Comentario al Evangelio del

Carlos Latorre, cmf

La presencia del Hijo de Dios en el mundo sólo tiene un motivo: el amor excesivo de Dios Padre. Por eso la misión de Jesús  no es condenar, sino salvar; no es crear oscuridad, sino iluminar. Lo único que se le pide al ser humano es aceptar el amor que Dios le muestra, acoger al Espíritu que ilumina y salva,  “dejarse amar”.

La raíz de la incredulidad es preferir la tiniebla a la luz para no verse acusado por las malas obras. Aquí tocamos la raíz de la increencia que nos envuelve y que solamente podemos superar con una dosis de más amor. Podemos discutir de todo lo pasado, lo presente y lo futuro, pero sólo ante un gesto de amor la presencia de Dios se hace viva.

Cerca de la parroquia donde vivo hay un comedor que atienden las Hermanas Siervas de Jesús. Debido a la situación tan difícil  que se está viviendo en España, en este comedor suelen comer más de 400 personas cada día,.  Este comedor social nos da oportunidad a nosotros cristianos de dar testimonio de nuestra fe en un Dios que es Padre de todos. El otro día un hombre de los habituales al comedor –la gran mayoría son hombres- le decía a la Hermana que le servía:

-“Hermana, ahora sé que Dios también se acuerda de mí y me quiere”.

-“¿Y cómo lo sabes?”, le pregunta la Hermana.

-“Porque Usted me da de comer”, le respondió el hombre con toda sencillez y convicción.

Antes de terminar quiero hacer una breve referencia al texto de los Hechos de los Apóstoles. Asombra la arbitrariedad con que son apresados los apóstoles y el coraje con que se exponen a nuevos castigos.  Pero cuando Dios quiere que algo vaya adelante, toda oposición humana se vuelve ridícula. El avance del evangelio es imparable. Cuanto  mayores son las dificultades, más evidentes se hacen la presencia de Dios y la fuerza del Espíritu Santo, que confirman las palabras de los apóstoles.

Comentarios
MARTHA C. MARTHA C.
el 18/4/12
Los que hacen lo malo, lo que no le agrada al Señor, viven en oscuridad para no verse acusados por sus malas obras. El que vive en la luz, hace todo lo bueno, lo que le agrada al Señor.

ÉL está cerca de los que le invocan en sus angustias y los salva, si en Él confían.
Me gusta 0
gustavo gustavo
el 18/4/12
Jesús pòne de relieve en este pasaje del evangelio como en otros LA VERDAD. Gandhi quien ha sacado su filosofía de no-violencia de Cristo y no de los maestros indúes, se refiere a Dios como "La Verdad". Nosotros los cristianos decimos que Dios es amor y no tanto que es "La Verdad". Dios es las dos cosas amor y verdad. Ser conciente de la verdad es la tarea que debería ocupar nuestro tiempo y nuestra respiración. Desde Argentina. Gustavo
Me gusta 0
vicente condori vicente condori
el 18/4/12
A veces pensamos que la propuesta del amor cristiano es un conjunto de principios éticos que nos ayudan a vivir en comunidad:pero no lo hemos asumido como un proyecto de vida que nos exige una conversión total y una preferencia por los más débiles de nuestra sociedad. Dios es amor y su deseo más profundo es salvar a la humanidad a través de su Hijo que vino a traernos la luz. La salvación consiste en acoger las acciones de la luz y rechazar las "tinieblas" símbolo del pecado. Los que hemos asumido la luz de Cristo tenemos la obligación de ser testigos de la luz siendo más solidarios y compasivos del dolor ajeno.
Me gusta 0
U.SALDAÑA.M U.SALDAÑA.M
el 19/4/12
He 5, 17-26. : Este enfrentamiento de los apóstoles con los gobernantes de su pueblo ¿será el mismo que se ve en muchos países cuando la Iglesia denuncia los atropellos a los derechos humanos? /// Muchos cristianos dicen: no es la misma cosa pues entonces los apóstoles eran perseguidos por predicar a Jesús. En cambio ahora, sólo se castiga a los cristianos polìticos, pero no es evidente. /// En tiempo de Jesús el pueblo judío era un pueblo dominado y a la vez dividido. Jesús habló como hombre totalmente libre, enseñando un camino de liberación que hoy se llamaría "acción no violenta" y las autoridaes lo eliminaron para defender la seguridad de la nación (Jn 12,48) y su propia política. Para los discípulos de Jesús, convertirse significaba reconocoer su comp » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.