Comentario al Evangelio del

Carlos Latorre, cmf

Cuando se redactó este evangelio existía una fuerte polémica entre la comunidad de los cristianos y el grupo de los fariseos. Esto hizo que aparecieran en el texto unos avisos que van más allá de las circunstancias históricas. Estos avisos nos vienen también hoy como anillo al dedo. La autocrítica siempre es un desafío; sin querer queriendo solemos dejar en el tintero lo que más  nos molesta.

Así podemos preguntarnos también ahora:

  • Los letrados y los fariseos no hacen lo que dicen, ¿y nosotros?
  • Cargan fardos pesados a la espalda de los demás, ¿y nosotros?
  • Todo lo hacen para llamar la atención  y que los alaben, ¿y nosotros?
  • Les gusta ocupar los primeros puestos, ¿y nosotros?
  • Usan los títulos de maestro y padre para estar por encima de los demás, ¿y nosotros?
  • Dice el salmo: ¿Por qué recitas mis preceptos… y te echas a la espalda mis mandatos?


Para acercarnos a Dios en esta Cuaresma el profeta nos ha dicho en la primera lectura: “aprended a obrar bien, buscad la justicia, defended al oprimido, sed abogados del huérfano, defensores de la viuda”. Aquí está el camino que nos lleva hasta la verdad de Dios.

“El que sirve y ayuda a los pobres nunca se equivoca en el camino de Dios”, decía con mucha convicción una anciana que ha vivido los duros años de la emigración, cuando los españoles tenían que salir hacia Europa para buscar un futuro. Aquí vivió en carne propia la palabra de Jesús “no sólo de pan vive el hombre”. Su gran corazón y su caridad cristiana le hizo descubrir y ayudar a muchos compatriotas metidos en graves problemas de salud y de abandono.

Comentarios

Deja tu mensaje:

nuevafuria
nuevafuria

el 6/3/12
Este evangelio, me ha tocado profundamente. Por que junto con el comentario, ha conseguido que me mire verdaderamente a lo mas profundo del alma, ese lugar inaccesible para todos menos para uno, el que todo lo sabe.Los letrados y los fariseos no hacen lo que dicen, ¿y nosotros?
Cargan fardos pesados a la espalda de los demás, ¿y nosotros?
Todo lo hacen para llamar la atención y que los alaben, ¿y nosotros?
Les gusta ocupar los primeros puestos, ¿y nosotros?
Usan los títulos de maestro y padre para estar por encima de los demás, ¿y nosotros?
Dice el salmo: ¿Por qué recitas mis preceptos… y te echas a la espalda mis mandato desde la humildad pido a Dios que ablande mi corazon y me hayude a ser digno de sus mandatos, y desde mi pequeñez os pido hermanos que hagais lo mismo » ver comentario
Me gusta 0
MARTHA C.
MARTHA C.

el 6/3/12
No hagamos nada con el único fin de ser vistos y aplaudidos por los demás, pues Dios lo sabe todo y eso nos basta.

Que el servicio y el amor sean nuestra humilde forma de actuar y que JESÚS sea quien nos guíe siempre.
Me gusta 0
gustavo
gustavo

el 6/3/12
que grande este evangelio!!
Dios quiere que estén estos falsos maestros donde están y merecen respeto, es nuestro deber rezar por ellos, Cada persona tiene un don, y uselo bien o mal, merece respeto, pero no consentir su error.
El lugar de los maestros de la ley lo ocupan actualmente los curas y religiosos que te dicen se puro pero al mismo tiempo te aconsejan usar preservativo, que te hablan del ayuno pero no son capaces de ayunar dos días seguidos, que hablan de pobreza y en sus iglesias están los de clase media alta y los realmente pobres no participan.
La mentira está instalada en la iglesia de hoy porque le falta el oficio real del ejercicio de la caridad que no es teórico, sino práctico.
LA HUMILDAD nos propone este evangelio, sólo pensar que soy más que el hermano es u » ver comentario
Me gusta 0
vicente condori
vicente condori

el 6/3/12
Los discípulos de Jesús, deben caracterizarse por su testimonio de vida, por la coherencia entre lo que enseñan y lo que viven, por una auténtica actitud de humildad y sencillez, por el servicio generoso, desinteresado, auténtico y comprometido. Hagamos siempre el bien sin mirar a quién, sin esperar recompensa alguna. Sólo por el hecho de agradar a Dios y ayudar al prójimo.
Me gusta 0
Ángel
Ángel

el 6/3/12
Tres son las notas distintivas del maestrazgo al que estamos llamados los cristianos poner los ojos en Dios, el servicio y la humildad. Que sean las notas distintivas en esta Cuaresma en nuestro diario devenir.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.