tiene estrecha la entrada y no es nada fácil caminar por él.
Jesús no nos engaña frente a lo que nos espera si queremos ir en pos de Él. No promete camino de rosas y alfombra de placeres, sino angosturas, dudas y esfuerzo continuo. Con razón se dice que ser cristiano es algo maravilloso, pero qué difícil es serlo de verdad.

Me decía un muchacho:

-Padre, ¿por qué es tan difícil ser cristiano?

-Porque ser cristiano es calidad. Y la calidad sólo se consigue con esfuerzo.

Estamos en plenos mundiales de fútbol y hay que ver lo que se invierte en esfuerzo y en dinero para tener un buen espectáculo. Cuando estaba en el seminario nos visitó un jugador de fútbol de primera división, hermano de un compañero de comunidad. Fue todo un acontecimiento. Casi no nos podíamos creer la cantidad de controles que aquel joven tenía fuera del campo, en la rutina de la vida, de noche y de día. Le seguían a todos lados. Le exigían una disciplina férrea. ¿Por qué? Porque tenía que estar en forma en el campo el día del partido.

La lectura primera del libro de los Reyes nos presenta a Ezequías que siente la tentación del camino fácil, la propuesta del rey de Asiria, que era el poder político y militar dominante en aquella época. Lo más conveniente, visto de tejas para abajo, era arrimarse a él, aunque fuera a costa de poner en peligro la fe de Israel. Dios escuchará la oración de este hombre atribulado y le librará del peligro. Este “juicio” sobre los acontecimientos que aplastan al creyente vuelve una y otra vez a lo largo de la historia. ¿Dónde estaba Dios? se preguntaba hace pocos días el papa Benedicto XVI en Auschwitz. ¿Dónde está Dios? Se preguntaban hace unos meses las víctimas del tsunami. La tentación del abandono del camino de Dios es a veces insoportable para nuestra condición humana. Sólo la oración humilde y confiada sostiene al creyente en el camino estrecho que lleva a la vida.

Comentarios

Deja tu mensaje:

jose manuel
jose manuel

el 26/6/12
Hermanos. Gracias a vuestra oración he conseguido trabajo. Alabado seas, Señor.
Me gusta 0
benjmo
benjmo

el 26/6/12
Me da la impresión, por lo que dicen, que son comentarios viejos, de hace varios años. ¿Cuál tsunami, cuál campeonato del mundo de fut bol?
Me gusta 0
angeles
angeles

el 26/6/12
muchas gracias. Lo utilizaré para la celebración de la Palabra de esta tarde. QUE EL SEÑOR LE BENDIGA.
Me gusta 0
Gustavo
Gustavo

el 26/6/12
1-No dar las cosas sagradas a los cerdos
es decir , de ningún modo podemos compartir la intimidad con los demás, porque es lo más valioso que poseemos, nuestros problemas de pareja, los resolvemos según nuestra conciencia.
Si el que tenemos al lado es un violento, no podemos entrar tampoco en su violencia, ( esto sería al revés de lo que dije antes) lo respetamos como persona, pero no compartimos sus hábitos violentos.
2-Siempre me imagino que el que tengo al lado soy yo mismo y entonces es como que me estoy tratando a mi mismo y actúo ayudándome lo más posible ( todo lo que deseen de los demás háganlo con ellos)
3-la puerta angosta es: 1ro-sufrir por mi mismo ( es decir por defender mi pureza, respetar mis promesas, respetar mi tiempo de rezo) 2do-sufrir por el bien de los » ver comentario
Me gusta 0
felias
felias

el 26/6/12
Sólo la oración humilde y confiada sostiene al creyente en el camino estrecho que lleva a la vida. Rescato esa ultima parte, muy real y muy espiritual.
gracias Carlos Latorre.

Me gusta 0
MKATIA
MKATIA

el 26/6/12
Confiad siempre en nuestro señor, os aseguro que nunca nos abandona, aunque el camino sea muy estrecho, pero siempre está con nosotros, para guiarnos, para apoyarnos, con Él nunca tendremos sed ni hambre. LA PAZ SEA CON TODOS VOSOTROS.
Me gusta 0
margarita
margarita

el 26/6/12
Siempre nos ha gustado lo bueno y lo mas fácil; es hora de bajarnos de las nubes; y entender lo que dice la palabra de Dios; lo que me dice, y a que me comprometo. Gracias por sus comentarios, tomo lo que me sirve y dejo lo que no. Bendiciones
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.